El REY DON JUAN CARLOS: “LA INMENSA SATISFACCIÓN DEL DEBER CUMPLIDO” Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía en el homenaje de las Reales Academias

“El compromiso con España permanece vivo en mi corazón, con la satisfacción del deber cumplido”.

Homenaje de las Reales Academias a SM. El Rey Don Juan Carlos con motivo de su 80 cumpleaños. Con él, la Reina Doña Sofía que recibía ese afecto que le guarda España. Un acto sencillo, muy cariñoso, cargado de simbolismo y sensibilidad. No ha querido el Rey ser el protagonista y ha devuelto el homenaje a quien él siente como protagonista de su reinado: el pueblo español.

La historia se construye desde el desagradecimiento. También las frustradas ambiciones, cuando son innobles, dejan rencores escritos en almas débiles que buscan la traición en cuanto se les presenta la más mínima oportunidad. Larga lista de desagradecidos… Mejor pasar página.

El reconocimiento a la labor del Rey en el periodo más largo de paz y progreso de la historia de España empezó este año, el de su 80 cumpleaños, en la Pascua Militar, con sus soldados. Ha seguido en la Real Academia de la Historia, junto a todas las Reales Academias: “El reinado de Juan Carlos I fue un gran momento de la historia española”.

El Rey permanece intacto en su reinado por y para España. En las páginas de la historia está reluciente y diáfano.

Este lunes pasado el Rey Don Juan Carlos recibía el homenaje a su esfuerzo dedicación y buen hacer. Mucho hay que agradecer. Se le notaba alegre al Rey. Era el Rey que yo conozco, con su gesto de siempre, el del Rey que día a día he visto afanarse buscando lo mejor, lo justo, equitativo y saludable. Incansable, animoso, alegre, dispuesto y acertado. Enormemente justo y cariñoso, sin empalagos, sin afecciones, con fuerza, coraje y siempre en su lugar. El de Rey de España que fue.

El protagonista ha sido el pueblo español

El Rey inteligente y sensible ha sabido darle la vuelta a su merecido homenaje: “Fueron muchos los que contribuyeron al cambio histórico, pero el verdadero protagonista ha sido, en realidad, el pueblo español”. En sus palabras señala donde está la razón de su reinado, su labor y el porqué de su merecido homenaje. No hay otro que el pueblo español, su España querida; más allá de su labor, de su esfuerzo y de su cumpleaños. El pueblo español ha sido con quien ha reinado y quien le ha seguido en su reinado. Y digan lo que digan, escriban lo que escriban, desagradecidos y frustrados de aviesas intenciones…, el pueblo español quiere a su Rey y a su Reina, Don Juan Carlos y Doña Sofía.

Servir al honor de la Nación es el lema de las Reales Academias. El del Rey ha sido siempre único, un compromiso cumplido: España. Subordinar la honrada ambición a la íntima satisfacción del deber cumplido es su mayor recompensa, la de soldado y la de Rey.

Los Reyes presidieron este martes el concierto en homenaje a las Víctimas del terrorismo y el viernes el Rey viajará a Chile en representación de España en la investidura del presidente chileno, Sebastián Piñera, que tendrá lugar el próximo día 11 en la sede del Congreso en Santiago de Chile.

En buena forma y sirviendo a España. Como siempre.

¡Gracias Majestad!

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

8 marzo 2018

Blog generaldavila.com

 

 

 

COMENTARIO DEL DÍA: ¿¡POR QUÉ NO TE CALLAS!? MADURO: BASURA DE PAÍS General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Maduro llama a España “Basura de País”

¿Lo recuerdan? Este año se cumplirán diez años. Fue en la XVII Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile.

Nadie quiso ver y oír más allá. Una salida extemporánea del Rey de España, murmuraban en voz baja en las cancillerías. Nadie sabía a lo que se enfrentaba Venezuela. El Rey captó al personaje en un pis pas. En Venezuela solo hablaba uno. Dos son demasiadas opiniones. Chávez hablaba y hablaba. Insultos a su gran Nación, a los venezolanos, a la libre palabra, a los tiempos. Una herencia que vive en Maduro. La voz del poderoso se hace insoportable. Su cinismo le lleva a dar un golpe de Estado en Venezuela haciendo de ventrílocuo metiendo la mano por la espalda al Tribunal Supremo y poniéndole su voz y voluntad. Silencio ruidoso; escándalo anunciado. ¡¿Por qué no te callas?! Confusión.

El pasado 25 de marzo fue ‹‹La Hora del Planeta››. Se apagaron las luces durante una hora. Contra el cambio climático que nadie sabe si es evolución o destrucción. Lo que todo el mundo sabe es lo que significa libertad y el resultado de su destrucción.

Envueltos en el ruido oímos sin escuchar. Un día, una hora pido de silencio. Silencio radio, televisión, internet, silencio de imágenes. Que se callen todos los reyes y presidentes. Partidos y portavoces en silencio. Ni una palabra que suene. Que ningún político hable. Callen también las armas, y la palabra deje de sonar como un cañonazo.

Hay más ruido que en combate y las balas son las palabras en peligrosas trayectorias. Hay que recuperar la libertad del silencio, acabar con el ruido político que no para de hablar y hablar…

Una hora de silencio donde se oiga solo a los pájaros y al ruiseñor si aún existe. Una hora para oír el vuelo de golondrinas y vencejos recién llegados, para mirar al cielo y oír al silencio.

Basura de País refiriéndose a España, ha dicho Maduro

¡Basura de país! Refiriéndose a España acaba de decir el inmaduro dictador Maduro, desde el silencio y el sufrimiento de Venezuela donde por ahora nadie habla. Solo Maduro, de ventrílocuo.

Una hora de silencio, pero este no es el momento. Este no es el del silencio. Hay que gritar como hizo el Rey de España hace diez años.

¿¡Por qué no te callas!?

No fue una salida extemporánea del Rey. Fue un aviso. Solo le faltó decirle vete y que vuelva la libertad a Venezuela.

Ahora es el momento de decírselo al inmaduro: Cállate y no mentes a España ni nos mandes el sobrante de tu basura.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

2 abril 2017