LAS ACTAS DE LA ETA Y ZAPATERO. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Zapatero nos persigue y le tomará el relevo Sánchez. Es cuestión de tiempo. Llevan bajo el brazo los horrores de la historia reciente de España: terrorismo e independentismo.

La revisión de los hechos, la instrucción por ley, código penal en mano, está pendiente. Deberían iniciarse las modificaciones legales necesarias para que nadie pueda desde dentro, amparados en su ley, fomentar, negociar, financiar, justificar, ser el verbo del independentismo, de la destrucción de España y menos permitir que los asesinos terroristas se institucionalicen.

Van ganado estas dos batallas los rojos y harán cualquier cosa por seguir ganando. Perdonen por los términos usados, rojos, azules, pero su recuperación se la debemos a los señores  Zapatero y Sánchez, puño en alto, internacional al canto, que a cada paso nos reviven la Guerra Civil desde su ley y las tapias de los cementerios. Largo Caballero, vigilante de su repugnante memoria, los azuza desde los Nuevos Ministerios: <<Si triunfan las derechas no habrá más remisión; tendremos que ir a la guerra civil declarada. No se hagan ilusiones las derechas, ni digan que esto son amenazas: son advertencias. Ya saben que nosotros no decimos las cosas por decirlas; lo decimos porque llevamos dentro del corazón y del cerebro el propósito de hacerlo>>. No nos cabe duda. Será mejor vivir en la desconfianza y no dar el más mínimo crédito a estos gobernantes. Parecen trogloditas de El inmortal de Borges: <<Salomón dice: No hay nada nuevo sobre la tierra. De modo que como Platón tenía una imaginación, todo conocimiento no era más que un recuerdo; así Salomón sentencia que toda novedad no es más que el olvido>>.

<<Por sus pasadas o futuras virtudes, todo hombre es acreedor a toda bondad, pero también a toda traición, por sus infamias del pasado o del porvenir>>. Vamos conociendo las infamias del pasado, ninguna virtud en estos personajes.

¿Qué nos queda?

Coger el caballo que se asusta de su sombra y encararlo hacia la luz. Iluminar la oscuridad del horror del pasado y sobre todo no dejar el camino al arbitrio de un asustadizo caballo.

<<Corrían tiempos en los que la mayoría de los políticos atenienses eran hombres cuya palabra sin fundamento no bastaba siquiera para condenar a un perro>>.

Como ahora. Sin duda toda novedad no es más que el olvido.

Las actas de la ETA salen de las sombras. Contaminan el pasado y el porvenir. Nos desvelan una realidad tan grave que recuerda al GAL.

Como para fiarse de los rojos. Llevan bajo el brazo los horrores de la historia reciente de España: terrorismo e independentismo. Además no olvidan la Guerra Civil que explotan confundiendo a los hombres. No hay nada nuevo sobre la tierra.

El ala derecha necesita de un buen general. Desde las luchas más remotas se sabe que el lado en que se esgrime el arma es más honroso que el del escudo; que ha servido para refugio de cobardes y sus inconfesables secretos. Nada nuevo sobre la tierra.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

3 junio 2019

EL VIDEO-BLOG DEL GENERAL. DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS 2019. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS 2019

“España no invierte en la Seguridad global la parte que le corresponde y lo compensa parcialmente tratando de participar en diversas operaciones de mantenimiento de la paz a costa de un gran esfuerzo de sus militares y en cierto modo también a costa de la operatividad global de las Fuerzas Armadas”.

“Sacrificamos soldados y desmantelamos unidades”.

Palabras del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados (Abril 2018).

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

1 junio 2019

DE LA TRINCHERA A LA CALLE (Inventos militares que nos cambiaron la vida) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Isabel Uriarte Arbaiza acaba de publicar un libro. No es el primero, pero siempre que uno edita requiere una especial atención hasta que alcanza la mayoría de edad. Yo se la dedico como si fuese familiar porque además lo es, familia militar que todos somos. De la trinchera a la calle. Inventos militares que nos cambiaron la vida es su título, sugestivo y curioso que nos introduce en un mundo casi desconocido por todos.

Dedica el libro a su padre, general de Brigada, matemático, músico, inventor, en fin, casi como todos los soldados, porque en la vida militar el invento, a diario, es una necesidad. Además un soldado se mueve siempre entre la música y la matemática de la vida donde no todo se resuelve con una ecuación.

¡Siempre está usted inventando! Me decía mi capitán; y yo pensaba para mis adentros: como no invente y supla con celo todo lo que nos hace falta de esta no salimos.

Mis palabras no pretenden hacer una reseña del libro ni tan siquiera promocionar una obra que lo hace sola y sin más ayuda que su valor. Solo pretendo dar las gracias a Isabel Uriarte por su  gentileza al hacerme entrega del libro con preciosa dedicatoria y mucho cariño. Ella se siente paracaidista, pero es más que eso, con todo lo que es ser paracaidista, ella tiene alma de soldado. Y se nota cuando escribe, cuando habla, cuando piensa y siente. ¡Gracias Isabel!

Este es el continente. El contenido es ¡Dios mío, cuántas cosas que no sabemos! Me sorprende saber y no saber, me sorprende lo que se puede llegar a hacer, de la necesidad virtud, y después de la lectura del libro de Isabel recuerdo aquella frase de Borges: <<No me enorgullezco de lo que he escrito, sino de lo que he leído>>.

Desde la Sanidad, alimentación, la moda, el deporte, la papelería…, todo, en todo está la huella militar, y todo lo recoge este libro. Termina con unos <<dimes y diretes militares>> que son el postre perfecto para tan suculento menú. Como tengo delante uno de esos dimes: <<Al buen callar llaman Sancho>>, pues eso, que me callo, no sin antes destacar el prólogo justo y medido del general Muñoz Grandes.

Un gran acierto y mejor encuentro con este magnífico libro.

Gracias Isabel.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

30 mayo 2019

 

ESPAÑA FEDERAL Y REPUBLICANA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Escribe el maestro Gabriel Albiac: <<Imaginemos que un cataclismo universal hubiera destruido instantáneamente todos los libros -en todos sus soportes- del planeta. Bastaría que un milagro hubiera salvado uno de ellos, para hacer verosímil -en un equitativo plazo de milenios- la reescritura de todos. Ese libro se llama Ilíada. Y en él están todos los libros, absolutamente todos>> […]. <<Todo, absolutamente todo, está en La Ilíada, de Homero. Nosotros>>.

Parece imposible la vida, toda, en un libro.

Busquen lo que quieran, de ayer y de mañana, hasta lo más cotidiano,  y allí está. Lo de hoy por supuesto.

La pasión, la vida preferida en su intensidad que en su duración: Aquiles.

La reflexión, la razón, el deber: Héctor.

Aquiles busca matar a aquel a quien odia. Héctor al enemigo de su Patria.

Dispuesto a encerrarme en una de las versiones de La Iliada tropiezo con un augurio. En el Canto XII.

Héctor responde a su hermano Polidamante cuando le invita a dejar la lucha por un presagio siniestro: <<Un solo presagio es el mejor: combatir en defensa de la patria>>.

El valor de un héroe de la reflexión y razón. Alimentado por el amor a su patria, a los suyos, que lucha por su deber.

Negros presagios:

<<…un águila de altísimo vuelo

que iba dejando aparte, hacia la izquierda,

a las huestes troyanas

y llevaba entre sus uñas

una roja serpiente color sangre…>>.

Habrá lucha. El peor augurio sería abandonarla. <<No se puede vivir para morir cobardemente y sin gloria, sino realizando algo grande>>.

Presagio. La República Federal…, águila de altísimo vuelo, que iba dejando aparte, hacia la izquierda…Héctor

Votamos sin darle mucha importancia a sus consecuencias. Tenemos por delante unos años críticos, quiero decir de mucha gravedad. Lo que ustedes han preferido es el federalismo que, según el más votado, el señor Sánchez, es <<una voluntad política de acuerdo, de convivencia y de calidad institucional>> o dicho de otra manera: <<llevar a cabo una reforma de nuestra Constitución en sentido federal>>. Y republicana. Quizá el señor Sánchez, como tantos, no sabe lo que dice.

Ortega y Gasset dejó claro los términos del problema: <<Un Estado federal es un conjunto de pueblos que caminan hacia su unidad. Un Estado unitario que se federaliza es un organismo de pueblos que retrograda y camina hacia su dispersión>>. Expuso las diferencias entre soberanía y autonomía: <<Es la soberanía la facultad en su raíz, preestatal y prejurídica de las decisiones últimas o primeras, según el orden en que queráis contar: es, pues, el fundamento de todo poder, de toda ley, de todo derecho, de todo orden. Y la autonomía, en cambio, un principio político que supone ya un Estado sobre cuya soberanía indivisa no se discute porque no es cuestión>>.

Claro que ya sabemos, no todos, que los llamados <<izquierda>>, socialistas, republicanos ellos, tiene un concepto de República muy de ese lado; les gusta llamar a su revolución proceso democrático, que no es un sistema político, sino llevar a cabo una reforma radical eliminando cualquier vestigio de la España conocida. Ya lo profetizaron: no la va a conocer ni la madre que la parió.

Pobre España que lleva siglos <<como en sueños ni el que persigue puede alcanzar al perseguido ni este huir de aquel, de igual manera ni Aquiles con sus pies podía dar alcance a Héctor, ni Héctor escapar de Aquiles>>.

¿Por qué?

Sir Douglas Haig, Mariscal de Campo del Ejército británico combatió en la Batalla de Somme durante la I Guerra Mundial; nunca se aproximaba a sus soldados. Su Estado Mayor le recomendó hacerlo para estimular a sus decaídos soldados. Se acercó a uno de ellos y le preguntó:-¿Dónde empezó usted la guerra? El soldado no lo dudó:

-Yo no empecé esta guerra, señor; creo que fue el Kaiser.

Los soldados troyanos se refugian en la ciudad. Héctor queda fuera; va a pelear contra Aquiles. Una vez los dos guerreros están frente a frente Héctor huye. Le costará la vida.

Se aproximan tiempos que requieren dignidad, valor y saber a quién tenemos enfrente. No huir. 
Aquiles frente a Héctor

Porque lo malo no es la forma política sino <<saber que los dioses  nos engañan para mejor atraernos siempre a lo peor>>.

<<Un solo presagio es el mejor: combatir en defensa de la patria>>.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

28 mayo 2019

Blog: generaldavila.com

JURA DE BANDERA EN SEVILLA. ¿QUÉ HAS SENTIDO AL BESAR LA BANDERA DE ESPAÑA? General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

De aquí al 1 de junio, con motivo del Día de las Fuerzas Armadas que tendrá su Acto Central ese día en Sevilla, serán muchos los lugares de España donde se celebre el acto de Jura de Bandera para personal civil. Durante el mes de mayo se celebraron en Cartagena, León, Fuente del Maestre (Badajoz), Madrid, Herrera de Pisuerga (Palencia), Granada, Pontevedra, Madrid y Sevilla.

Ayer sábado más de dos mil personas lo hicieron en Sevilla, en su Plaza de España. Son muchos los lectores sevillanos que leen este blog y ellos me han mandado sus emociones en videos y fotografías. He vivido esta Jura de Bandera sevillana muy cercana y emotiva gracias a sus testimonios.

«¡Españoles! ¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al Rey, y si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?» A lo que contestarán: «¡Sí, lo hacemos!».

¡Sí, lo hacemos! y lo que se afirma en el juramento o promesa no es sencillo, sino un exigente compromiso que va más allá de una ceremonia más o menos vistosa o una foto enmarcada. <<Y si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España>>. No es retórica. Es lo que es: la vida. Llegado el momento, que Dios no lo quiera, que cada cual vea lo jurado o prometido. Pero es la vida lo que se ofrece.

No nos quedemos solo en le exigencia máxima. <<Si preciso fuera>> no lo será nunca mientras se cumpla el juramento día a día. Nadie quiere héroes sino cumplidores del deber, cada uno el suyo, día a día, en su labor o misión concreta, de servicio a España, de cumplimiento de la Ley, y eso, todo eso, cada día es más difícil llegando en muchas ocasiones a ser heroico.

Ayer Sevilla era España bajo su Bandera, las de combate de sus unidades: Bandera del Tercio “Alejandro Farnesio” 4º de la Legión, Bandera del Rgto. de Guerra Electrónica nº 32, Bandera de la Agrupación Logística nº 21 de Sevilla, Bandera del Grupo de Regulares nº 54 de Ceuta, Bandera del Rgto. “La Reina” de Córdoba, Bandera del Rgto. “Saboya” de Badajoz, Bandera del Rgto. “Nápoles” y Bandera de la Brigada VI de Paracaidistas de Madrid.

La Bandera de España, el símbolo de la Patria que ha sido besada en Sevilla, en juramento, en acto de amor, con esa emoción individual imposible de narrar. El beso a la bandera no tiene explicación. Se guarda y no se cuenta. Se sabe dentro y se nota fuera, pero no se cuenta.

¿Qué has sentido al besar la Bandera de España? ¿Qué has pensado para tus adentros? ¿Qué compromiso has aceptado? No tienes que contestar a ninguna pregunta. Solo ser fiel al juramento o promesa y sí así lo haces la Patria te lo agradecerá y premiará, y si no, merecerás su desprecio y su castigo, como indigno hijo de ella.

Doña María Dolores de la Victoria nació el 30 de abril de 1939. Ha cumplido 80 años. Es una de las muchas madres de España que han vivido este juramento con los ojos cuajados de lágrimas por dentro mezclados con la sonrisa en su rostro.

Ayer se cuadró ante la Bandera de España, la besó despacio, sintiendo hondo, y la Enseña Nacional, como a una reina, agradecida se lo devolvió. Son besos de dos banderas, la madre y la patria.

Ella, María Dolores de la Victoria juró Bandera en Sevilla con la juventud a cuestas y el juramento cumplido con creces. Su beso tiene el hondo significado de madre y bandera, bandera y madre que solo ellas comparten y saben.

Y la Bandera de España se lo devolvió agradecida. Ayer en Sevilla, en la Plaza de España.


Gracias Sevilla. Gracias España… y miren ustedes por donde hoy me apetece gritar: ¡Viva España!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

20 mayo 2019

BESANDO CON UNCIÓN SU BANDERA

RETIRADA. LAS FUERZAS ARMADAS NO SON UNA ONG CON PISTOLAS General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Las Fuerzas Armadas no son una ONG con pistolas.

¿Recuerdan la frase? Yo muy bien. La pronunció el coronel José María Grande Urquijo en el contexto de una magistral conferencia pronunciada en una universidad española. Su título: Cultura y conciencia de Defensa.

Antes de pronunciar su conferencia me la remitió para que le diese mi opinión. Le pedí quedarme con ella y hacer uso de sus ideas. Magnífica. Con valentía y saber abría por primera vez un debate tan necesario como oculto. Debate que sigue siendo necesario y más oculto si cabe: la guerra y los ejércitos.

La conferencia causó sorpresa, reflexión, y a mi querido coronel serios disgustos. Por primera vez un coronel ponía encima de la mesa temas candentes que nadie, incluidos militares, nos atrevíamos a comentar en público. Llevábamos ya muchos años de las llamadas misiones humanitarias de las Fuerzas Armadas. Habían muerto muchos soldados; incluso la Legión tuvo que redimir su existencia y nombre, su Credo, vertiendo la sangre de sus hombres.

Nadie quería hablar de guerra. El coronel habló alto y con rigor intelectual de Cultura de Defensa, Conciencia de Defensa, los conflictos militares, Identidad nacional, Seguridad Nacional, Defensa Nacional, Seguridad Colectiva, responsabilidad de los medios de Comunicación, Cultura y Universidades… de muchas cosas, pero habló de la guerra.

La guerra no se esconde entre conceptos abstractos ni frivolidades de incapaces gobernantes. Tampoco en cuatro párrafos mal leídos -y peor entendidos- de los genios del arte de la guerra (algún ministro de Defensa se cree el Magno). La guerra cada día más compleja y más cercana.

La conferencia se dio en un momento delicado; ya habíamos protagonizado la retirada de Irak. Momento, aquel 2004, que sigue mandando en la política española, también en la militar, mientras miramos hacia el lugar y el personaje equivocado.

La fragata Méndez-Núñez

El coronel se atrevió a decir: <<Las Fuerzas Armadas no somos una ONG con pistolas>>. Aquella frase puso en el disparadero muchos conceptos y errores cometidos. El mayor de todos: la retirada de Irak. Lo hemos explicado en mil artículos. No culpamos de la retirada en sí, discutible, pero atribución del presidente del Gobierno, allá él, sino a la frivolidad e imprudencia de hacerlo sin asesoramiento(o haciendo lo contrario a lo asesorado), sin consulta, con grave irresponsabilidad al difundirlo, con grave riesgo para las tropas que se retiraban, con aún mayor riesgo de las tropas aliadas que deberían ocupar el puesto abandonado, con vergonzoso renuncia a estar al lado de tus amigos y aliados, algo que entre soldados no se olvida.

Dejaron de fiarse de nosotros. En un momento perdimos el prestigio de muchos años. Costó recuperarlo. El peor ministro de Defensa de la Democracia se ganó una medalla que nunca se atrevió a lucir y el presidente del Gobierno sumió a España en la desconfianza más absoluta. A sus Fuerzas Armadas les ha costado sangre, sudor y lágrimas recuperarse.

Ahora asistimos a un escenario parecido y de consecuencias imprevisibles; de todo tipo: políticas, militares, económicas, sociales… Pronto lo veremos y notaremos.

El todavía no presidente del Gobierno ha ordenado que la fragata española “Méndez Núñez” se retire del Grupo de Combate del que formaba parte escoltando al portaviones norteamericano Abraham Lincoln. La escolta respondía a un acuerdo bilateral entre las dos naciones que en definitiva es un compromiso de mutua Defensa y Seguridad, también de confianza y amistad, que se traduce en la práctica en grandes ventajas de todo tipo, especialmente económicas, las que ahora vamos a perder, y será en las zonas más necesitadas de España.

¿Quién se fía de nosotros?

Seguramente estamos dentro de los márgenes de confianza de Venezuela e Irán.

Retirada. Es la primera medida, de gravedad, adoptada por el Señor Sánchez antes incluso de tomar posesión como presidente del Gobierno del Reino de España.

Retirada. Nos vienen a la memoria  sus palabras: <<Sobra el Ministerio de Defensa>>.

Como Chesperito, fue sin querer queriendo.

Retirada. Sí, señor presidente en funciones, las Fuerzas Armadas no son una ONG con pistolas ni sobra el Ministerio de Defensa, aunque ya dijo usted, sin querer queriendo, que el Ministerio de Defensa es una de sus últimas preocupaciones. Pues amárrese los machos, porque la que se nos viene encima tendrá usted que explicarla.

Entre los soldados conocemos muy bien a los de Mili KK, pero ahí seguiremos dando la vida y la hacienda por nuestra Nación, a pesar de tantos desencuentros desde el lado amigo.

Puede que orgullosos de la decisión se sientan Irán y Venezuela, y esto haya sido una cesión, no será la última, a su aliado, al amigo que creen tener dentro.

Termino con un párrafo de la conferencia aludida al inicio. Recordaba el Coronel Grande el Sitio de Castellnuovo cuando los soldados españoles conminados a rendirse por Barbarroja, permitiéndoles una retirada honrosa, con las banderas, con honor, el Maestre Sarmiento contesta:

<<Consultado el maestre de campo y consultados sus capitanes, deciden quedarse y que vengan ustedes cuando quieran y que procedan como estimen oportuno, que aquí les esperamos>>.

Porque para un soldado español no hay retirada honrosa.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

15 mayo 2019

LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (31).Teniente Arturo Muñoz Castellano. Teniente Jesús Aguilar Fernández ¡PRESENTES!

Es nuestro deber mantener el recuerdo y elevar al Cielo una oración por aquellos soldados que murieron sirviendo a España. Nadie se va definitivamente y es muy difícil, diría que imposible, ser soldado y no sentir en lo más hondo que la muerte no es el final. En el silencio de la humildad del servicio caminamos; es un camino en el que se vislumbra la muerte con demasiada frecuencia. Cuando llega la hora del máximo sacrificio y se entrega la vida en cumplimiento del sagrado deber, cuando la pena nos alcanza por el hermano perdido, es cuando el adiós dolorido busca en la Fe su esperanza.

Entre soldados las efemérides están para perpetuar el ejemplo, para conservar el recuerdo de nuestros compañeros y, como no, para la oración.  Ellos siguen ocupando su puesto en formación; el soldado desconocido no existe entre nuestras filas. Todos están en nuestras listas de revista, las que guardan los secretos del alma de soldado. Muchos no las entienden pero para un soldado es suficiente que se entienda que su vida está al servicio de los demás. Ese es el ejemplo y el mensaje de dos jóvenes Tenientes de la Legión que hoy pasan lista en la formación de los héroes. Siguen entre nosotros. Teniente de la Legión Arturo Muñoz Castellano. Teniente de la Legión Francisco Jesús Aguilar Fernández.

La Agrupación Táctica “Málaga”, primera unidad española en abrir el camino de la paz en el conflicto bosnio en 1993, fue relevada por la Agrupación “Canarias”, también de la Legión. Durante el relevo estallaron las hostilidades entre croatas y musulmanes. La situación aumentó en peligrosidad siendo necesario desplegar grandes dotes negociadoras y un férreo carácter legionario para mantener el equilibrio y la serenidad. La proliferación de los ataques a convoyes y el fuego cruzado hizo que los movimientos por carreteras se convirtiesen en una aventura peligrosa. La muerte aparecía silenciosa en cada esquina y también en los ruinosos hospitales por el elevado número de heridos y la carencia de medicamentos. Nada ni nadie detuvo a los legionarios. El once de Mayo el Teniente de la Legión Arturo Muñoz Castellanos resultó herido por fuego de mortero. Evacuado a España muere el día trece, hoy hace veintiséis años.

Cumplía con su deber, transportar plasma sanguíneo y medicinas al hospital musulmán de Mostar. El once de Junio, un mes más tarde, el Teniente de la Legión Francisco Jesús Aguilar Fernández moría como consecuencia del disparo de un francotirador. Cumplía con su deber, socorrer un hospital con plasma y medicinas. Eran amigos, compañeros de promoción y legionarios, soldados del Ejército español, para los que las reglas de enfrentamiento están escritas en su Credo: “Cumplirá su deber, obedecerá hasta morir”.

Hoy recordamos a aquellos tenientes de La Legión y con ellos a la legión de soldados caídos por la patria en escenarios de guerra y paz. Son nuestros soldados, esos que están allí donde se les necesita, un día transportando plasma y medicinas, otro día dando la sangre que corre por sus venas.

Mientras unos los recuerdan a otros hay que recordárselo.

 

Cuando la pena nos alcanza,
del compañero perdido.

Cuando el adiós dolorido,
busca en la fe su esperanza.

En tu palabra confiamos
con la certeza que tú,

ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Artículo perteneciente a los “testimonios legionarios” publicados en el Blog: generaldavila.com con motivo del Centenario de la Legión.

13 mayo 2019