LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (18). DOS TESTIMONIOS LEGIONARIOS.

Ahora que nos encontramos en plena celebración de los actos del Centenario de la Legión, quiero ofrecerle mi pequeño testimonio, sobre una fecha que ha quedado grabada a fuego en mi corazón. 21 de Octubre de 2018 en el Acuartelamiento General Gabeiras con el IV Tercio.

Durante mi larga vida que ha transcurrido entre España y Bélgica, siempre anhelé Jurar Bandera con la Legión.

Desde pequeña, mis padres y hermanos mayores me hablaban maravillas de las gestas del Tercio. Aprendí a recitar el poema “Del Feo” de Rafael de León y a cantar el himno Legionario.

Empeñada desde mi vuelta a España en 1996, en prestar juramento a su Bandera, el pasado 21 de Octubre, cumplí mi sueño a pesar del fuerte agüacero que no logró deslucir la Jura.

Llovía a cántaros y con voz potente legionaria, explicó el Teniente Coronel Soto “Se Jura, no se suspende el acto”. Con la Banda de Cornetas y Tambores, gastadores, el Páter Eloy y los amigos que sorteando las inclemencias del tiempo me acompañaron, pude cumplir mi deseo.

Temblaban mis piernas en la escalinata, mientras subía camino de la Bandera, custodiada por el Coronel Armada, que guardando la posición de firmes, de reojo me miraba.

Momentos indescriptibles, que me han llenado de agradecimiento hacia la gran familia Legionaria. Cuando sonaron los acordes del “Novio de la Muerte” a duras penas pude contener la emoción que me embargaba.

¡VIVA LA LEGIÓN Y VIVA ESPAÑA!

Pilar Artesero Pinilla.

31 marzo 2019

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO

A la orden de VE mi General:

Solicito permiso para el desarrollo del pequeño artículo.

Tengo 58 años, nací en Jerez de la Frontera y desde pequeño mí querida abuela Nieves, me recitaba diariamente la letra del “Novio de la Muerte”.

Esa experiencia me impactó profundamente y despertó en mí el interés por todo lo relacionado con El Tercio.

He leído diferentes libros, sobre el General Millán Astray y la Legión. En numerosas ocasiones he visionado sus desfiles en la Castellana y he disfrutado visitando los acuartelamientos de García Aldave y General Gabeiras.

Gracias al Capitán de Fragata, D. Javier Serrano de Pablo y Díez, tuve la ocasión de presenciar el desembarco de la Legión en Málaga, durante el Jueves Santo, para procesionar con el Cristo de la Buena Muerte.

Desde aquel momento, me vinculé al Tercio como simpatizante de la Hermandad de Barcelona. Posteriormente me inscribí en la Fundación Tercio de Extranjeros con nuestro Coronel Díaz, y ahora afincado en el Puerto de Santa María, me han abierto sus puertas en la Hermandad de Cádiz a las órdenes del Coronel Sánchez Gey.

Renovar mi Juramento a la Bandera en Junio de 2012, con el IV Tercio Alejandro Farnesio, terminó de sellar mi compromiso con la Legión.

Mi Agradecimiento sincero al Teniente General Pitarch, al General Lanchares y al Oficial Mayor D. Fernando Mogaburo, por animarme a cumplir mi sueño.

Con su permiso mi General, solicito permiso para reincorporarme a mi puesto en formación.

¡VIVA ESPAÑA!, ¡VIVA EL REY! Y ¡VIVA LA LEGIÓN!

Andrés Galán Aguilar

Marinero 2 y miembro de la Fundación Tercio de Extranjeros

31 Marzo 2019

 

 

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (9) LA ARTILLERÍA DE LA LEGIÓN. UN SUEÑO DE SU FUNDADOR DESDE SUS INICIOS. Teniente General Ramón Pardo de Santayana Gómez de Olea

Con alguna frecuencia me han preguntado compañeros: qué hace un artillero en la Legión. La pregunta con frecuencia no estaba exenta de cierta ironía y con ganas de tomarme el pelo a mí y al resto de los artilleros que hemos pasado por las filas de la Legión.

La mayoría de las veces no he contestado a la pregunta he sonreído y he dejado al que preguntaba que continuase en su ignorancia. Sin embargo, a veces la pregunta viene de una idea preconcebida de la Legión como una unidad de infantería ligera. Pero hay que recordar que en los primeros años de la Legión han existido unidades hasta de Carros de combate o de lanzallamas, que salen del estereotipo romántico de un legionario y su bayoneta.  Por eso cuando el que preguntaba buscaba una respuesta sincera, le contestaba algo parecido a la explicación siguiente.

El hecho de que actualmente exista Artillería en la Legión viene a dar la razón a la primera intención que tuvo Millán Astray de fundar una unidad expedicionaria formada por personal voluntario y dotado de todas las capacidades de combate y vida necesarias. Inicialmente, cuando el Rey aprobó la creación de un Tercio de Extranjeros, y se le encomendó a nuestro fundador, él presentó en el Estado Mayor del Ejército un proyecto ambicioso a imagen y semejanza de él mismo.  Quería ir más allá de un conjunto de unidades como la Legión Extranjera de Francia y además no pensaba sólo en el norte de África.  Hay que tener en cuenta que él fue soldado de un imperio antes de 1895 y seguía aspirando a una España importante en el concierto mundial y creyendo en la necesidad de proyectar la fuerza fuera de las fronteras del Territorio Nacional.

Pero se fue encontrando una dificultad tras otra hasta el punto de que desde el Real Decreto de fundación hasta que se presentó el primer legionario pasaron casi 9 meses. Como todos los proyectos exitosos al principio sus creadores no saben aún cual será el resultado final, pero era evidente que el empuje de un hombre tan excepcional no podía plegarse a las resistencias que iba encontrando; había que encontrar una solución. No fue hasta ver las dificultades que le ponían que se conformó por empezar constituyendo una primera Pequeña Unidad de Infantería Ligera.

En cuanto pudo fue ampliando el número de sus banderas. Y apoyado en los éxitos obtenidos pidió tener también una unidad de caballería apoyándose en el hecho de que Regulares también tenía su caballería propia. Mientras tanto la Legión fue adquiriendo su propio carácter y se fue definiendo a sí misma como una unidad de choque.  Por otro lado el apoyo artillero estaba garantizado por lo que Millán Astray llamaba las baterías gallegas que eran las baterías del Primer Regimiento de Artillería de Montaña de guarnición en la Coruña. Entonces todavía no se habían impuesto en España los nuevos conceptos de Brigada como Gran Unidad orgánica y seguíamos empleando las Columnas que se organizaban ad hoc para cada misión. Por otro lado, existiendo regulares y la Legión,no tenía mucho sentido volver a la idea inicial de un ejército expedicionario exclusivamente legionario pues tendría que haber contado con unidades de ambos orígenes. Es decir que no habían coincidido los astros para que se cumpliera la visión inicial de Millán Astray.

Durante unos pocos años en el Sáhara, debido a la independencia de las acciones y las largas distancias, se vio conveniente que la Artillería de Campaña fuese legionaria en ambos Tercios Saharianos. Más por problemas de personalismos, que por problemas de orgánica, muy pronto se disolvieron ambas baterías y el apoyo artillero volvió a ser proporcionado por otras unidades artilleras en este caso de Canarias.

Titulo que me concedió el entonces teniente coronel Pardo de Santayana Jefe del Grupo de Artillería de la Brigada de la Legión

Los astros no volvieron a coincidir hasta que en el año mil novecientos noventa y cinco se crease la Brigada de la Legión, y a partir de entonces se puede decir qué el sueño inicial de Millán Astray ya ha quedado completo.  Esto es así no solo con Artillería de Campaña sino también con todas las capacidades qué necesita una gran unidad.  A mí me ilusiona esta perspectiva de haber vuelto a la brillante idea inicial de nuestro Fundador.

Sé que con esto no desactivo la posibilidad de seguir oyendo bromas al respecto, pero tampoco deseo desactivarlo, porque el sano compañerismo siempre ha incluido las bromas y las guasas; queriendo todos ser siempre el mejor. Ojalá esto siga siendo así en nuestra querida Legión.

Teniente General Ramón Pardo de Santayana Gómez de Olea

Artículo perteneciente a La Legión Camino del Centenario y los “testimonios legionarios” publicados en el Blog: generaldavila.com

27 febrero 2019

ANTE EL CENTENARIO DE LA LEGIÓN ESPAÑOLA (8) Juan Chicharro Ortega General de División ( R ) de Infantería de Marina

Soy infante de marina y soy Presidente Ejecutivo de la Fundación Nacional Francisco Franco. Dos razones más que sobradas para sentir un profundo orgullo por la conmemoración el año próximo del centenario de la creación del antiguo Tercio de Extranjeros, hoy Legión española.

El lema de la infantería de marina española desde tiempo inmemorial reza “valientes por tierra y por mar”. Soldados de la mar que han servido a nuestra Patria y a nuestro Rey teniendo siempre como norte su adscripción a virtudes como el honor, la lealtad y el sacrificio. Y es desde esta perspectiva que yo como humilde soldado de este Cuerpo de Infantería de Marina tenga una especial admiración hacia quienes en grado máximo han ejercitado esas virtudes militares durante los últimos cien años, en guerra y en paz, regando con su sangre la defensa de España como nadie lo ha hecho. Los infantes de marina nos sentimos hermanados con la Legión por compartir los mismos valores y sobre todos ellos nuestro inmenso amor a España.

Al margen de los lazos familiares, conocí directamente a los legionarios cuando a finales de 1975 encontrándome destacado en el antiguo Sáhara español al mando de una sección reforzada de infantería de marina,en la zona de Villa Cisneros, fui adscrito al IV Tercio al mando del Coronel Pallás por razones operativas. Mi sección era única y por coherencia operativa durante un tiempo formé parte de dicho Tercio adscrito a un Subgrupo Táctico en los cometidos de mantenimiento del toque de queda imperante en la antigua ciudad española.  Allí me imbuí de espíritu legionario. Espíritu que he intentado mantener siempre en mi esencia como militar. De nadie lo podía haber aprendido mejor.  De esto y de la lectura emocionada de los  hechos de armas de este viejo Tercio de Extranjeros  pueden comprenderse muchas de mis vivencias personales como soldado que fui y me siento.

Los infantes de marina nos vanagloriamos de nuestro lema antes citado y qué mejor estímulo para su cumplimiento que  los cientos de ejemplos que la Legión nos ha dado. En mi mente vuela ahora, mientras escribo estas líneas, la XVI Compañía asaltando a cuerpo descubierto el Fuerte de la Trinidad en la muralla de Badajoz en 1936.

Y, por otra parte, responsable actual de la difusión del legado de Francisco Franco qué duda cabe que no puedo obviar su pasado legionario que le marcó para siempre. Cuando Millán Astray buscó un lugarteniente en su inmensa tarea de encontrar al hombre idóneo para la creación de la Legión no dudó ni un momento. Ese hombre era el entonces Comandante Franco.

Escribe el Comandante Franco en “Diario de una Bandera” que fue aquella “a la que el destino brindó el honor de derramar repetidamente su sangre por España“encerrando dentro de sí toda una interpretación del honor español pero siempre desde la eficaz aplicación al servicio de España.

Y nos cuenta Manuel Aznar en una de sus crónicas de la lucha en Taxuda y Atlaten, refiriéndose a Franco, lo que puede ser una de las mejores descripciones de lo que es la Legión: “¡A la bayoneta! ¡Arriba mis valientes! ¡Viva España! El Comandante Franco enroquecía a la cabeza de sus bravos. La lucha fue cuerpo a cuerpo. La cresta, ocupada por el enemigo, era tomada otra vez, y de pie en ella Franco y sus tropas se coronaban de gloria”.

Y tomando de nuevo palabras de Manuel Aznar: “la bravura y cortesía son hijas del honor, y el honor es para los capitanes de nuestra estirpe la luz que muestra los caminos del deber. He aquí la clave y el lema: por el honor al deber”.

Hoy cien años después la sociedad ha cambiado notablemente pero hay cosas que no cambian nunca y estos son los valores en los que se forjó la Legión y que día a día nos demuestran sus legionarios allá donde estén.

Y termino como empecé: mostrando mi admiración y cariño inmenso hacia la Legión española deseando que la conmemoración de ese centenario sea lo más brillante posible.

¡A mí la Legión! ¡Viva España!

General de División (R.) de Infantería de Marina Juan Chicharro Ortega 

Artículo perteneciente a La Legión Camino del Centenario y los “testimonios legionarios” publicados en el Blog: generaldavila.com

24 febrero 2019

CAMINO DEL CENTENARIO. RAMÓN MOYA: ÉL ES EL LEGIONARIO Y YO SOY SU DIVINA MUJER (Isabel Corral de Moya)

Isabel Corral de Moya. Esposa de nuestro inolvidable (¡tan querido!) Coronel Ramón Moya Ruiz, nuestro Coronel, Presidente de la Hermandad Nacional, la de todos los legionarios. Ella ha tenido el valor legionario de su esposo, de su querido legionario, y en estos duros momentos nos escribe estas emocionantes palabras en La Legión Camino del Centenario. No podía faltar nuestro Coronel y aquí está: Él en las palabras escritas de su legionaria, su divina mujer.

El Coronel Moya al frente de sus Antiguos Caballeros Legionarios

¡Gracias Isabel! ¡Gracias Legionaria!

RAMÓN MOYA: ÉL ES EL LEGIONARIO Y YO SOY SU DIVINA MUJER (Isabel Corral de Moya)

Al grito de “a mí la Legión, dado por mi entrañable amigo, el General Dávila, me pongo a escribir; me cuesta, pero creo que el Coronel Ramón Moya Ruiz, se merece cualquier sacrificio.

Esposo, padre, abuelo y Legionario. No sabría destacar una faceta de todas ellas. En todas cumplió, en todas amó y en todas dejó lo mejor de sí mismo.

Cada noche como oración digo el final de la Canción El Novio de la Muerte que con él aprendí: “Si algún día Dios te llama, para mí un puesto reclama, que a buscarte pronto iré”. Él es el legionario y yo soy la divina mujer, porque así era yo para él. Fue el mejor marido que cualquier mujer puede desear.

Como padre supo inculcar a sus hijos los valores de los que era portador: Lealtad, respeto, amor a Dios y al prójimo, la honestidad y el amor a nuestra Patria y a nuestra bandera.

Como legionario en Ceuta poco puedo contar. Él era una Teniente de Infantería muy joven y yo un niña. Sólo conozco algunas anécdotas que él me contaba. Yo viví otras etapas de su vida militar, y en esta última como Presidente Nacional de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios durante 17 años; a su lado aprendí a querer a la Legión y todo lo que significa y que él supo transmitir a todos los que eran socios o frecuentaban la Hermandad. En todo se ve su sello, convirtiendo la Hermandad en un segundo hogar para todos, un lugar donde se comparte lo bueno y lo malo, donde se busca ayuda, donde se celebra lo que sea, donde puede uno reír o brindar con los amigos, donde llorar también con ellos.

El Coronel Moya también se preocupó de realizar actividades y conferencias que incentivaran el deseo de conocimiento y curiosidad de todos y otras más lúdicas donde fomentar el compañerismo, como la fabada de los primeros jueves de mes, los callos de Angelines la mesonera (buenísimos), las comidas de distintas Promociones, o las de distintos grupos los martes etc., etc.

Un joven teniente de la Legión: Ramón Moya Ruiz

Hemos idos más de 40 personas con amigos o familia a todos los Días del Veterano de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil y a todos los Sábados Legionarios, allá donde tocase (Ferrol, Sevilla, Ceuta, Ronda, Barcelona, Baeza, Zaragoza…),  siempre con él a la cabeza, desfilando con esa gallardía y elegancia natural que tenía, como en octubre de 2018 en Cáceres o el Día 12 de Octubre, Fiesta de la Hispanidad, en Madrid.

Y ha muerto al pie del cañón escribiendo una hermosa carta dos días antes, desde México, hablando de la Madre Patria, invitando y animando a todos a ir a Almería, como todos los años, a celebrar el Combate de Edchera, donde una vez más la Brigada nos hizo el honor de plasmar su retrato en el cartel anunciador. Pero él no pudo asistir. El 1 de diciembre de 2018 nos dejó, igual que vivió, con esa sonrisa y sin una queja, con la satisfacción del deber cumplido.

Todos los que estuvisteis en el funeral, pudisteis comprobar la muestra de amor inmensa que recibimos. El sembró y su familia recogimos. Amó tanto, fue tan legionario que nadie ha conocido un acto más emotivo y que tanto nos confortó. Había muchos Mandos militares, compañeros, representante de la Nobleza y sobre todo amigos, muchísimos amigos y muchos legionarios veteranos, llorando, se les había ido un referente, alguien muy grande, nos decían.

Este año había borrado Almería de mi mente, porque me era imposible asistir sin mi legionario, pero recibí una carta entrañable del General Marcos Llago, pidiéndome que les acompañara y fuimos mi hijo mayor, Ramón y yo, y allí vivimos la Legión que él tanto amaba con unas muestras de cariño hacia él y hacia nosotros que no olvidaré mientras viva. El General en su alocución  glosó la figura del Coronel Moya, “nuestro Presidente Nacional”, según afirmó él, que había dejado huérfana a la Legión y agradeció públicamente la asistencia de mi hijo y mía  al acto.

Tampoco llegará al 28 de enero de 2020 CENTENARIO DE LA FUNDACIÓN, con el empeño que tenía por hacer algo grande, pero desde el cielo dará Vivas a España, al Rey y a la Legíón.

Isabel Corral de Moya

Blog: generaldavila.com

Artículo perteneciente a los “testimonios legionarios” publicados en el Blog: generaldavila.com con motivo del Centenario de la Legión.

10 febrero 2019

 

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (TESTIMONIOS) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Para iniciar los testimonios legionarios (Camino del Centenario) creo que es necesario empezar con las palabras que su fundador, el teniente coronel Millán Astray, pronunció <<cuando la Legión ya había hecha gloriosa la Bandera porque la tiñe de rojo la sangre de los legionarios>>.

No he encontrado mejores palabras para definir el espíritu de su Credo, ni creo que nadie sea capaz de hacerlo.

Mi general: desde el permanente recuerdo legionario, de todos los legionarios, gracias por dejarnos esta obra de amor y dolor por la que sin duda seguiremos dando la vida sin pedir nada a cambio.

¡Viva España! ¡Viva el Rey! Viva la Legión! ¡Viva Millán-Astray!

ARENGA PRONUNCIADA EN DICIEMBRE DE 1921 POR EL TENIENTE CORONEL MILLÁN ASTRAY, FUNDADOR DE LA LEGIÓN

¡Legionarios!

Hemos pasado de 1.000 bajas en los combates; de ellas 15 oficiales y 200 legionarios cayeron para siempre cubiertos de gloria; de los restantes son , 54 jefes y oficiales y 775 legionarios. Entre los primeros están como los más preclaros héroes de la legión los 15 legionarios que, al mando del cabo Suceso Terreros, marcharon voluntarios al blocao de ‹‹La Muerte›› en Melilla, y en el que perecieron gloriosamente  entre sus escombros cuando fue destrozado por el cañón enemigo; estos heroicos legionarios cumplieron con el ‹‹Espíritu de acudir al fuego›› que nos manda nuestro Credo.

Son gloriosas las hazañas de la Primera y Segunda Banderas en Melilla y que cada día escriben una nueva página que aumenta nuestros laureles.

La Tercera Bandera selló con su sangre  en el combate de Buharras su ejecutoria legionaria. La Cuarta Bandera en Magán se llamó desde entonces digna hermana de las tres primeras y la más joven de todas; la Quinta Bandera alcanzó igual título en Ayalia.

Son vuestros jefes los comandantes Franco, Fontanes, Cardeira, Villegas y Liniers; tenéis capitanes y oficiales que son orgullo del Arma de Infantería, y vosotros legionarios, podéis ya contestar como un honor, como yo os prometí, cuando os pregunten que quienes sois, diciendo: ‹‹Soy un legionario››.

Seguid el camino emprendido; no olvidéis nuestro Credo, y acometed siempre al enemigo por mucho y pujante que sea; no abandonéis al caído en el campo, hasta perecer todos; quereos como hermanos, acudid a la voz de ¡A mí la legión!, a defender a quien os llame; marchad sin fatiga; no os quejéis jamás; trabajad con fe, auxiliando a todo el que pida ayuda a la Legión; acudid al fuego como lo hizo el cabo Terrero con los 15 inmortales y como fueron los enfermos y asistentes en socorro de Ait-Aixa en Melilla.

Seguid cumpliendo vuestro deber; obedeced hasta morir, demandad ansiosos, un día y otro, el combatir sin tregua ni descanso y si llega la hora de la muerte pensad que tenéis asegurada la gloria en la tierra y en el Cielo.

Y como dice nuestro Credo que la bandera de la Legión será gloriosa porque la teñirá la sangre de sus legionarios, hoy también que hemos cumplido nuestra promesa, os digo que la Bandera de la Legión es ya gloriosa porque la tiñe de rojo la sangre de los legionarios.

¡Caballeros legionarios! Seguid el camino emprendido, seguid combatiendo con bravura legionaria y seguid en todos los lugares en donde estéis demostrando el ‹‹Espíritu de disciplina y obediencia›› que a todos os caracteriza.

Legionarios: Digamos los vivas con que vamos al combate, con que celebramos nuestras fiestas, con que veneramos a España y a nuestro Rey y con los vivas mismos que son la despedida de los que nos abandonan para siempre.

Legionarios: ¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!

(Arenga pronunciada en diciembre de 1921 por el Teniente Coronel José Millán Astray, fundador de la Legión).

Las palabras de nuestro fundador son la Legión. Nada se puede añadir. Eran, son y serán el mejor resumen de su obra. La Legión cumple pronto sus cien años, pero ya cumplió la eternidad.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

1 febrero 2018

EL VIDEOBLOG DEL GENERAL. LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO

La fecha de inicio del Centenario de la Fundación de la Legión será el 28 de enero de 2020, recordando así la del Real Decreto de su Fundación de 28 de Enero de 1920 que firmado por Su Majestad el Rey Alfonso XIII disponía que: “Con la denominación de Tercio de Extranjeros, se creará una Unidad Militar armada, cuyos efectivos, haberes y reglamento por el que ha de regirse, serán fijados por el Ministerio de la Guerra”. 

Una historia de cien años que se resume en:

9.722 muertos, 35.200 heridos, más de 1.000 desaparecidos… 46.000 bajas.

7 Laureadas de San Fernando Colectivas y 22 Medallas Militares.

23 Laureadas de San Fernando individuales y 211 Medallas Militares.

Por eso este primer artículo de la cuenta atrás hacia el Centenario está dedicado a nuestros muertos. A todos los que con su ejemplo y dignidad legionaria han hecho Legión.

Gracias a la colaboración de Ángel Molinero (Legionario de Honor) y a mi hijo Rafael Dávila hoy les puedo ofrecer este video en honor a nuestros muertos.

Véanlo hasta el final y rindan con su oración al Cristo de la Buena Muerte el homenaje que se merecen.

Es principio y fin. Por España. Todo, la vida, por España.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

28 enero 2019

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Queridos amigos:

Desde este humilde blog (generaldavila.com) desde hace unos tres años un grupo de compañeros escribimos a diario en defensa de la Unidad de España y de nuestras queridas Fuerzas Armadas. Lo que empezó como una forma de llenar el tiempo libre y aportar algo de nuestra experiencia ha llegado a alcanzar buen número de lectores tanto en el mundo civil como en el militar (tres millones y medio de visitas). Entre los temas que tocamos en nuestros artículos no podía faltar el de la Legión al que hemos dedicado un gran número de ellos, con amor y fervor. El próximo Centenario ha sido referencia: “La Legíón Camino del Centenario”.

Es una fecha de indudable valor y contenido, no solo para la Legión sino para el conjunto de las Fuerzas Armadas y Sociedad española, por lo que, dentro de nuestra humildad, queremos contribuir desde el blog a su difusión, resaltando no solo el Centenario sino a su protagonista: La Legión.

Para ello pretendemos recoger en pequeños artículos, que me atrevería a llamar testimonios, la experiencia, sentimiento, ideas, mensaje, en fin que cada cual vea, de aquellos que han estado o sin haberlo hecho estuvieron o están vinculados, la sienten y la quieren. No hace falta ser o haber sido legionario para sentirse cerca de ella.

Los artículos empezarán a publicarse desde el próximo lunes día 28, justo un año antes de la fecha del inicio del Centenario.

Les pido su colaboración para que, cuando puedan, si lo desean, escriban un artículo sobre su experiencia, razones, sentimientos…, en fin un testimonio legionario camino del Centenario. Todos ustedes quedan invitados a participar. Les quedaré muy agradecido, pero no es algo solo mío, sino para todos, para entre todos disponer de un relato legionario de este recorrido de cien años.

Empezaremos con un videoblog dedicado a los que nos dejaron cumpliendo su deber: los muertos de la Legión.

Les remito las normas de colaboración para unificar criterios a la hora de la publicación.

La nueva sección queda abierta. Les espero.

Un fuerte abrazo legionario, y agradecido.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

NORMAS DE REDACCIÓN ARTÍCULOS CENTENARIO DE LA LEGIÓN

Tema: Centenario de la Legión. Testimonio, experiencia, sentimientos, que cada cual vea…

Lo que el sentimiento o la razón le indiquen. Eso buscamos. Un sentimiento, una razón, un amor o un dolor, un recuerdo o un presente eterno, pero sobre todo un Credo. A la hora de escribir, como a la hora del combate, allá cada cual, se echa uno el Credo encima y “Legionarios a luchar. Legionarios a morir”.

Extensión: Ni largo ni corto, sino en el objetivo.

Entre 700 y 1000 palabras es lo adecuado para no ser soso ni pasarse de salado. Si te pasas en algunas palabras nada pasa, pero sin excesos.

Enviarlo a la dirección de correo: generaldavila1@gmail.com

Escrito en Times New Roman; tamaño 14.

Si es posible acompañar el artículo con dos o tres fotografías que sean referencia. Lo ideal es que fuesen inéditas para aumentar el interés y conocer nuevas imágenes. Mandarlas en archivos distintos al del artículo lo que me facilitará el trabajo de publicación.

Plazo y publicación: Como sabéis el primer artículo se publicará el 28 de enero de 2019 y el último el 27 de enero de 2020. El día 28 de ese mismo mes de enero 2020 publicaré todos los artículos juntos de forma que se puedan leer como un libro digital.

Para facilitar la labor de publicación y enmaquetación, podéis empezar a enviarme vuestros artículos ¡Ya! Los publicaré en el orden de recepción de los mismos. Antes de publicar un artículo el interesado recibirá comunicación de la fecha de su publicación y le remitiré el enlace al mismo.

Os ruego que firméis el artículo con nombre, apellidos y el que lo desee (es conveniente) ponga también su empleo, situación o ampliación del nombre que a él le parezca.

También os pido que deis la difusión que creáis conveniente al proyecto para que pueda participar todo el que lo desee ya que mis contactos y enlaces son limitados.

Un fuerte abrazo legionario, y agradecido.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)