GUERRA EN ALSASUA. LA RECONQUISTA DE ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

España. Alsasua. España

Se han encendido muchas alarmas.

En Alsasua. El odio allí visto es el mismo que provocó cerca de mil asesinatos: ETA. Allí estaba oteando a su enemigo el carnicero de Mondragón, como si nada, como si él tuviese algo que decir. Salen de sus madrigueras.

No hay paz en España. Lo que vemos es una modalidad de la guerra, un preludio, un estado de ánimo, un comienzo, pero guerra. No se pusieron los medios en su momento para acabar con el odio. Nunca. Se admitió la derrota y se dio libertad al enemigo: suya fue la victoria. Preséntense y gobiernen. Manejen todo: la educación, la economía, la administración, la seguridad suya garantizada, la Guardia Civil poco a poco la retiraremos; todo, todo, t-o-d-o, para ustedes. Lo permitió el alto, el máximo, tribunal.

Apoyan al actual presidente del Gobierno de España para que lo sea y el presidente… se deja apoyar. Todo, T-o-d-o, todo, está arreglado.

Ayer, en Alsasua: ¿En que lado estaba el presidente del Gobierno y el Gobierno/PSOE? ¿Esto es el PSOE o simplemente el doctor Sánchez? ¿Con los proetarras y los independentistas? ¿Qué significa eso? ¿En manos de quienes estamos?

La respuesta a cada una de las preguntas es una muestra de la villanía con la que nos gobiernan.

Pero…

De Alsasua hay que sacar dos importantes conclusiones:

1.- Hasta ahora el enemigo ocupaba el terreno, físico e ideológico, sin que nadie se atreviera a plantar cara. Avanzaban sin resistencia. Se ha terminado. A partir de ahora que sepan que puede empezar la <<reconquista>>. ¡Basta! Ni el tañer de las campanas nos va a detener. No perdamos el tiempo y recobremos la España perdida. Esconderse de nada sirve.

2.- La calle se mueve. La España unida se mueve y hace ver que está harta de engaños y traiciones. Porque ayer en Alsasua los cobardes hacían plañir las campanas sin que nadie les oyese ni apoyase. Han sido derrotados. Se acabó el miedo a los cobardes. España ayer en Alsasua decía ¡basta!

Conviene que tome nota este Gobierno de España y recuerde que está donde está gracias a los que hacían tañer las campanas, los que apoyan este engaño con el que se busca partir España.

España empieza a decir: ¡Basta!

<<La paz no es la ausencia de guerra. Es una virtud, un estado de ánimo, una disposición para la benevolencia, la confianza y la justicia>>. Y eso, hoy por hoy, no existe en España, pero los que se creían vencedores e impositores de su dictatorial ideología empiezan a replegarse ante la verdad; que recupera la calle y recuperará la España perdida.

Se impone recuperar la España perdida. La reconquista ha empezado.

Debe ser un comienzo. Hay que tomar la calle, cada semana, en cada sitio, en Cataluña y el País Vasco, por la unidad de España, por España.

Hay que perder el miedo desde dentro y desde fuera. Perder el miedo a la violencia y también a la venganza de las administraciones. Manifestemos nuestra españolidad, sin miedo; y nuestra unidad.

De una vez por todas.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

5 noviembre 2018

España dinero y coherencia General de División (R.) Vicente Díaz de Villegas y Herrería

España es una Nación, un país de contrastes, con una posición geoestratégica, una historia, una cultura popular de vida, de gastronomía, de arte, de capacidad de trabajo, de alegría, de paisajes,  y todo atrae a los turistas,… que no vienen de los partidos políticos del actual modelo… En España, nuestra patria, la grandeza viene de la unidad no de la uniformidad de sus pobladores.

Somos Don Quijote soñador y Sancho Panza hombre práctico, metido a político en Barataria, somos Sol y Sombra de plazas de toros. Hay pocos matices.

Aún vivimos una herencia de paz y bienestar pero es preocupante la hipoteca de paz y economía que vamos a dejar a nuestros niños.

Las mentiras de la transición, para alcanzar la legitimidad heroica de los partidos, trajeron la falta de transparencia, que es la auténtica falta de libertad.

Después del latrocinio del Gobierno del Frente Popular llevándose el oro de España a Rusia y Méjico vino una recuperación peseta a peseta con trabajo y ahorro. Ahora los casos se multiplican, sin entrar a contabilizar cada Euro de Norte a Sur y de Este a Oeste,  las cifras de Euros “desviadas” por ERES, Formación, Puyolismo, Gurtel, Púnica, Tarjetas Black… a los partidos del arco parlamentario,…y sindicatos son enormes. No obstante, lo anterior es poco comparado a lo que cuestan las administraciones en cascada.

Un presidente del Gobierno de España no puede cobrar menos que un presidente de autonomía o que un alcalde y lo mismo ocurre con los ministros, consejeros y concejales. No es una mera cuestión de voluntades, medidas en nº de votos, sino de responsabilidades. Tampoco puede cobrar menos que un subdirector de empresa. Mientras está en el cargo cobre el Presidente como en una empresa y al terminar vuelva a su trabajo. Los complementos son una falta de transparencia y, ser portavoz no puede significar más dinero, tampoco presentar preguntas parlamentarias o formar parte de comisiones,… ¿para qué están los diputados y senadores?, ¿sobran algunos?

Tampoco debieran alcanzar cargos quienes no tienen una base de preparación para decidir responsablemente sobre lo que le presentan quienes han alcanzado un nivel en la administración partiendo de una oposición y una posterior experiencia.

Llegando a las fuentes del problema nos encontramos con unas macroorganizaciones que sin servir al conjunto de los españoles, hay que alimentar; y ahí están las cajas de resistencia, las puertas giratorias, las influencias, las becas… Las noticias diarias van confirmando día a día que la política en España es un negocio en metálico o en especie para los partidos y algunos de sus afiliados y familiares y amigos.

Recientemente se ha producido un gran tumulto medíático por la compra de un chalet. He conocido a varios Tenientes Generales del Ejercito, personas que sufrieron una oposición para entrar en la Academia General Militar; después a lo largo de más de 45 años fueron evaluados anualmente y fueron los hechos los que les llevaron a ser Tenientes Generales. Fueron responsables penal y administrativamente de las vidas de sus subordinados y del manejo de los fondos. Ninguno de ellos se podía haber comprado ese chalé con su soldada.

Otros individuos, sin preparación ni responsabilidad, alcanzan niveles de decisión estratégicos.

El Fondo monetario internacional sitúa la renta per cápita anual en España en el puesto 29 con 40.289 $ por detrás de Francia con 45.473 $. Como puede observarse la diferencia no es del simple al doble ni mucho menos.

Francia 2018: Salario mínimo interprofesional bruto mensual 1.498,47€ /35 horas semanales.

España 2018: Salario mínimo mensual 858,55/ (Prorrateo 12 pagas).

En Francia no existen las llamadas pensiones solidarias españolas  (solidarias=limitadas pero sólo para algunos…) de unos dos mil euros mensuales máximo ya libres de impuestos. En Francia la pensión está en función de la cotización.

No sabemos si en Francia, los diputados y senadores son tan caritativos, consigo mismos, como en España dónde bastan 7 años para la pensión máxima mientras los siervos de la gleba necesitan 15 años para recibir un 50% de su pensión. Además en España diputados y senadores tienen un plan de pensiones que se les regala.

En Francia las ayudas familiares se multiplican respecto a las españolas pej. 4 hijos 600€ al mes.

La responsabilidad de la cadena de Mando político, por acción u omisión, ante el gasto desaforado, el endeudamiento, el desfalco, las muertes por terrorismo, el crecimiento del secesionismo… no existe o se difumina; se trata pues de mangoneo más que de Mando. En el Ejército el Mando Militar es único y responsable que no es lo mismo que irresponsable.

Los Ejércitos de España han sido de pensamiento libre pero con una disciplina que es humildad de la razón y de la voluntad al servicio de España. El pensamiento general militar es único y está contenido en el Juramento o promesa de Servir a España dando la vida en su defensa. El modo diario de hacer es cariño y exigencia con quien tratamos y con lo que hacemos.

He tenido el honor de mandar tropas de reemplazo y multinacionales; primero 1.000 en el 1970 en Vitoria y al final 18.000 en 2008 militares multinacionales en RD Congo y nunca consideré ni vi asnos en las personas de uniforme profesionales o no. Tampoco vi asnos volando.

Solamente en las dictaduras marxistas y nazis se mezcla el partido político con las fuerzas armadas y ahí sí, pueden aparecer asnos o delincuentes. Leí en su día a Cipriano Mera y tuve la suerte de tener un gran compañero, IEV, que en paz descanse, que luego se fue al CESID,  que era socialista mientras yo no estaba identificado con ningún partido político de derechas o de centro tampoco socialista ni comunista. Yo entendía bien que se pudiera ser social entendiendo tal como igualdad de oportunidades, mérito, derechos y deberes… pero eso debía ser común a cualquier fuerza política. La noche del 23F, como los juglares de “Un cántico fúnebre por Kosovo” (Kadaré) caminamos juntos hacia el cuartel coincidiendo en nuestra visión de España y su futuro en aquellos momentos.

El tiempo ha ido poniendo a los partidos políticos ante la luz de la coherencia social y económica.

A ver si nos enteramos de que la democracia llegó a España de manos de los griegos y el derecho de manos de los romanos. La historia de nuestras instituciones políticas, con nuestras sucesivas federaciones de reinos, contienen la evolución de nuestra democracia.

En España entre los siglos XIX y XX hubo 4 guerras civiles y en muchas o todas intervinieron países extranjeros. Pero la última guerra civil, reiniciada en 1978, continúa apoyada, en el inicio desde la URSS y después de la caída del telón de acero, desde otros países de América y Oriente, y consentida interesadamente por países europeos.

Llama la atención la incoherencia que personas a las que, por su pasado, se les puede considerar inteligentes, puedan apoyar partidos fracasados que siguen siendo liberticidas y sectarios y con dirigentes que se mofan de la gente, de sus propios votantes y acaban en mafias hipermillonarias. La explicación de esos apoyos, dejando a un lado el aspecto económico, puede venir de la influencia favorable o rebelde en el entorno familiar, de una ignorancia histórica cultivada con la mentira sectaria o la negligencia intelectual, “de una voluntad que no se contiene”…(Descartes), de una rebelión ante el destino, de una soberbia para la propia realización… de un mito que resiste a los hechos (Gustave le Bon)

España, nuestra Patria, no es el aire, la tierra no pertenece al viento. La Patria son nuestros ancestros,  bisabuelos, abuelos… con sus vidas y sus hechos esos que desgraciadamente algunos esgrimen para alimentar el rencor y la división.

España, nuestra Patria, son nuestras raíces, generaciones de sangre, sudor y lágrimas que han regado nuestra tierra durante más de 20 siglos. Y la patria empieza en la familia y… o se siente o no, pero no se la ataca.

Los profundos interrogantes que plantea la libertad humana ante el misterio del mal no son sino la prueba de nuestra autentica libertad que debe ejercerse desde una voluntad recta y una inteligencia y unos sentidos despiertos a la luz de la verdad de la ley moral.

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

Blog generaldavila.com

29 mayo 2018

 

SI QUIERES ESTUDIAR EN ESPAÑOL VETE A MADRID (EL ESPAÑOL LENGUA GLOBAL) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

No hace muchos años, los suficientes, que la discriminación por razones de lengua se ha convertido en un grave problema en España. En unos sitios más que en otros. No es culpable ningún partido político en concreto, alguno más que otro, pero sí lo son todos, con una grave responsabilidad compartida. Es un viejo problema que ahora está tomando carices de extrema gravedad.

Fobia y persecución al que habla español en España. ¿Cómo se llama eso? No es algo nuevo, sino que se lleva gestando desde hace mucho tiempo en algunas autonomías con la complacencia de los gobiernos centrales de turno.

A comienzos de este siglo, hace ya dieciocho años, muchos militares ya sufríamos las consecuencias de la imposición del idioma y la consecuente falta de libertad. Por poner un ejemplo hablaré de las Baleares dónde por mi destino tuve que matricular a un hijo en la universidad y a otros dos en colegios de Palma. El resultado final fue que al universitario tuve que mandarlo a estudiar a Madrid ya que a pesar de matricularse en una carrera técnica nada entendía en las clases dadas todas en mallorquín. El colmo fue cuando llegaron los primeros exámenes y los repartieron en catalán. Las opciones nunca fueron las legales -recibir el examen en castellano- sino: si lo quieres en español vete a estudiar a Madrid. Las quejas o reclamaciones no hacían más que empeorar la situación… jamás aprobaría. Pues a Madrid con el consiguiente disgusto y gasto económico añadido.

En el colegio también hubo sus problemas, a pesar de ser religioso. Un día llegó mi hija llorando a casa. No era culpa de los compañeros de clase… sino de un profesor que la dijo algo irrepetible de… forastera. Las quejas aminoraron la presión logrando un cambio de clase y poco más. Lo que cuento que a mí me ocurrió es algo frecuente en el mundo militar.

La estancia allí no duró mucho y pude retornar al idioma de origen: el español, que a decir de don Camilo José Cela, «castellano» y «español» son rigurosamente sinónimos, y que la segunda denominación en cierto modo engloba a la primera y es algo más que el castellano en sus orígenes. ¿Por qué algunos españoles, con excesiva frecuencia, se avergüenzan de hablar el español y de llamarlo por su nombre, prefiriendo decirle castellano, que no es sino el generoso español que se habla en Castilla? 

EL ESPAÑOL LENGUA GLOBAL

Podría contar más cosas, pero por lo que leo y compruebo la situación es cada vez peor. Hoy mismo leemos que el gobierno Balear arrinconará aún más el español en la Administración autonómica. Ya estas navidades la emprendió con una campaña «I tu, jugues en català?» («¿Y tú, juegas en catalán?»), con el objetivo de fomentar el uso de la lengua catalana en el ámbito lúdico. Es decir dirigida a los niños. Es la clave y lo saben mientras el gobierno de España lo permite, consiente y hasta aprueba.

El señor Rajoy, presidente del Gobierno de España, ha presentado en el Museo Reina Sofía El español lengua global un ambicioso proyecto, que alabamos, para recuperar la importancia cultural, económica y lingüística de España en el mundo. La cultura española está en cualquier rincón del mundo, pero en estos momentos las cifras dicen que España lleva años perdiendo posiciones en su influencia cultural. Es necesario aportar medidas y dinero. Pero lo que parece un sinsentido es promocionar la lengua española como lengua global cuando en nuestra propia casa la política seguida con el idioma, y otras claves de lo español, es presuntamente delictiva. Vamos que no hay libertad para estudiar en español y en ocasiones para ser español.

¿El español lengua global? Se lo diré en román paladino, señor Rajoy: empiece por limpiar su casa.

Rajoy presentando: El español. Lengua global

«Tendremos que estar alerta para evitar que el español deje de ser la lengua común de los españoles, lo que sería un despropósito histórico e incluso político» (C.J.Cela).

Pues ya lo hemos logrado.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

“La Constitución no es ornamental. Las leyes se tienen que cumplir” (Felipe VI)

Blog: generaldavila.com

26 enero 2017

COMENTARIO DEL DÍA: ¡QUÉ VIENE EL LOBO! General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

2017022012485938024

El presidente de la República Francesa y el presidente del Gobierno del Reino de España pasan revista a la Legión

Tanto tiempo avisando, gritando, gesticulando. Todos miran hacia otro lado. Los pastores no hacen caso al mozalbete que siempre les engaña. Ya ni los viejos mastines abren los ojos al oír los gritos. Todos permanecen en aletargada actitud. ¡Era mentira! Solo era una broma.

El artículo 2 de la Constitución tiembla como la pantalla de mi televisor desde que entramos en la era digital. Dicen que es de la antena. Yo creo que el técnico me engaña. No hago más que repetirle que el motivo es que ya no hay carta de ajuste. No sabe lo que es eso. Andamos desajustados y por tanto desconcertados.

El desajuste catalán camino de la independencia es el lobo feroz. Piensan que es una broma y de bromistas nos acusan -si solo fuese de eso- cuando decimos que además de ellos hay otros que lo piden de otra manera, pero igual fin.

Uno de los candidatos a liderar el PSOE pide la reforma del artículo 2 de la Constitución. Parpadea tanto que ya casi no se lee: ‹‹La Constitución española se fundamenta en la indivisible unidad de la Nación española…››. Quiere una España plurinacional. Traducido a román paladino es que no quiere a España. ¿Nación o nación? ¿Plurinacional? ¿Federal? ¿Confederal? ¿Virtual? Borroso, como mi tele, pero nos vamos entendiendo.

A todo esto, en otro lugar de España, en mi querida Málaga, el presidente del gobierno de la República Francesa y el presidente del gobierno del Reino de España se reunían en aras de la unidad. Más Europa, unida, firme y fuerte. Al presidente español le preguntaron sobre lo que se dice que se dice en Cataluña. Respondió que no dice nada y que solo hablará de los problemas reales de los catalanes. Pues eso, de lobos nada de nada. El presidente francés, que ya se va, hasta se atrevió con Trump. El español fue más comedido. Hasta el rabo todo es toro.

Pero de lo que yo quería hoy hablar es de la Legión. Al ver a los legionarios rendir honores al presidente francés (tenía que ser en Málaga, Cristo de la Buena Muerte), me he emocionado. ¡Al fin! ¡Qué gran acierto!

¿Se haría igual en cualquier otra ciudad española? Ya me entienden.

Tenía que ser la Legión. En Francia está su hermano mayor. Quiero y admiro a la Legión Extranjera de la que soy ‹‹Legionario de 1ª clase Honorario››. Disculpen que luzca el título, pero lo llevo dentro y comparto con tantos españoles que han servido y sirven en la Legión Extranjera. De ellos y de nuestros legionarios es el mérito.

Viendo la ceremonia recordé y disfruté con las imágenes. Esas no parpadean. Inamovibles a su destino y misión.

Claro que también me acordé de España, de su unidad y del titilar de nuestro artículo 2 de la Constitución.

¡Qué viene el lobo! De tanto repetirlo…

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

22 febrero 2017