ANECDOTARIO MILITAR: HUMOR E INGENIO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

MILICIA Y HUMOREn la milicia el humor ha sido en numerosas ocasiones una forma de expresar con aguda crítica situaciones que no podían tener otra forma de expresión que la fina burla de la ironía. Lo dejó plasmado el General Bermúdez de Castro en su antológico libro «MILICIA Y HUMOR». El humor, la anécdota como arte, historias convertidas en historia.

La vida militar está llena de anécdotas, unas veces divertidas y amables, otras duras, desgarradas, pero todas, al haber sido compartidas, el tiempo las ha transformado en entrañables recuerdos.

He contado en la prensa y en el blog varias de ellas y para facilitar su lectura he creído conveniente agruparlas en un único artículo.

legion-marruecos--644x362No tengo la menor duda en empezar con la del legionario que fue capaz de conversar con Franco con mayor habilidad que este en Hendaya. Venía el Caudillo de una cacería en Jaén cuando, en un alto técnico en Despeñaperros, le avisaron de la presencia de un individuo que insistía en saludarle porque había sido legionario suyo en Ceuta y aseguraba conocer mucho a SE. Franco no tuvo inconveniente, es más, le reconoció al instante, haciéndole pasar un momento al interior del coche. El Caudillo se interesó por su vida y al final de la conversación se ofreció a prestarle ayuda si algo necesitaba. El astuto legionario nada pidió para él, pero sí para un íntimo amigo de la zona que era guardia civil y que al ser de Melilla, donde tenía a su familia, se encontraba muy decaído. Tomó nota el Ayudante y al poco tiempo el guardia salió destinado a Melilla para su sorpresa y estupor ya que nada tenía que ver con aquella ciudad . El legionario, consumado cazador furtivo, se quitó de encima al guardia civil antes de que acabase detenido ante la persecución a la que le tenía sometido.

Doy fe de la anécdota contada por vía directa del que la presenció.

Ser piloto requiere unas condiciones que deben ser revisadas periódicamente para obtener el correspondiente certificado de vuelo. Un General del Ejército del Aire acudió a su reconocimiento habitual y se encontró con el diagnóstico del oftamólogo:

– Mi General, lo siento pero vuecencia no ve muy bien. No voy a poder firmarle el certificado.

El General sin inmutarse le contestó:

– Mire usted Capitán si veo bien, que le veo a usted destinado en Villa Cisneros.

Asunto resuelto.

Quizás esta anécdota tenga que ver con aquél piloto que en un Junkers regresaba a Tánger después de haber dejado en Sevilla a un grupo de legionarios durante los comienzos de la Guerra Civil.140322-15

La tripulación se reducía al Capitán piloto y mecánico. Al empezar a notar fallos en el avión el Capitán le ordenó al mecánico que fuese a por los paracaídas. La situación cada vez se agravaba más; pasaba el tiempo sin que el mecánico apareciese por la cabina. Los gritos del Capitán debieron oírse en tierra y al fin acudió el mecánico, eso sí, con su paracaídas ya puesto.

– ¡¿Qué pasa con los paracaídas?!

Rotunda respuesta:

– Mi Capitán es que el suyo no aparece por ninguna parte.

Al final no fueron necesarios. Sin comentarios.

Las Academias militares son el lugar donde más anécdotas se concentran. A modo de muestra contaré la del Comandante profesor, gran persona, que por un accidente en unas maniobras había perdido la audición. Los cadetes, ante la sordera del profesor, solían solicitar permiso para entrar en clase con cierta maldad cambiando la reglamentaria frase: «¡¿Mi Comandante, da usted su permiso»?!, por:

07 AGM Uniforme Gris 1943 Postal Salas– ¡¿Mi Comandante me compra usted un piso?!

– Pase, pase… Caballero.

Respondía siempre amablemente el profesor.

Pero en cierta ocasión la contestación del Comandante fue una desagradable sorpresa para el Cadete de turno.

– ¡¿Mi Comandante, me compra usted un piso?!

– Sí Caballero, como no, pero se lo empezaré a pagar cuando salga usted de corrección (especie de calabozo donde se cumplían los arrestos más graves).

Se había comprado un sonotone.

No quiero alargarme porque hay para un libro.

Tuve un soldado de Monforte de Lemos que siempre estaba pidiendo permisos para irse a su pueblo. Debía de tener un buen patrimonio en tierras y andaba metido en juicios con su vecino por problemas de lindes. Un día regresó muy contento diciéndome que ya lo había arreglado todo y que no volvería a pedir más permisos.

ordenanzas_1Después de contarme la historia del pleito le nombré Cabo.

Mi querido soldadito durante el desarrollo de la causa consultó con su abogado la posibilidad de enviarle un jamón y buen vino al Señor Juez para conseguir una resolución satisfactoria. El abogado le dijo que ni se le ocurriese ya que el magistrado era muy recto y que iba a ser contraproducente. El juicio se enredó y todos lo daban por perdido, incluso el abogado se retiró del caso.

Pasado el tiempo se encontraron soldado y abogado que le preguntó por el resultado del juicio. Su sorpresa fue grande al enterase que lo había ganado.

– Pero hombre, ¿como conseguiste ganarlo?

– Pues muy fácil, hice caso de su consejo y le envié el jamón y el vino al Juez, pero a nombre de la parte contraria.

¡Qué bien hice en nombrarle Cabo! Fue uno de los mejores que he tenido a lo largo de mi vida militar. Listo, leal y cumplidor al máximo.ordenanzas_2

En fin, la milicia escuela de la vida, donde alguno se declaraba joyero de profesión y lo que hacía eran joyos hasta el legionario que en su red social se anuncia diciendo: «director, escritor, cantante, poeta, pintor, actor, compositor, escultor… y ni aún así triunfo, así que ¡LEGIONARIO!». Es textual.

Anécdotas, humor, ingenio. Humor e ingenio requieren la facultad de discurrir; en la milicia suelen ir unidos. La vida sonríe cuando con ingenio se comparte lo bueno y lo malo.

Es parte fundamental de la milicia: compartir.

Espero haber compartido con ustedes una sonrisa. Buena falta nos hace.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Publicado en Blog: generaldavila en junio 2015

26 junio 2020

EFEMÉRIDES HAUSA, 3 de AGOSTO de 1975 Carlos Blond Álvarez del Manzano. General Retirado

Un 3 de Agosto de hace 43 años, perdía la vida el Cabo 1º Caballero Legionario Paracaidista Joaquín Ibarz Catalán,durante el ataque al puesto de Hausa en el corazón del Sáhara Occidental español, alcanzado por los disparos de un comando marroquí de unos 40 hombres perteneciente al Frente de Liberación y Unidad (FLU).

La captura el 8 de Junio de una Compañía Meharista Marroquí en Mahbes y el 22 de Julio de una patrulla infiltrada al Norte de Hagunia, con armamento, vehículos y bagajes prisioneros en VILLA CISNEROS, apuntan fueran las causas del ataque a HAUSA en una acción arriesgada sobre uno de los destacamentos del interior que contaba con menos guarnición.

La creencia de enfrentarse a una Sección de Paracaidistas y el destacamento de 19 nativos de la Policía Territorial,  pensando que cuentan a su favor con la sorpresa y mediante una acción enérgica desde varias direcciones pueden reducir a la Sección Paracaidista, destruir el material, llevarse prisioneros y huir antes del amanecer. Se trataba de una Unidad instruida como guerrilleros, dada su técnica de ataque en equipos, entrada súbita en la posición, armamento que manejan, fusiles cortos rusos, L-G, ametralladora ligera, granadas de mano.

El fracaso de la acción, entre otras la falta de información de última hora sobre la presencia no prevista de la 3ª Cía. de la IX Bandera del 4ºTercio de la Legión, aquellos primeros días de Agosto a causa de las condiciones meteorológicas adversas que le habían impedido continuar hacia el puesto de Echdeiría a unos 70 kilómetros al Este.

Tras el reconocimiento llevado a cabo al día siguiente se observan unos grades charcos de sangre, no hay fallecidos en el terreno, aunque  de información posterior se tiene noticias de tres bajas marroquíes, recogemos Granadas de Mano defensivas tipo piña USA, Gr Mano ofensivas francesas, Fusil ametrallador Francés 1952 de 7.5, cargadores de Kalashnikov con munición China, 14 colas de RPG7 que nos han disparado y algunas han impactado en las edificaciones que se recortan en lo alto de las posiciones..

Resultado del ataque, la baja del Cabo 1º CLP Joaquín Ibarz Catalán, al recibir una ráfaga de Kalashnikov, y entre el material, dos Land Rover totalmente destruidos por el fuego, once tocados de importancia por impactos, vehículo Radio de Ingenieros con impacto de lanzagranadas PRG7, un cañón sin retroceso, CSR, dañado, cinco cúpulas de construcciones destruidas así como el depósito agua agujereados.

Años más tarde conocimos de las disculpas de la diplomacia marroquí al estado español por el ataque de unidades de su ejército al territorio del Sáhara, la prensa de entonces ignoró el hecho de armas de Hausa y más lamentable el fallecimiento en combate de uno de sus jóvenes.

Los que allí con ilusión, disciplina y sentido de la responsabilidad defendíamos territorio español, dejando incluso alguno la vida en cumplimiento de lo que nos ordenaron, nada sabíamos ni nos contaron de las discretas o secretas negociaciones ya iniciadas entre políticos de los dos países que culminarían el 14 de noviembre de 1975 con la firma de los Acuerdos de Madrid, mediante los que España cede la administración del territorio a Marruecos y Mauritania y sin contar con los habitantes del Sáhara.

Exigimos respeto para los que fieles a su juramento cumplen con lo que se les demanda y homenaje para todos aquellos que a lo largo de la historia ofrecieron su vida en defensa de la sociedad.

Cabo 1º Caballero Legionario Paracaidista JOAQUÍN IBARZ CATALÁN

¡¡PRESENTE¡¡

Carlos Blond Álvarez del Manzano. General Retirado

Blog: generaldavila.com

3 agosto 2018