LA MARCHA DEL REY (EMÉRITO) JUAN CARLOS I Rafael Dávila Álvarez

Se ha escrito mucho sobre la salida de Rey (emérito) Don Juan Carlos I de España, de su Patria, en contra de su voluntad (pocos resaltan este detalle). Dudo que se haya dicho todo y que todos hayan dicho lo que piensan. Ha habido obligaciones, y demasiados <<nadar y guardar la ropa>>; incluso desagradecimientos que rozan la traición. El dinero es tan cobarde como inteligente.

Pero a lo que vamos: ¿Quién ha echado al Rey (emérito) Don Juan Carlos I? La respuesta tiene la complejidad de lo sencillo. A simple vista hay un señalado enemigo y como tal puede aparecer como culpable, máxime cuando ocupa el alto cargo de vicepresidente del Gobierno: Pablo Iglesias Turrión, socio imprescindible del presidente Pedro Sánchez sin el que nada sería. Parece indudable que se ha cobrado su pieza. Insistirá. Claro que habría que analizar quien es el dueño de la finca donde caza. Será mejor tratarlo en otra ocasión mientras lo pensamos.

En una situación normal jamás Pedro Sánchez hubiera instigado la salida del Rey. Las cosas hubiesen seguido su curso normal y no hubiese existido la presión que la Casa del Rey ha sentido para dar el paso que ha dado.

Este es el poder que ha acumulado el comunismo decimonónico en España: poder echar al Rey, saltarse la Ley, encarcelar y desencarcelar, interpretar a Montesquieu. Ellos mandan, el socialista presidente obedece y nosotros nos merecemos lo que tenemos.

Han echado al Rey, con ello nos han echado a todos un poco. Hemos dejado de ser libres, algo en lo que deberíamos pensar.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

10 agosto 2020

 

XAVIER TRIAS I VIDAL DE LLOBATERA General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

El buque de proyección Juan Carlos I

¿Conocen al personaje y sus hazañas? No sé muy bien de qué se trata el tejemaneje que le trae a primera página informativa. Paraísos fiscales, trust de empresas…, dinero, dinero y dinero por medio. Una información periodística le deja al pie de los caballos. De negarlo en un principio a matizar más tarde; hasta que el gallo cantó. Ahora queda esperar a la detallada investigación. Todo se sabrá (?)

Es la noticia relevante sobre este señor de nombre rimbombante, Xavier…, que hace ya tiempo iniciaba con su colega Artur Mas el camino del independentismo. Eso es lo que suelen hacer los que predican mientras llenan sus graneros -mejor en los paraísos terrenales- de trigo dorado. No nos interesan absolutamente nada las andanzas de este personaje, pero sí su actitud frente a España, lo español y sus Fuerzas Armadas.

Javier Trias fue alcalde de Barcelona entre 2011 y 2015. Durante ese periodo demostró, sin que a nadie le preocupase ni contase, su rechazo a España. Hemos denunciado aquellos hechos. en varias ocasiones. En concreto el del insulto y menosprecio a la Corona y a las Fuerzas Armadas. Volvemos a hacerlo porque es necesario que estas cosas se sepan, aunque sea a base de repetirlas. No es por pesadez sino por necesidad. Hay que conocer con quien nos jugamos los cuartos. Los de todos. Lo contaré cien veces ya que los directamente afectados nada dijeron, por prudencia y eso de las formas correctas, que comprendemos, pero hay que escribir la historia.

En el año 2012 se llevaron a cabo los preparativos para entregar la Bandera de Combate al Buque Insignia de la Armada española el “Juan Carlos I”. Fue elegida Barcelona como ciudad para organizar la ceremonia.Le correspondía por tradición. El “Dédalo”, la fragata “Cataluña”, el “Príncipe de Asturias”, la fragata “Don Juan de Borbón” son algunos de los barcos que han recibido su Bandera de combate en el puerto de Barcelona.

La madrina de la bandera sería la Reina Doña Sofía. La Casa del Rey junto a la Armada y el ministerio de Defensa se pusieron manos a la obra. Pero la empresa duró poco tiempo. Nada más llegar la petición y ofrecimiento al alcalde de la ciudad, señor Trias i Vidal de LLobatera, se negó en rotundo a aceptar que su ciudad acogiese tal acto. Sé muy bien el empeño de la Casa Real y las gestiones de todo tipo que se hicieron, pero todo fue inútil.

No es no, y España, la Corona y las Fuerzas Armadas no fueron recibidas en Barcelona. Poco después la ceremonia se trasladaría a Cádiz don de la Reina de España pudo entregar la bandera de Combate al buque insignia de la Armada española: el “Juan Carlos I”.

Eso son los hechos y nunca se ha oído una explicación por quien debería darla.

Ahora el alcalde que fue de Barcelona deberá dar más de una explicación. Por oscuras maniobras.

A España, a la Corona y a las Fuerzas Armadas nunca se la dio.

Tampoco las necesitamos visto lo visto.

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

11 noviembre 2017