PASCUA MILITAR ANTE LA TRAICIÓN General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Recurrir a Spinoza se hace cada vez más imprescindible. Empecemos:

<<Cuál sea la mejor constitución de un Estado cualquiera se deduce fácilmente del fin del estado político, que no es otro que la paz y la seguridad de la vida. Aquel Estado en que los hombres viven en concordia y en el que los derechos comunes se mantienen ilesos es, por tanto, el mejor. Ya que no cabe duda de que las sediciones, las guerras y el desprecio e infracción de las leyes no deben ser imputados tanto a la malicia de los súbditos cuanto a la mala constitución del Estado>>.

Traición: Delito cometido por civil o militar que atenta contra la seguridad de la patria. Alta traición es la cometida contra la soberanía o contra el honor la seguridad y la independencia del Estado. Es quizá, junto a cobardía, el término más penado en un militar. Peor, sin duda, que la cobardía. No solo en un militar.

Ayer día de la Pascua Militar era un día grande para los ejércitos. Escribo desde la honda tristeza que da ver a una España dividida y en manos de los que quieren destrozarla. En estas condiciones, cuando existe todavía el artículo 8 que los militares sabemos y conocemos muy bien, ha sido difícil la papeleta del Rey ante sus soldados. Difícil explicación. Llevará  días pensando ¿Qué les digo? No puede haber soldado que esté contento con lo que ha ocurrido, está ocurriendo, en el Congreso de los diputados. Ver como los herederos de la ETA insultan al Rey o ver como el presidente del Gobierno se traga el sapo (a gusto, lo digiere y saborea)  y la presidenta del Congreso dice que eso es democracia y no lo de antes (los muertos asesinados por la ETA se revuelven en sus tumbas aún abiertas), es triste para cualquier soldado, para cualquier ciudadano -infantería somos todos-  que tienen como principal misión la integridad territorial y el respeto y cumplimiento de la Constitución.

Pues ni lo uno ni lo otro. Los terroristas están representados, los separatistas mandan y el presidente del Gobierno sonríe y entrega España. Para eso no hacen falta alforjas llenas de Ley ni de leyes.

Hoy celebramos la Pascua Militar cuando ayer democráticamente insultaban al Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas con el visto bueno de presidente, presidenta, y ministra de Defensa. Nadie se movió de su escaño. Es un insulto a todos los que visten o hemos vestido el uniforme militar, que recibimos como regalo en el día de la Pascua Militar. En silencio, pero con un severo malestar entre nosotros, entre casi todos.

En la Cámara de los representantes  de la soberanía nacional insultaron gravemente al Rey, Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, y la presidenta, socialista, de la Cámara, ante las protesta de algunos partidos, dijo que eso es la democracia y no lo que hasta ahora había. Lo que quiere decir que hasta las normas dentro de la Cámara se han perdido.

Hubo una época, en la que el señor José Calvo Sotelo fue asesinado por un tal Luis Cuenca guardaespaldas del entonces líder del partido socialista Indalecio Prieto. Es de suponer que no se refería a esos tiempos la señora Batet y sí a los que pistola en mano decían hacer política y ahora han dejado a sus herederos soplando el humo que salió de sus pistolas.

Difícil es así celebrar una Pascua Militar con la preocupación de la unidad de la Patria, de su integridad territorial y el respeto al ordenamiento constitucional en grave riesgo.

Silencio por parte de la señora ministra de Defensa sobre los insultos al Rey vertidos en el Congreso de los Diputados. ¿Le habrá pedido disculpas en privado?

Por terminar; con algo distinto. Ante el insulso, insuficiente y vacío discurso de la ministra de Defensa, nos queda la duda de la cacareada modernización de las Fuerzas Armadas que pasa por una desastrosa gestión de aquellos submarinos que no eran tales o de aquellos vehículos de urgente necesidad, los 8×8, para el Ejército de Tierra que se demoran de nuevo en un indefinido tiempo. Claro que se desprende de esto, y de aquello, que los ejércitos de España quedan constituidos para incendios o emergencias, y para la guerra solo fuera de nuestras fronteras. Aquí no hay peligro ni enemigos.

<<La paz, en efecto, no es la privación de la guerra, sino una virtud que brota de la fortaleza del alma, ya que la obediencia es la voluntad constante de ejecutar aquello que, por decreto general de la sociedad, es obligatorio hacer.  Por los demás, aquella sociedad cuya paz depende de la inercia de unos súbditos que se comportan como ganado, porque solo saben actuar como esclavos, merece más bien el nombre de soledad que de sociedad>> (Spinoza. Tratado político).

Poco más puedo decir de esta Pascua Militar: soledad.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

7 enero 2020

Blog: generaldavila.com

 

¡UN CAMPO DE MINAS! Visusmilitis15 de julio de 2018 Adolfo Coloma GB (R) del ET

El soldado veterano

Sí, el panorama que se divisa desde la atalaya en la que el viejo soldado tiene establecido su puesto de observación, es lo más parecido a un campo de minas.

Porque un campo de minas, aun cuando esté parcialmente en desuso por parte de un buen número de países, no es más que un obstáculo a la movilidad, es decir, hacia el avance y hacia el progreso. En realidad, no es ni de largo un obstáculo impenetrable, pero para que sea eficaz tiene que conjugar el riesgo cierto de sufrir algún daño si se decide atravesarlo sin más; y además, precisa estar batido por el fuego, es decir, controlado.

Pues con esas premisas, mirando hacia atrás sin ira en un radio de acción no superior a una semana, ya me dirán Vds. si a los objetivos de este blog, que no son otros que la unidad de la patria, el fortalecimiento de sus Fuerzas Armadas, conjugando sus valores con los de la sociedad; el panorama que se divisa no es sino un auténtico campo de minas.

Pues sí. Comenzamos por contemplar el frente exterior. Un tribunal de alemán de esos de primera instancia e instrucción, se permite tumbar la jurisprudencia de todo un Tribunal Supremo de uno de los Estados miembros, sin que desde nuestros propios  cuarteles generales, se decida nadie a acudir en socorro de nuestra maltrecha justicia, al amparo del –“Acatamos la decisión judicial. Cualquier decisión judicial”-. En el frente institucional, se contemplan desde la contrapendiente los continuos ataques, desplantes  a la Familia Real, mientras no dejan de hacerse guiños y carantoñas con los más radicales independentistas, con tal de que no prendan la mecha de un nuevo referéndum por más ilegal que vuelva a ser. En el de la educación, se alejan cada vez más por el flanco, apartándose de la centralidad de un auténtico pacto de Estado, para subastarla al más radical postor. En el frente de Defensa titubeos, balbuceos, dimes y diretes que nunca llegan a cristalizar y en consecuencia, no llegan a reflejar la imagen de socio creíble y fiable. Y en el frente económico, encima hay euforia, porque al renunciar a meter en cintura el objetivo de déficit, se miran el ombligo felices de pensar que “tenemos más para gastar”. Mientras tanto,el flanco derecho no termina de concretar una propuesta clara y sólida que aporte indicio alguno de por dónde fijar el frente de ruptura que garantice el cruce del campo de minas con las mejores garantías de éxito.

En vez de emplear los levantaminas y bengalas explosivas de que disponemos en abrir pasillos hacia adelante, nos  invitan a mirar hacia atrás, hacia un pasado que, porque nos afecta tanto como nos duele a todos, a todos sin excepción, quisiéramos superar de una vez por todas.

Lo dicho. ¡UN CAMPO DE MINAS!

Adolfo Coloma GB (R)del ET

Blog: generaldavila.com

15 julio 2018

VISUS MILITIS- 28 DE MAYO 2017 (UN BORRÓN EN LA SEMANA DE LAS FUERZAS ARMADAS) General Emilio Pérez Alamán

En Homenaje eterno a nuestros compañeros

Este veterano siente una gran satisfacción después de leer la mirada de otro soldado, el General Dávila, que el pasado domingo 21 resaltaba la programación de la semana de las Fuerzas Armadas para este año, agradeciendo al nuevo JEMAD la decisión de extender en cantidad y calidad el encuentro del conjunto social de España con sus soldados.

Nada mejor para fomentar la necesaria cultura de Defensa de los ciudadanos que conocer de cerca quienes son, que hacen y cómo cumplen sus cometidos los encargados de velar por su libertad y así tomar conciencia de que esa parte de la política general, la Defensa, es imprescindible para asegurar no solo la libertad, sino todos los ámbitos de nuestra vida como la igualdad de todos ante la Ley, la Unidad de la Patria, la protección ante todo tipo de peligros que amenacen su convivencia… y tantas otras. Porque ninguna actividad se puede realizar plenamente sin contar con la mayor seguridad posible.

Por todo ello la mirada de este soldado se identifica con la pasada del General Dávila que confirma el buen hacer del General de Ejército Alejandre, tal y como expresamos en este blog con motivo de su toma de Mando como JEMAD.

Sin embargo, entre todos los parabienes dados a la programación la mirada del soldado ha observado una falta que quisiera justificarla como el “borrón que se le escapa al mejor de los escribanos”.

 Me refiero al acto concreto de Homenaje a los 62 soldados fallecidos en el accidente del Yak-42, del que fatalmente el 26 de Mayo se cumple el decimocuarto Aniversario.

Soy consciente de que en todos los lugares donde hay actos se rendirán Honores a los Caídos de todos los tiempos, pero creo que para los que llevamos y llevaremos para siempre el recuerdo de los que fueron y son nuestros soldados que allí murieron y también del trato indigno que recibieron junto a sus familias, este año en estas fechas se tendría que hacer un HOMENAJE ESPECÍFICO EN SU HONOR,  máxime después de la esperanzadora declaración de la Ministra tras aceptar la responsabilidad del Estado en todos los aspectos y actitudes del Ministerio relacionados con el desgraciado suceso:  “Merecido respaldo al patriotismo de miembros de las Fuerzas Armadas y también al de su entorno personal ya que lo dilatado del procedimiento y los errores y circunstancias posteriores a la tragedia no han hecho sino más intenso el duelo”.

Si dicha manifestación junto el escueto A partir de ahora las cosas se van a hacer bien” del Presidente del Gobierno, no pasan de ser una oportuna expresión de lo políticamente correcto en el momento que interesaba, ese comprometido HOMENAJE A NIVEL NACIONAL a los que cayeron en aquel accidente tras cumplir su Misión y a sus familias por el sufrimiento causado, ha caído en el vacío para asombro de este soldado y supongo que de muchos españoles. La esperanza es que todo BORRÓN se puede corregir.

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

Blog: generaldavila.com

28 mayo 2017