MIENTRAS CREEMOS AMARLA, ESPAÑA SE NOS MUERE EN LOS BRAZOS. Rafael Dávila Álvarez

Observo algo que me llama la atención y que preocupa. Digo que preocupa. Entiéndanme, no digo que me preocupa, solo me llama la atención y lo cuento. Hablo y escucho a distintos sectores políticos, de aquí y de allá, que me da igual. Lo único que me limita y aleja es la proximidad a la delincuencia política, que la hay, y abundante. España es la única política que conozco.

En uno de esos sectores, de derechas de toda la vida, te señalan y resulta que si no eres de un cierto partido de la derecha, nuevo, reciente, incluso ganador, dicen que moderno, pletórico, de himnos y semblanzas, vamos en una palabra el futuro de España, te miran con cara rara, como si hubieses traicionado a la propia España. No es suficiente ser de derechas. O conmigo o contra mí.

Claro que preocupa, de la misma manera que a un separatista le preocuparía que la llamada derecha se dejase de desavenencias y se mantuviese unida; se les acabaría el chollo, por lo que están con la izquierda a muerte, sea la que sea y venga quien venga. Incluso Illa les vale.

La política no es un estrecho cajón de ideas, sino un amplio margen de entendimiento bajo una Ley, la Constitución, y eso implica aceptar el reto del pensamiento tangente al de uno, o paralelo, que sin penetrar roza o acaricia, depende, para mantener un espacio amplio que no permita romper con el avance histórico que a España le corresponde. Vemos con verdadera alarma —preocupación en aumento— que en dos recientes gobiernos de izquierdas, el de J. L. R. Zapatero y el de P. Sánchez, con el desastroso paréntesis del tibio M. Rajoy (caso aparte que el PP debería juzgar políticamente), todo va a peor y en trance está España de desaparecer como nación, aunque en un equilibrio hasta ahora desconocido pretenda P. Sánchez mantener el Estado, que no sabemos qué entiende él por eso.

Volviendo al principio, la misma derecha, de amplio espectro, que durante años mantuvo el tipo y logró grandes avances en la España social y económica, resulta que ahora se divide enemistados entre ellos, se lanzan a la guerra de guerrillas y nos muestran que eso es lo que queda de la unidad de los partidos que defienden la Ley como norma fundamental de hacer política. En algún momento llegamos a pensar que los nuevos pesoesocialistas estaban también  dispuestos a aceptar la Ley y no admitirían los pasos en falso camino de la ruptura de España y la introducción del comunismo chavista, pero ya hemos visto que era un espejismo y que su programa es simplemente de mantenimiento del estatus, de las prebendas, agencia de colocación, y odio pretérito, presente y futuro a la idea de España, que les suena a nación de héroes, conquistas y azote del comunismo estaliniano y demás variedades y especies. En definitiva, el pesoesocialista es uno más de los que nunca defendería a España si ello le supone perder el plato de lentejas.

En esta situación resulta que el PP, Ciudadanos y Vox se echan al monte a guerrear entre ellos, a lucirse al trote de su caballo blanco, a la dialéctica de trincheras, incluso al duelo apadrinado.

En España, que funciona muy bien lo del eslogan, hay quien se cree todo lo que le cuentan y se juzga antes de la instrucción previa, y el PP acaba de ser juzgado por él mismo, por los que eran los suyos, cuando, sin nombrar juez instructor, se sentencian sin dar la más mínima explicación. Convendría que analicen a su gabinete de comunicación y lo envíen a reciclarse para establecer, o restablecer, la frecuencia audible y entendible de sus pretensiones. Siempre fue el Partido Popular un amplio espectro de pensamiento, como lo es España, pero sin dejar de ser, sentir y darse a conocer, sin máscaras ni antifaces. ¿Qué es ahora? Convendría que lo diesen a conocer.

Puede que esté ahí la explicación. He intentado entender las razones por las que te miran raro en ese sector del que les hablo cuando no eres de esa derecha que se da ganadora (hoy por hoy), cuando defiendes la necesidad de aunar fuerzas en defensa de España en unos momentos de tanta gravedad, tanto que se nos muere España en los brazos. Nadie me da las razones. Oigo no sé qué de Rajoy, de traiciones, de cesiones, de corrupción, pero nadie ahonda en lo serio: que es la nación. Lo de Rajoy es agua pasada que no mueve molino y si el PP le quita la militancia por su actitud el día de su cobarde fracaso, el de la moción de censura, sería más valiente y resolutivo que lo de cambiar de sede; pero hasta ahí llega ese pasado. ¿Corrupción? Tendremos que denunciar a los chapuzas que no te hacen la factura y encima presumen.

Luego llegan los reproches, los asaltos cuerpo a cuerpo, incluso los insultos, y lo que realmente hace daño: reducir el grupo, no crecer, no trabajar juntos dentro de una España unida y común.

Si el resultado es una fragmentación de partidos que dicen defender la unidad de España, de su historia, de sus tradiciones y de sus peculiaridades: España se nos muere en los brazos.

Algún día llegará: España muerta. El análisis previo avisa de lo que viene, y todo indica que la muerte llega por las derechas que todas quieren ser «el héroe» de su propia derrota y morir en esas alabanzas.

Tres en uno es sobrenatural y en estos momentos inasumible.

Mientras creemos amarla, España se nos muere en los brazos.

Luego no me digas que no te aviso…

«-Si por tus amores pena,
¡oh, malhaya su cantar!,
y porque nunca los goce
yo le mandaré matar.
-Si le manda matar, madre
juntos nos han de enterrar.
Él murió a la media noche,
ella a los gallos cantar;
a ella como hija de reyes
la entierran en el altar,
a él como hijo de conde
unos pasos más atrás.
De ella nació un rosal blanco,
de él nació un espino albar;
crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar;
las ramitas que se alcanzan
fuertes abrazos se dan,
y las que no se alcanzaban
no dejan de suspirar.
La reina, llena de envidia,
ambos los mandó cortar;
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar;
della naciera una garza,
dél un fuerte gavilán
juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan a la par».

Yo le mandaré matar. Juntos nos han de enterrar… Del rosal blanco y del espino albar.

Dice la copla: No me quieras tanto, quiéreme mejor.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

 

 

EL MANIFIESTO Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Firman: PSOE, Podemos, PNV, Bildu, ERC, JuntsXCat, La Cup, BNG, Mas País y Compromís. En favor de su democracia; suya, solo suya.

Para ellos una sociedad funciona cuando cada hombre tiene miedo del que está arriba y desprecia al que está abajo. Ese es su Manifiesto, el del terror. Les da igual la clase de hombres que arrastran. Porque lo suyo es tenerlos acogotados. Trabajan para que todo el que se acerque se sienta inferior y asuma su terror que deja la huella del azufre. Nunca se ha conocido a gente tan experta en lo inútil; son la maldad. Capaces de cualquier cosa, de cualquier cosa, como hemos visto años atrás, con tal de que triunfe la mentira. Saben muy bien lo efectiva que es la Mentira.

Hoy renuncio a esa democracia, me cisco en sus principios, y huyo de su mentira. ¿Qué son mayoría? ¿De votantes o de subordinados al Poder establecido? Son los Poderes, sí, esos, subordinados del Gobierno. Su fuerza es una máscara que los oculta y su palabra tiene el valor de la mueca.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) acaba de definirse firmando un libelo contra la democracia junto a los que han apoyado el terrorismo, comunistas y los que quieren romper España. Nunca una nación podía llegar a menos, tanto que, si estos son sus representantes, es que aquí ni hay Nación, ni Estado, ni España ni españoles. El español medio podría ser que  ni sospeche que los que están en el poder tienen sus mismos perversos instintos.

El manifiesto está suscrito por: PSOE, Podemos, PNV, Bildu, ERC, JuntsXCat, La Cup, BNG, Mas País y Compromís.

Esto es una concentración de Poder, de todo el Poder. Creen tener lo fuerte y lo justo, el poder de la fuerza y  la justicia. Todos subordinados o esclavos. Es indudable que encajan en lo que dice Talleyrand, utilizar la facultad de la palabra para ocultar su malvado pensamiento, que es una buena definición de la mentira que habita en su interior.

Piensan por ti, deciden por ti, manifiestan por ti y quedas deshonrado por ellos, para siempre. Veo a los mercenarios de la política opinar en nombre de, y me aventuro a decir que pronto cesará la algarabía porque ya habrán alcanzado el Poder, todo el Poder, su objetivo. Entonces ya nadie podrá hablar más allá de obedecer.

Lenin decía que el águila marcha  sola, y son los patos los que forman manada. Era el jefe de las langostas, el ángel del abismo. Abadón.

¿Será esta una nación de patos que honra a los villanos?

Añado: ¿Quieren que les diga quién ganó la moción de censura? Encantado. Mi opinión: ganaron todos (no sé a cuanto sale la hora en el Congreso). Una vez más perdió España, y con ello todos nosotros.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

23 octubre 2020

PARÍS BIEN VALE UNA MISA Adolfo Coloma Contreras General de Brigada (R.)

Enrique de Borbón. París bien vale una misa

Dijo en 1593 Enrique de Borbón, hugonote convencido, pero que no hizo ascos a mudar su fe por el catolicismo con tal de acceder al trono de Versalles. De forma similar se podría aducir que el sillón de La Moncloa, logrado “de aquella manera”, bien vale los más negros pactos y las no menos peligrosas alianzas.

Se han apagado las candilejas en los palcos impares, como bien señalaba en un certero artículo el Gral. Dávila, que los tiene entretenidos en sus cuitas internas. Hay que recoser el “tejido”, como algunos lo denominan, aunque me temo que va a hacer falta más que tiritas y betadine para que no supure la herida. Y mientras tanto comienza a materializarse que,el precio de la poltrona va más allá de un simple oficio por divino que este sea.al fin y al cabo, legal lo será, pero no es una poltrona en propiedad, sino una poltrona alquilada ¡y a qué precio!

Desde que el anterior inquilino hizo mutis por el foro, al ser desposeído “de aquella manera” hasta el día de hoy, todo han sido buenas palabras, gestos hacia el tendido, un rosario de buenas intenciones, aderezados con un par de sucesos:La acogida de inmigrantes en necesidad del buque de bandera gibraltareña Acuarius, y el penoso asunto de “la manada”,que han desviado no poco el foco de atención del problema que más ocupa y preocupa a los españoles: la unidad de España y la igualdad entre todos los españoles. Pero hoy, ¡Ay, amigo! hoy hemos ido conociendo algún detalle de esta nueva edición de “los pactos de la Moncloa” que desgraciadamente ni contarán con el amplio consenso que lograron sus homónimos, ni desde luego, gozarán de la transparencia que rodearon a aquellos.

A mediodía se reunía en el Palacio de la Moncloa el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, con el lehendakari Iñigo Urkullu. Poco más de hora y media pero que, al parecer ha dado para mucho. Nada definitivo, porque ya se sabe que en política nada está acordado hasta que todo lo está. El propio lehendakari, nos ha dejado algunas perlas.

La organización de un grupo de trabajo “bilateral” (¡vaya por Dios, con la bilateralidad!) para estudiar las 37 transferencias pendientes, entre ellas, el Régimen Económico de la Seguridad Social, que entre otros asuntos maneja el fondo de las pensiones. Y esto si es preocupante desde el punto de vista de la igualdad entre todos los españoles, que es – como todos los lectores de este foro conocen – una de las ideas motrices de este blog. Nada definitivo, ya se sabe. Pero bueno, ahí queda eso, ya está la piedra en el estanque. Veremos a ver las ondas que produce.

Por otro lado, está la gestión de los centros penitenciarios, asunto este que entra de lleno en la política antiterrorista. Si bien es cierto que, a todas luces la banda terrorista ETA está desmantelada, quedan no pocos puntos oscuros por aclarar, muchos presos que no han mostrado el mínimoarrepentimiento por el daño causado a las víctimas y a la sociedad entera.Y, sobre todo, los más de 350 asesinatos,secuestros y otras fechorías que aún quedan por resolver.

No hay duda que, en este terreno, la medida más eficaz dentro de la más estricta legalidad, amparada por los tribunales de justicia europeos y aún internacionales, ha sido la política de dispersión de presos convictos y condenados de ETA por todo el damero penitenciario nacional. Medida que no persigue específicamente aumentar innecesariamente el dolor de los familiares, sino evitar que se consoliden mafias dentro de las cárceles, que se constituyan en grupos de presión. Medida del todo eficaz, como sostengo, pero que no ha impedido la ampliación de estudios a quien lo ha solicitado, ni el traslado puntual por razones humanitarias, ni disfrutar del amplio abanico de privilegios de que dispone la población reclusa en España.

El recién estrenado delegado del Gobierno en Vascongadas, Jesús Loza, ha vinculado el acercamiento de los presos etarras a “políticas de convivencia”. ¿Convivencia de quién, Sr Loza? ¿Acaso lo que pretenden Vds. es fomentar la convivencia de las víctimas del terrorismo con los verdugos? Nada se habla de contrapartidas.Ni de pedir perdón, ni de colaboración con la justicia ni de arrepentimiento. Solo “políticas de convivencia”.

Y todo esto ¿A cambio de qué? Pues me temo que a cambio de nada. Bueno si, el precio ya se ha pagado por adelantado. París bien vale una misa.  Todo parece indicar que no va a haber más remedio que decir ¡amén! Porque con 84 votos, la cosa no da para mucho más. Y lo mejor de todo – no se lo pierdan – es que “no se ha fijado un calendario ni un horizonte”, ha declarado el vasco. Bueno, “es que no va a dar tiempo en esta legislatura”, responde el de Madrid. O sea, ya comienza a especular con asuntos que trascienden la propia legislatura”.Pues a alguien favorecerá esa elongación en el tiempo, digo yo. Y convendrán conmigo que a nadie mejor que al Sr Sánchez, que comienza a pavimentar de motivos no solo el retraso en la convocatoria de elecciones, a lo que se había comprometido para ganar la moción de censura, sino a dejarse asignaturas pendientes para poderlas aprobar en una nueva legislatura asegurándose de camino el apoyo de sus incondicionales.

Y entre tanto, otro foco de atención se desplazaba hoy también a la periferia. En el Palacio de la Generalidad de Cataluña recibía su presidente Quim Torras, al secretario General de Podemos, el primer líder de un partido nacional que visita al de la Generalidad tras su nombramiento. Aunque las líneas generales por las que iban a discurrir este encuentro “bilateral” ya eran conocidas, no se ha recatado el líder de Podemos en presentarse como adelantado de Pedro Sánchez o trompetero de la plurinacionalidad, adalid de los presos encarcelados (o huidos) nada menos que por delitos rebelión y malversación. Y esto también nos preocupa, porque la unidad de España no puede ser moneda de cambio.

Cabe pensar, a qué tanto empeño del Sr. Iglesias para mediar entre Sánchez y Torra y qué réditos espera conseguir de tal esfuerzo. Pronto lo veremos pues ambos dos tienen cita concertada, dentro de la ronda que el primero está teniendo con los presidentes autonómicos, para la que ya tiene fecha: el 9 de Julio. Claro que después de Torra, vendrá la cita con la presidenta de Andalucía quien todavía no ha anunciado sus reivindicaciones. No sabemos si volverá a solicitar un aumento de presupuesto para los ERE de su autonomía, o tal vez, autorización para iniciar conversaciones “bilaterales” con el gobierno de Gibraltar.

XII Legislatura

Un cambio repentino de fe, la valió al rey de Navarra el trono de Francia en el siglo XVI. Hoy en nuestra España el escenario es más que volátil. Todo es posible en un escenario en el que cualquier cosa se compra o se vende, POR UN PUÑADO DE VOTOS.

Adolfo Coloma Contreras General de Brigada (R.)

Blog generaldavila.com

27 junio 2018

 

 

 

 

MOCIÓN DE CENSURA. PREOCUPACIÓN MILITAR General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Pedro Sánchez y la moción de censura

«Humanas actiones non ridere, non lugere, neque detestari, sed intelligere» («no reírse, no burlarse, ni detestar, sino entender las acciones humanas»).Ruego me disculpen por el latinismo. Me ha costado transmitirles el grado de perplejidad en el que me encuentro y ha sido en la filosofía spinoziana donde he encontrado la mejor forma de hacerlo. Entender, solo entender. Eso quisiera.

¿Recuerdan?: <<España se acostó monárquica y se ha levantado republicana>>. Algo parecido, pero ahora sin votos y con triple salto mortal.

Creo que somos muchos los que no entendemos cómo es posible que en un plazo de 24 horas se haya cambiado el Gobierno sin que el Gobierno haya aparecido, hecho o dicho, ni defendido nada. No me lo creo… intelligere.

¿Qué ha ocurrido? ¿Qué se esconde o quién se esconde tras la moción de censura? ¿Por qué el señor Rajoy estaba desaparecido? ¿Qué hacía reunido en uno de los restaurantes más caros de Madrid esperando su expulsión? ¿De qué o de quién huía el presidente? Y lo más cuestionado: ¿Por qué no ha dimitido?, si hay alguna poderosa razón para no hacerlo ¿por qué no nos lo ha explicado? Raro, raro, raro. Pero ya es pasado al que habrá que volver, sin duda, y sabremos más cosas.

Hundido su partido en la corrupción hasta las cejas, dispuesto a rajar en canal a España en tratos con los independentistas, abriendo una nueva brecha separatista con los señores del PNV (menos mal que tienen palabra y son de fiar), pactando con los señores de Venezuela, Cuba, Irán, señores del desgobierno, en tratos, si falta hiciere, con el mismísimo diablo, el señor Sánchez, que nunca ha ganado ni al baloncesto, derrotado Rajoy y todo su partido, ha alcanzado la Moncloa y el Gobierno de España. ¿Lo entienden? ¿Perplejos?

Sigamos. Un paso adelante, dos atrás. El futuro es sombrío, oscuro, pero no incierto. Sabemos lo que se nos viene encima. No sé si estaremos preparados. Sí que estamos preocupados. Todos; los militares también. Sí, nos preocupa, como a cualquiera, pero puede que hasta más. Porque hay muchas cosas en riesgo. La primera y más importante es la unidad de España. Si el señor Rajoy hizo poco o mal, el señor Sánchez peor. Los independentistas forman parte de este gobierno porque le han votado. Y no se van a ir con las manos vacías. Los independentistas crecen y se autoalimentan; los nacionalistas vascos también, son eso, nacionalistas, y pronto empezará su festival.

No se me va de la cabeza aquellas declaraciones del señor Pedro Sánchez, cuando ya se creía algo, proclive siempre a la incontinencia verbal (siempre habla desde el poder con el que sueña), diciendo que sobraba el ministerio de Defensa. En pura demagogia: << ¿Qué Ministerio sobra y qué presupuesto falta? Falta más presupuesto contra la pobreza, la violencia de género… Y sobra el Ministerio de Defensa>>. Su partido tuvo urgentemente que aclarar: <<…cuando el secretario general del partido, Pedro Sánchez, dijo que sobraba el Ministerio de Defensa se refería a la necesidad de reducir su presupuesto, pero no a su eliminación>>. ¿Se da cuenta señora Cospedal? ¿Es ese el 2% del PIB prometido a Europa/OTAN y al señor Trump? Tendrá mucho que explicar el señor Sánchez y su ministro/ministra de Defensa en Europa/OTAN.

Las recientes y preocupantes palabras del JEMAD reclamando lo que a las Fuerzas Armadas les corresponde para cumplir su arriesgadas misiones tanto en zona de combate como en España van a ser portada durante mucho tiempo. Dios quiera que no tengamos que recordarlas cuando ya no haya remedio.

El señor Sánchez presentó recientemente una propuesta de reforma de la Ley de Memoria Histórica, dice que  para “mejorarla” y “garantizar su cumplimiento efectivo”. Denlo por hecho y aprobado; con ello la supresión de condecoraciones, corbatas laureadas en las banderas, efemérides, y entierro en la desaparición, de héroes y ejemplos de soldados. ¿Habrá que destruir sus historiales? ¿Desprender de las banderas las corbatas Laureadas? ¿Borrar de la historia militar a miles de héroes?

Son cerca de dos mil expedientes de los héroes de España.

De nuevo la herida abierta y expuesta. Himnos, tradiciones, procesiones y vaya usted a saber. Pasamos de tener tres ministros en la procesión del Cristo de Mena en Málaga con la Legión a, como nos descuidemos, su prohibición. Esto es España.

Pequeños y grandes ejemplos. Todos importantes. Todos envueltos en la preocupación. Unos más que otros porque se trata de entender y aquí no se entiende nada.

Waterloo. Se preparaba la batalla. El general Uxbrideg, segundo de a bordo de Wellington, le preguntó qué pensaba hacer. El duque le contestó que, puesto que quien atacará el día siguiente era Bonaparte, y como este no le había comunicado sus intenciones, sus propios actos dependían de los  de su adversario. Luego puso la mano la mano en el hombro de Uxbridge y le dijo, en tomo amable: “Una cosa es segura, que suceda lo que suceda, usted y yo cumpliremos con nuestro deber”.

Solo eso: que cada uno cumpla con su deber.

«Humanas actiones non ridere, non lugere, neque detestari, sed intelligere». Entender. Solo entender.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

2 junio 2018

Blog: generaldavila.com