ATENTADO CONTRA ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez

¿Pretende usted atentar contra la vida del presidente de los Estados Unidos de América? Algo parecido te preguntan en ese simple, pero eficaz cuestionario, que te hacen firmar antes de pisar suelo americano.

No buscan proteger al presidente, como todos entendemos, sino a su nación. La vida del presidente es la vida de los Estados Unidos de América y en ella está depositada la confianza del pueblo americano, les caiga mejor o peor, le hayan votado o no. Porque nadie va a permitir que atenten contra su vida que es la de la nación, que son ellos mismos. Unas veces será republicano, demócrata otras, pero siempre americano, será América.

America first no es un eslogan inventado temporalmente en una campaña, sino que la idea de Trump está no solo en el alma americana, sino en la de los miembros  de todas las naciones, y digo todas menos una: España.

Amar a tu nación no va contra nadie, ni significa excluir a otros de tu nacionalidad o amistad, es luchar por hacerla cada día más grande y participativa, más admirada y querida.

En el mundo militar se consagra el soldado al servicio mediante el juramento a la bandera; hasta que no juras no eres soldado, algo que no ocurre con los que asumen la enorme responsabilidad de formar parte de las instituciones del Estado: Judicial, Ejecutivo y Legislativo.

Juran o prometen su cargo para después reírse en nuestra cara, cambiar la ley a su gusto, salir indultados, manipular datos, muerto arriba muerto abajo, utilizar a la Institución del honor, la Guardia Civil, para vigilar(nos) con el descaro de decirlo públicamente (general Santiago), hundir Madrid y sembrar el odio entre españoles resucitando la Guerra Civil y profanando tumbas.

¿Se dan cuenta  de que han echado (ya) al Rey de España? ¿Emérito). Esperen y verán. Lo han echado sin más, lo pinten como lo pinten.

¿Pretende usted atentar contra la vida del presidente de los Estados Unidos de América? No es mala la pregunta.

En España debería preguntarse antes de coger el acta de Diputado. Aunque a «estos» ningún juramento o promesa los ata.

El presidente del Congreso, con solemnidad: ¿Pretende usted con su actuación atentar contra la vida de España y la convivencia de los españoles? No hace falta que contesten.

Porque eso es lo que están haciendo.

Eso, al menos, mientras no se ilegalice a los que, acuciados por el Partido Socialista del señor Zapatero, miembros del Tribunal Constitucional, legalizaron, en contra de la sentencia del Supremo, a partidos afines a la ETA. Gracias a esas franquicias del terrorismo hoy gobierna quien lo hace. Desde luego no lo hace desde «primero España, después España y siempre España». Le importa un pimiento España.

La Moncloa convertida en una casa de intrigas.

«Miré los muros de la Patria mía…».

Al mirar ya no me cabe duda: alguien pretende atentar contra España. ¿O el atentado ya está hecho?

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

1 diciembre 2020

 

¡SE SIENTEN COÑO! General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

¡Se sienten coño! Retumbaron en el hemiciclo, como una ráfaga, las palabras del ministro de Justicia: <<España se encuentra en una crisis constituyente>>.

Estamos al límite. Todos lo saben y nadie reacciona. Se han cometido atropellos en casi todas las instituciones. No debemos bajar la guardia porque se acercan tiempos de preocupación -sin ocupación- y deterioro generalizado. <<Mientras peor, mejor>> será el lema de millones dispuestos a todo. En cuanto vean que pueden perder esta opción única que ahora tienen, arderá la calle.

Si el Partido Socialista, o esto que el señor Sánchez preside, les ha querido engañar con lo de <<el enemigo al ombligo>> para mantenerse en su inútil vanidad, el resultado es poner al lobo a pastorear el rebaño. Quizá ya no queden ovejas, sino un rebaño de lobos. Eso significa comerse al pastor, que se lo han comido después de matar (anular/domesticar es más exacto) al perro guardián.

Lo acaba de proclamar el ministro de Justicia: <<Crisis constituyente- Debate Constituyente>>. El mensaje ¿iba para Ezquerra Republicana de Cataluña (ERC)? No; iba para todos.  Pocos se han enterado. Tranquilizador.

Pasado el trueno, la tormenta ya no volverá a anunciarse. Como si nada hubiese ocurrido. No lo olviden: Crisis Constituyente. Caerá como un rayo, sin avisar.

Hay dos cosas que esta proclama encierra: qué quiere decir y qué ha querido decir el ministro de la Justicia. Estamos ante ¿qué? No es difícil el acertijo. Por sus obras los conoceréis. Sabemos ante quién. De lo que se deduce la maniobra probable y peligrosa.

En román paladino: nos la están colando, si no nos la han colado ya. Creo que es la declaración más grave oída en el Congreso de los Diputados en la democracia. Suena como aquel: ¡Se sienten coño!, pero sin tricornio, sino con la Justicia del ministro del Gobierno, juez y parte.

No…, que no quiso decir eso, sino lo otro. ¡Ya! Sin ráfaga. Las ideologías tienen mayor capacidad de penetración que las balas.

Está claro. A por la Corona. El caso es que caiga la Monarquía. ¡Viva la III! A por la Guardia Civil, que esperemos hayan mordido en hueso. A por la Justicia, Constitucional, Fiscalía General, Supremo, palo y tentetieso a quien se menee fuera de la raya que yo marque. Los míos a un lado, los otros al otro lado. A por Ciudadanos que está flaquita y necesita un reconstituyente. Y, por supuesto, a por los Consejos de Administración. Que no se escriba una letra, se dé una noticia, se use una red social sin que sea censurada por el ministerio de la Presidencia (que los vigile el CNI ).

La nación de naciones. En definitiva: a por la Constitución. A por España, al federalismo, al separatismo, ahora que viene la pandemia del hambre y la desesperación.

La gravedad de este ¡se sienten coño! es que no venía de ninguno de los activistas de barrio que pueblan el Congreso, alguno ministro, sino de un jurista importante ahora metido a político. Es decir un leído y entendido que sabe lo que dice y por qué lo dice. Autor intelectual.

De una gravedad extrema. Las posteriores explicaciones son baldías. Por sus obras los conoceréis.

Las obras que vemos son las que son. Todo está en revisión y hay un ataque encubierto a España. Empezando por el modelo de Estado y por su Constitución. Para terminar (de acabar) con España.

Juan Carlos Campo Moreno. Ministro de Justicia. Magistrado. Fue y lo soltó.: <<Un debate constituyente abierto>>. Sonó como aquel ¡Se sienten coño!

Porque -y esta es la clave- en el Parlamento español han entrado los que tienen a España como enemigo. Arderá la calle.

¡Al suelo todo el mundo!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

15 junio 2020

Blog: generaldavila.com