HOMENAJE A AZAÑA ¿ESCRITOR O POLÍTICO? Rafael Dávila Álvarez

«¡Cuádrese! Soy el ministro de la Guerra».

Según, Memorias de Diego Martínez Barrio (Espejo de España, pág. 32), esa fue la entrada de Azaña en la milicia para posesionarse del ministerio de la Guerra.

Era de noche y en la oscuridad de las bujías, aprovechando las sombras, Azaña pone firmes al oficial de guardia del palacio de Buenavista, sede del ministerio de la Guerra. El general Ruiz Fornell  le da posesión del cargo. Azaña acababa de cumplir un sueño infantil. El niño don Manuel sueña con su juguete: ¡Soldados!

No voy a hablar de lo militar, que hay para rato, solo diré que para él los ejércitos eran una caja de soldaditos de plomo al que alguno le faltaba una pierna. Hacía sin consultar y deshizo más que hizo.

Cada uno es muy libre de hacer interpretaciones de la vida de cada cual. La historia, lo acabo de aprender después de muchos años, es subjetiva.  Hay mucha, demasiada, interpretación en nuestra reciente historia, sin el tiempo suficiente para alejarse y mirar sin actuar como mediocre actor. Hasta los documentos no valen si no están interpretados por el interpretador llamado historiador. De ahí surgen los ensalzados prohombres de Estado. Como Azaña. Interpretables.

Me gustaría ir a los hechos. Tiene buena literatura, alguna prosa magnífica, sin duda. Es más conocida su versión política. No sé a cuál de las dos se rinde homenaje en una exposición que ayer inauguró el Rey Don Felipe.

Políticamente no se sabe muy bien lo que era, al margen de ser Azaña, que lo era casi todo para él, porque nada sabía de socialistas y menos de comunistas; y así le fue.

Certero en su apreciación al adivinar  por qué perdieron la guerra los que trucaron las elecciones y convirtieron unas municipales en plebiscito y unas generales en subjetivo recuento como ahora se ha demostrado. En La Velada en Benicarló un Azaña derrumbado llega a dar la clave: ‹‹Un acto revolucionario, una resolución oportuna y útil, no califican para mandar. Si el ranchero impide que su batallón se subleve o el buzo de un acorazado logra que la oficialidad no se pase al enemigo con el barco, déseles un premio, pero no me hagan coronel al ranchero ni almirante al buzo. No sabrán serlo. Perderemos el batallón y el barco››.

Azaña tenía esos tres problemas que acucian a España de manera permanente: el nacional, el religioso y el monárquico. A los tres les atacó con dureza y sinrazón. Muy en la línea actual mezclada con el perejil del intelectual fracasado en sus apetencias.

Andamos entre vacunas. La del 23F, la de los nacionalismos (por cierto y el ¿Estatuto de Azaña?), el terrorismo, el comunismo, y claro ¡cómo no! el socialismo. Todos vacunados. Falta la de la República; no fue suficiente con dos dosis.

«Paz, piedad, perdón». Era tarde y fracasado.

Suárez barajó, entre otros proyectos, trasladar a España los restos de Azaña y enterrarlos en el Valle de los Caídos. Aznar tengo entendido que también; o parecido. ¿Será la última vacuna?

He estado viendo y oyendo y al final he pensado que todo esto, lo de ayer, anteayer y el otro, es como una pedrada. Estamos en eso: tirar la piedra, pero a dar y si es posible a matar. ¡Vaya pedrada!

Debemos descubrir a quienes esconden la mano. En el bolsillo del mandil.

Los hechos y el BOE están ahí. Ellos son objetivos, aunque en ocasiones reflejen la subjetividad del que firma.

Esto, que les dejo entrecomillado, lo firmó don Manuel Azaña como presidente del Gobierno de la República, el día  26 de noviembre de 1931, después de echar al Rey Alfonso XIII, bisabuelo de Don Felipe.

Hoy el Rey de España les ha metido un gol por toda la escuadra a los vacunadores. Que cunda el ejemplo.

«Las Cortes Constituyentes declaran culpable de alta traición, como fórmula jurídica que resume todos los delitos del acta acusatoria, al que fue rey de España, quien, ejercitando los Poderes de su Magistratura contra la Constitución del Estado, ha cometido la más criminal violación del orden jurídico del país; en su consecuencia, el Tribunal soberano de la nación declara solemnemente fuera de la ley a don Alfonso de Borbón Habsburgo-Lorena; privado de la paz pública, cualquier ciudadano español podrá aprehender su persona si penetrase en territorio nacional. Don Alfonso de Borbón será degradado de todas las dignidades, honores y títulos, que no podrá ostentar ni dentro ni fuera de España, de los cuales el pueblo español, por boca de su representación legal para votar las nuevas normas del Estado, le declara decaído, sin que se pueda reivindicarlos jamás, ni para él, ni para sus sucesores. De todos los bienes, acciones y derechos de su propiedad que se encuentren en territorio nacional, se incautará en su beneficio el Estado, que dispondrá del uso más conveniente que deba darles. Esta sentencia, que aprueban las Cortes Soberanas Constituyentes, después de sancionada por el Gobierno Provisional de la República, será impresa y fijada en todos los Ayuntamientos de España y comunicada a los representantes diplomáticos de todos los países, así como a la Sociedad de Naciones».

Firmaba la sentencia, como presidente del Gobierno de la República de España, Manuel Azaña el día 26 de noviembre de 1931.

El Decreto se había aprobado en las Cortes con nocturnidad: a las tres cincuenta y cinco minutos de la madrugada del 20 de noviembre de 1931. Alta traición. Una declaración de rencor —¿odio?— sin precedentes. Peor que la guillotina. Insoportable.

¡Vaya golazo!

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

18 diciembre 2020

17 pensamientos en “HOMENAJE A AZAÑA ¿ESCRITOR O POLÍTICO? Rafael Dávila Álvarez

  1. Buenos días mi General, sin novedad.
    Excelente artículo, y magnífico párrafo en el que refiere la subjetividad de la Historia. Observo un Presente, con un Rey, comprometido con reconciliarnos en el presente, para garantizar el futuro, unidos y en Paz.
    Tengo muchos deseos para el 2021, y entre ellos el de enterrar los recuerdos de ésta España ” cainita”, atenazada por los errores cometidos en el pasado y ensalzados en el Presente.
    Viva el Rey!!!

    Le gusta a 7 personas

  2. Creo que fue Unamuno quien dijo de Azaña que no hay nada más peligroso que un escritor sin lectores. En cuanto a su reforma militar, consistió en recortar el Ejército a la mitad de unidades pero dejando un Ejército formado por divisiones de infantería a pie, con cañones tirados por mulos y una división de caballería a caballo con algunas autoametralladoras más algunas unidades independientes como dos regimientos de carros sin carros. Todo esto en una época en la que los principales Ejércitos europeos empezaban a crear sus primeras unidades acorazadas y mecanizadas.

    Le gusta a 5 personas

  3. Con premeditación, nocturnidad y alevosía
    ———————————————————————
    Así actúan los cobardes
    que persiguen lo anhelado,
    con ese hielo en la sangre
    y revuelta con el vinagre
    que tenían preparado.

    Embadurnado con sañas
    manifiestas al momento,
    cuando el interfecto hazaña
    fue un enemigo de España
    hasta el último momento.

    Se hicieron con los testigos
    de aquel ayer maquinado,
    y rebuznando el enemigo
    se promueven los castigos
    que el desdén ha desatado.

    Yo NO veo ninguna gracia
    que el Rey pudiera sentir
    dentro de la repugnancia
    que esta débil democracia
    ocasiona en su devenir.

    Compadezco al Rey Felipe
    en manos de estas izquierdas,
    que la perversión claudique
    y las campanas repiquen
    en las torres de la enmienda.

    QUE LA RAZÓN SE HAGA VER
    CON LA NOBLE INTELIGENCIA,
    Y EN CANTOS DE AMANECER
    ESPAÑA Y SU RENACER
    HAGA VALER LA DECENCIA.

    España día 18 de diciembre de 2020

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  4. QA las órdenes de V. E., mi General.

    En efecto, eso era aquel Azaña, un niño frustrado y acomplejado al que le habría gustado vestirse de Capitán General de un ejército para él solo. No sé por qué todos los ególatras sueñan con ser caudillos y mandar; se diría que son personas inseguras que necesitan sentirse protegidos sin limitación de fuerzas. Y luego, pues lo que se apunta en una cita de un comentario anterior de Don Antonio Fernández, “nada más peligroso que un escritor sin lectores”. Un servidor ha conocido a bastantes que, a falta de público que les aplauda, se colaron en los medios de comunicación y su odio y resentimiento han hecho hacen estragos. Algunos hasta han formado parte de la nómina de “asesores técnicos” de políticos con los cargos más altos.

    Ya sólo faltaría que sus restos fueran traídos al Valle de los Caídos, a la tumba desocupada, para que quede claro que, aunque con casi noventa años de retraso por el repliegue táctico y reagrupación, fue él y su república, con su cajita de soldaditos de plomo, quien, ¡por fin!, ganó la guerra.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 6 personas

  5. ¿Qué pinta el Monarca y Jefe del Estado de una democracia consolidada en el homenaje a un presidente inepto de una república violentísima?

    Le gusta a 6 personas

  6. Mi respetado y querido GENERAL,
    Buen enfoque del artículo. ¿escritor o político?. S.M EL REY DON FELIPE VI, claro que aprende rápido y sabe que, cuando no puedas con el enemigo :¡ÚNETE A ÉL!. Ha sido un cañonazo con toda regla. ¡Rompió la red!.
    Cuando Azaña jugaba con los soldaditos de plomo, se dio cuenta de que tenía que romper la pierna de alguno como fuese. Sin embargo algún RUTILANTE LUCERO PATRIO se la arregló para que la VOLUNTAD DE VENCER permaneciera intacta.
    En el vitácora de Azaña hay demasiadas sombras y menos resplandores. ¡Cuátrese! al Oficial de Guardia tapaba las conversaciones directas con el ministro de la Gobernación. Otro soldadito de plomo estaba incesantemente escuchando las predictivas acusaciones de ALTA TRAICIÓN con ODIO a un REY AMANTE DE SU QUERIDISIMA ESPAÑA. Todo ello sucedía en el Palacio de Buenavista.
    Además, en EL HEROUCO ALCÁZAR TOLEDANO, había otro soldadito de plomo mirando como AZAÑA forzaba la retirada en su hoja de servicio, ciertos detalles poco honestos.
    Lo que ocurre es que tanto LA POLITICA (algo razonable), ESTADO (motor de la reforma ciudadana), LIBERTAD ( liberales principios y realidades que los niegan) y el binomio IDEA-SOCIEDAD ( Idea como verdad moral de carácter universal, tras de aparentar el liberal insobornable, cuando guardaba en el mandilillo la sentencia de muerte DE LA MÁS BRILLANTE PRIMAVERA en otro 20N36.
    Le faltó en “La Velada en Benicarló”, pensar que EL BARCO PUEDE NAVEGAR SIN CAPITÁN pero NUNCA SIN CHIVATO.
    Los tres problemas : Nacional, Religioso y Monárquico por fortuna deben mirarse con ENTUSIASMO PATRIO que es la verdadera clave. FRANCO se dio cuenta de que los mandiles van bien en la cocina pero no para el toreo.
    Las diversas vacunas se aplicaron en el momento oportuno. Algunas de sus muchas sombras se reflejaron en el Pacto Catalán , en La Acción Republicana del 26 en la Laicización del Estado etc .No vale Paz, piedad y perdón. Era tarde No se pueden encender dos velas a DIOS y otra al demonio.
    Abrazos a todos y a la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA FIEL INFANTERÍA
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 5 personas

  7. Buenos días mi General, y todos. Excelente lección de Hitoria Contemporanea, a propósito del sectario homejaje de hace dos días a Manuel Azaña, al que obligaron asistir al Rey, con su propio padre solo y exilado en tierras musulmanas; o así lo siento y me lo tomo yo. Disculpen Vds.

    Le gusta a 4 personas

  8. El rey algún día tendrá que plantarse a la manipulación de la izquierda lo que están haciendo con la monarquía es intolerable, la monarquía no pertenece precisamente a la izquierda sino al pueblo Español, la monarquía debe de ser protegida y respetada y no manipularla en beneficio de un grupo determinado

    Le gusta a 5 personas

  9. Buenos días, mi General y a todos sus lectores.
    La República… aquella que decretó que los mandos militares prometieran lealtad a esta y no a la nación o abandonaran el servicio activo.
    La República… esa qué, nada más proclamarse, trajo incidentes antijurídicos con asaltos a prisiones y la destrucción de archivos. Ataques a la Iglesia católica incendiando iglesias y conventos por toda España ante la “pasividad” de las fuerzas de seguridad, por orden… ¡si si! del Gobierno de Madrid y sin que esta hiciera nada.
    Manuel Azaña… ese ministro de la Guerra que “se opuso” a reprimir esos miserables desmanes. Todos recuerdan un hecho histórico de este ministro excusándose (que Dios le perdone): “Todos los conventos e iglesias no valen la vida de un republicano”.
    Manuel Azaña… ese que creó su circulo con militares de izquierdas y masones. Nada más hubo el cambio de régimen, dos meses después, alegando problemas económicos, decretó la suspensión de la Academia General Militar. Así, sin más. Un análisis muy corto para darles tiempo en suspenderla porque consideraban enemigo natural a sus profesores: africanistas y no cumplir la orden verbal de izar la bandera republicana.
    Manuel Azaña… aquel que gritó en la Cámara: “España ha dejado de ser católica…”
    El rey de España, Felipe VI, tiene una papeleta difícil lidiar con este Gobierno comunista, cuyo único objetivo es tumbarle a él, la Monarquía e instaurar la III República en España; pero una cosa está muy clara: NO ESTARÁ SOLO.

    ¡¡¡Viva el Rey!!!
    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 1 persona

  10. ¡…susórdenes!

    Azaña empezó a reconocer errores después de hacer la prueba del algodón. O lo que es lo mismo, una vez visto lo que eran aquellos republicanos: Stalinistas.
    Azaña echó leña al fuego y después comprobó que aquello se había descontrolado. La sangre derramada suele calibrar todos los aparatos de medir.

    Su Majestad, el Rey don Juan Carlos I visitó a su viuda en Méjico. Sin duda una prueba evidente de dejar una imagen de reconciliación; pero seguro que muchos lo interpretaron de otra forma distinta: Arrepentimiento, antifranquismo. Etc.

    El presente y el pasado es algo que cada uno interpreta a su manera, pero la realidad sólo es una y en la medida que se es responsable y maduro se acierta más en su diagnóstico y pronóstico. Y tratamiento.

    ¿Qué trabajo le costaría a Pedro Sánchez reconocer errores graves dentro de 10 ó 15 años? No le costaría nada. Y es que parece que el reconocimiento de los errores da por seguro que tus actos de ayer eran con buena voluntad. Azaña se lavó la cara y las manos cuando el toro ya había empitonado sus pretensiones.

    ¡..nastardes!

    Le gusta a 4 personas

  11. Buenas tardes Mi General. Mi felicitación por tan buen comentario sobre el homenaje no se sabe de que, a Azaña. Siempre he leído que al rey no lo echaron, se fue él, para evitar más calamidades, las cuales se doblaron y triplicaron. Así es la “historia”, Muchas gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 2 personas

  12. Buenas tardes; llevaba una semana sin conexión a internet y sólo he podido, a veces, leer alguno de los artículos publicados pero nada más, a través del teléfono.

    Por supuesto, mi General, que el personaje de quién trata hoy dijéramos que siempre me pareció una chapuza, en política por supuesto, y sólo he leído algún artículo referido a sus escritos, que tampoco me han parecido gran cosa. Pero fue quien echó del trono al Rey, y hacer que su biznieto hoy le rinda homenaje me parece una humillación perfectamente evitable. Lo malo es que sus apariciones públicas están planificadas por el ejecutivo, y no puede obviarlas. Cumple con su deber, qué remedio, pero me imagino que no muy satisfecho del papel que le adjudican, con unas intenciones, en mi opinión, nada claras, como todo lo que hace éste gobierno.

    No sabemos si ese arrepentimiento y ese perdón fueron absolutamente sinceros en el caso de Azaña, es posible que con los años llegara a darse cuenta de cuántas muertes había en su conciencia por inoperancia y falta de voluntad, pero él y esa inoperancia nos llevó a una terrible guerra civil, y eso es muy difícil de perdonar.

    Quiero decirle, respecto a unas palabras que escribí hace ya semanas, que no sólo no tengo nada en contra de los murcianos, y que además aclaré que no comprendía los motivos del rey que los clasificó de manera puede que injusta aunque supongo, y también lo incluía, que algún motivo habría tenido para escribir lo que escribió. Otra cuestión es que no me guste un cierto elemento que está en en el PP actualmente y que nació allí, Eso es personal y nada tiene que ver con la tierra que lo vió nacer.

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 4 personas

  13. Hoy me ha producido pesar ver el homenaje a Azaña por parte del Rey. Creo que no se lo merecía, otra cosa son los paños calientes que tal vez se deban aplicar por parte de S.M., pero como no es mi caso prefiero decir la verdad sin tapujos. Como en toda conclusión intelectual de los episodios históricos, sobre todo los referidos a nuestra guerra incivil, hay mucha manipulación interesada, por parte de la izquierda que dentro de su fracaso absoluto siempre intentan crear iconos heroicos, magnificando en falso a los de su cuerda. Creo que se de la Guerra Incivil más incluso de lo que debo saber, y en mi concepto Azaña como escritor fue mediocre, como político un fraude y como gobernante un criminal. Sabía perfectamente los crímenes que se estaban cometiendo y Unamuno dice que toda la responsabilidad de lo que sucedía en España era de él, era perfectamente consciente de los crímenes que se estaba cometiendo y no hizo nada, literal, “Me asquea la sangre y estamos hasta el cuello” y no hizo nada por detener la quema de iglesias y la destrucción del patrimonio nacional. Lo dicho, no tiene el menor interés histórico y mejor el olvido, y eso siendo compasivo, es persona para figurar en la historia de la infamia. Saludos cordiales, te sigo con mucha atención y mucho interés, gracias por tu esfuerzo

    Le gusta a 1 persona

  14. Azaña….fiasco….mierda….arrepentimiento tardío. ¿Merecedor de un homenaje? ¡¡¡Dios mio!!! No soy monárquico, pero ¡Viva el Rey!. Aunque quisiera verlo negándose firmemente a ser objeto de la manipulación que se hace de su persona CON CIERTA FRECUENCIA.

    Me gusta

  15. Con el perdón de V. E. y de todos los distinguidos contertulios.

    Es indigno, miserable e intolerable el juego que este gobierno se trae, obligando con la pérfida intención de humillarle, a S. M. el Rey y Jefe del Estado, lo primero, recién hechos con el poder, a viajar a Cuba, algo así como para “legitimar” después de setenta años, al régimen comunista y dictatorial de allí. Después fue el velatorio que todos recordamos. Ahora, lo que faltaba, legitimar también con su presencia en el homenaje a un personaje que por mucha y muy buena voluntad que se ponga para calificarlo históricamente, se puede resumir en una palabra, siniestro. ¿Es que pretenden la cuadratura del círculo, un Rey republicano?. Su Majestad el Rey está muy bien preparado y no necesita aprender de ninguno de los espectros y fantasmas que le ponen por delante para obligarle a que les dé la mano.

    A mí todo este maquiavelismo me trae a la mente el juego del gato con el ratón recién cazado, que llega a pasarse hasta horas aterrorizándolo y martirizándolo en un juego macabro antes de finalmente comérselo. Con la diferencia de que este no es un gobierno de simpáticos mininos adorables de aspecto inofensivo, sino otra especie de felinos de mucho más peso y volumen corporal, de los que con un solo zarpazo acaban con la pieza y luego se la llevan arrastrando hasta un lugar tranquilo a comérsela de una sentada para no tener que compartirla con nadie.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .