ARCHIVOS MILITARES, INVESTIGACIÓN Y SECRETOS Rafael Dávila Álvarez

Pocas o ninguna facilidad. Y se lo dice quien es del gremio y ahora se dedica a las tareas de investigación. El verano pasado pedí unos documentos a cierto Archivo Intermedio Militar y alguien (militar por supuesto) me contestó ¡Uy! Tendrá que esperar más de un mes, porque me voy de vacaciones. Así fue. Nadie; todos de ¡¡¡de vacaciones!!! A la vuelta (dos meses de espera) conseguí la documentación, evidentemente previo pago de su importe, (fotocopias, según lo oficialmente estipulado, muy caras para ser un servicio público).

Más tarde, recientemente, he acudido a otro Archivo Militar, más importante, en búsqueda de documentación algo más sensible, pero histórica, quiero decir que nada como para hacer que tiemblen los cimientos del Estado. Cómo ha sido la petición no es necesario explicarlo: siguiendo el rígido protocolo que exigen, con lógica, estos centros custodios de la historia militar, es decir de España.

Después de cierto tiempo, más del esperado, creo que sin aparente razón, la respuesta ha sido: <<Secreto de Estado>>, es decir, en román paladino, que no tengo acceso a ellos y que están bajo la protección de la Ley de Secretos Oficiales, que por cierto debe ser de las pocas <<leyes democráticas (Ley de abril de 1968)>> que no se modifican porque a nadie le interesa. No hay un tiempo para desclasificar sino que se hace a gusto del gobernante de turno. Las campañas de El Gran Capitán puede que estén protegidas por ese <<secreto de Estado>>.

¿A ningún partido le interesa desclasificar los asuntos del pasado? Les aseguro que hay algunos que jamás saldrán a la luz y que la hoguera de la Inquisición ya ha pasado por ellos. Espero tener la oportunidad de demostrárselo en algún momento.

En fin, resulta que no me doy por vencido y comienzo una búsqueda metódica y casi policial por internet rastreando esos papeles. Pues sí:¡los encuentro! Ahí están. ¡Qué razón tenía mi maestro de niño!: <<Solo tenéis que aprender a saber buscar>>.

En todo este proceso me entero del rígido control que ha establecido el ministerio de Defensa sobre los Archivos Militares –especialmente en algunos-, quién y quiénes piden información y sobre qué temas, como si quisieran saber el nombre de cada ratón que se alimenta de sus papeles o temiesen que alguna verdad, poco agradable para alguno, saliese al aire. He pensado, pero esto de manera infundada, que la Ley de Memoria Histórica está detrás.

Como sigo la norma ora et labora he insistido y recalcitrante acudo a otro Archivo Intermedio para un tema menor. Afectado por el Covid. Cierra las puertas hasta para informar.

Siento contar todas estas cosas, pero algo me llega de la existencia de un cierto temor a los Archivos, y cuando eso ocurre no indica nada bueno.

Estoy aún pendiente de más peticiones a otros archivos militares. Con esto de la pandemia nadie parece haber caído en el parón investigador.

Desconozco en qué situación se encuentra el proceso de digitalización de los Archivos Militares, como se desconoce casi todo lo militar que cae en manos de la Subsecretaría de Defensa o cosa así. Es un tema de urgencia al que no debe ponérsele trabas administrativas. Cada vez estoy más convencido de las trabas ideológicas.

Quien teme a la historia no es digno de formar parte de ella. Quien teme a la verdad es que no es digno de ella.

Rígido control sobre los papeles. La historia la escribe y reescribe quien gobierna.

Mal futuro tiene una democracia que esconde su pasado, lo oculta y, lo que es más grave, lo cambia a gusto del consumidor con vistas a su relato y los resultados de las urnas. Llego a la conclusión de que en la reciente historia hay mucho que  esconder por una y otra parte.

Nos quieren colar la ampliación de una ley inquisitorial continuación de la ya aprobada, con indecencia y alevosía, con lo que este servidor de ustedes pasará a ser quemado en la hoguera.

Mientras eso llega, que será temprano, al amanecer, lo que busco aparecerá. Se trata de saber buscar, insistía mi buen maestro de escuela. Tenía razón. Les iré dando cuenta de lo que busco y encuentro.

Pronto empezarán las ejecuciones en la Plaza Mayor. Autos de fe. Seguiré impertérrito, buscando papeles y cuando llegue la hora dirán: «Tiene más orgullo que don Rodrigo en la horca»

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

7 julio 2020 ¡Viva San Fermín!

AUNQUE SOLO SEA POR NO DARLE GUSTO A LA DERECHA… PRONTO HABRÁ ELECCIONES Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Hay personas extrañas que no son lo que parecen, pero siempre están intentando parecer lo que no son. En román paladino: el cargo les viene grande; desde el más pequeño de los cargos, siempre grande. Por razones desconocidas, para nosotros, aparecen en primera fila de la política -las artes de la verdad no se lo permiten, que si no también- y parecen algo que no son, pero pasa el tiempo y es tal el repugnante halago a su alrededor, tantos asesores melifluos, que llegan a creerse superiores al resto de los mortales. Descubren cuantas limitaciones tienen los vulgares humanos y en cambió ellos se ven grandes por la inteligencia que atesoran. Cogen la linde y ya no la sueltan.

Pero deben andar con cuidado, porque de repente, un descuido, descubre lo que no son, o dicho de otra manera, lo que son: nada. Ni toreros, ni cazadores, más quisieran, ni siquiera casposos. Nada. Solo mirarse a un espejo: Espejito, espejito, dime…

José Luis Ábalos, comunista, socialista, y ahora ministro de Fomento, fomenta la igualdad, convivencia y respeto a la democracia. El fomentador ministro de Fomento ha dicho:

<<Aunque solo sea por no darle gusto a la derecha, Sánchez no convocará elecciones>>. Parece que le cuesta hablar, pero cuando lo hace lo dice todo. Sin querer queriendo acaba desnudándose impúdicamente ante todos.

Esto sí que es democracia. ¿Se creían ustedes que un ministro comunista, socialista,  era nada? Pues han acertado. A la hora de definir lo que es democracia, a la hora de ejercerla, es ejemplar: haremos lo que nos dé la real gana.  Para eso estamos aquí sin los votos de nadie. Con dos…

No sé si a ustedes les preocupan estas palabras, si les preocupa la democracia, pero lo que sí que está claro es que al ministro, ustedes, y ella, le importan un pito.

No se preocupen. Otra de sus virtudes es no dar una a derechas, como acaba de decir el fomentador ministro. Por tanto lo que ha querido decir, sin querer decirlo, es que habrá elecciones y pronto. Se les va a acabar el chollo. Ya les vamos cogiendo la medida.

El voto es salud, pero no para ellos. Les ha entrado el miedo.

Han puesto de moda aquello de que solo aciertan cuando rectifican. Esta rectificación, cuando la hagan, les va a costar cara. Pronto habrá elecciones.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

17 diciembre 2018

SI QUIERES ESTUDIAR EN ESPAÑOL VETE A MADRID (EL ESPAÑOL LENGUA GLOBAL) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

No hace muchos años, los suficientes, que la discriminación por razones de lengua se ha convertido en un grave problema en España. En unos sitios más que en otros. No es culpable ningún partido político en concreto, alguno más que otro, pero sí lo son todos, con una grave responsabilidad compartida. Es un viejo problema que ahora está tomando carices de extrema gravedad.

Fobia y persecución al que habla español en España. ¿Cómo se llama eso? No es algo nuevo, sino que se lleva gestando desde hace mucho tiempo en algunas autonomías con la complacencia de los gobiernos centrales de turno.

A comienzos de este siglo, hace ya dieciocho años, muchos militares ya sufríamos las consecuencias de la imposición del idioma y la consecuente falta de libertad. Por poner un ejemplo hablaré de las Baleares dónde por mi destino tuve que matricular a un hijo en la universidad y a otros dos en colegios de Palma. El resultado final fue que al universitario tuve que mandarlo a estudiar a Madrid ya que a pesar de matricularse en una carrera técnica nada entendía en las clases dadas todas en mallorquín. El colmo fue cuando llegaron los primeros exámenes y los repartieron en catalán. Las opciones nunca fueron las legales -recibir el examen en castellano- sino: si lo quieres en español vete a estudiar a Madrid. Las quejas o reclamaciones no hacían más que empeorar la situación… jamás aprobaría. Pues a Madrid con el consiguiente disgusto y gasto económico añadido.

En el colegio también hubo sus problemas, a pesar de ser religioso. Un día llegó mi hija llorando a casa. No era culpa de los compañeros de clase… sino de un profesor que la dijo algo irrepetible de… forastera. Las quejas aminoraron la presión logrando un cambio de clase y poco más. Lo que cuento que a mí me ocurrió es algo frecuente en el mundo militar.

La estancia allí no duró mucho y pude retornar al idioma de origen: el español, que a decir de don Camilo José Cela, «castellano» y «español» son rigurosamente sinónimos, y que la segunda denominación en cierto modo engloba a la primera y es algo más que el castellano en sus orígenes. ¿Por qué algunos españoles, con excesiva frecuencia, se avergüenzan de hablar el español y de llamarlo por su nombre, prefiriendo decirle castellano, que no es sino el generoso español que se habla en Castilla? 

EL ESPAÑOL LENGUA GLOBAL

Podría contar más cosas, pero por lo que leo y compruebo la situación es cada vez peor. Hoy mismo leemos que el gobierno Balear arrinconará aún más el español en la Administración autonómica. Ya estas navidades la emprendió con una campaña «I tu, jugues en català?» («¿Y tú, juegas en catalán?»), con el objetivo de fomentar el uso de la lengua catalana en el ámbito lúdico. Es decir dirigida a los niños. Es la clave y lo saben mientras el gobierno de España lo permite, consiente y hasta aprueba.

El señor Rajoy, presidente del Gobierno de España, ha presentado en el Museo Reina Sofía El español lengua global un ambicioso proyecto, que alabamos, para recuperar la importancia cultural, económica y lingüística de España en el mundo. La cultura española está en cualquier rincón del mundo, pero en estos momentos las cifras dicen que España lleva años perdiendo posiciones en su influencia cultural. Es necesario aportar medidas y dinero. Pero lo que parece un sinsentido es promocionar la lengua española como lengua global cuando en nuestra propia casa la política seguida con el idioma, y otras claves de lo español, es presuntamente delictiva. Vamos que no hay libertad para estudiar en español y en ocasiones para ser español.

¿El español lengua global? Se lo diré en román paladino, señor Rajoy: empiece por limpiar su casa.

Rajoy presentando: El español. Lengua global

«Tendremos que estar alerta para evitar que el español deje de ser la lengua común de los españoles, lo que sería un despropósito histórico e incluso político» (C.J.Cela).

Pues ya lo hemos logrado.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

“La Constitución no es ornamental. Las leyes se tienen que cumplir” (Felipe VI)

Blog: generaldavila.com

26 enero 2017