LA PATRULLA ÁGUILA Y LA BANDERA DE ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Son siempre momentos de gloria ver en el cielo de España izada la Bandera por nuestros pilotos de guerra del Ejército del Aire, sujeta en un mástil tan incomparable como los ojos de los españoles que desde tierra la sostienen con el impulso del alma. Como la letra de su himno, el que escribió Pemán:

«Volad, alas  gloriosas de España/ estrellas de un cielo radiante de sol/ escribid sobre el viento la hazaña/ la gloria infinita de ser español».

No se pueden subir más alto Bandera y sentimiento de España.

No se puede escribir y describir a España más arriba que desde los cielos radiantes por donde volaron siempre, por los confines del mundo, las alas españolas.

No se puede servir más alto y exhibir con humildad y honor el servicio a España desde nuestra Fuerzas Armadas.

Por todo ello la Patrulla Águila, es un Patrimonio español, de todos los españoles, a los que representa y anima, a los que alegra y estimula, a los que ilusiona al ver que España tiene el camino abierto en el cielo, águila viajera, consejera, vigilante y augurio de humilde grandeza.

Hay una historia y una parte técnica, antecedentes de ese inigualable momento de ver nuestra Bandera dibujada en el cielo.

La Patrulla Águila, como a menudo actúan los militares españoles con sus equipos, hizo una adaptación imaginativa y artesanal para instalar humos de color en el avión de construcción española C-101, modelo que no estaba pensado para exhibiciones y mucho menos para lanzar humos de color. A finales de los 80 se instaló un sistema para obtener  humo blanco, y en Barcelona 92 se inauguraron los humos de color con la Bandera Nacional.
El color se consigue con un agregado químico que, tras activarse por el piloto desde la cabina, se superpone a la base de humo blanco obtenido de quemar diésel previamente cargado en los depósitos internos de las alas, y que se lanza pulverizado por un difusor hacia la tobera de escape de gases calientes del motor. El interruptor en cabina activa humo blanco, y una segunda posición le superpone el aditivo rojo o amarillo a cada avión.
Ha transcurrido 1 año desde la última exhibición de la temporada en 2019, se canceló la temporada 2020 por la Covid-19 y la Academia General del Aire ha sufrido sucesivas inundaciones recientes en la zona del Mar Menor, 2 accidentes mortales de pilotos de la Patrulla Águila y 1 accidente mortal de un profesor y su alumna en vuelo en este año 2020. No dan un paso atrás, la moral la mantienen alta y siguen su adiestramiento con eficacia y alto sentido del deber.
Este año 2020 su actuación el 12-O tenía una especial importancia.

La pandemia hacía que el acto fuese mínimo, poco visible, poco participativo y muchos miraban al cielo para ver eso: Nuestros pilotos dibujando en el cielo la misma Bandera de España que sus compañeros de armas izaban en tierra, y todos en presencia del Rey que nos une.

¿Por qué no decirlo? Muchos españoles sentíamos el momento, por la sucia política de enfrentamiento y de daño al corazón de España, como el de más necesidad para sacar a ondear la bandera. Era la Fiesta Nacional de España. Aunque los signos externo e internos parezcan más bien el funeral de su historia. Por eso queríamos ver nuestra Bandera en el cielo y que todos mirasen sus colores rojo y amarillo. Era el día.
El corazón de nuestros pilotos de guerra, aún sigue triste, pero aguerrido, con ganas de lucha y solventar este contratiempo fallido. Se repondrán y volverán al cielo a decir: ¡Aquí está! ¡Nuestra Bandera de España!

Al despegar de San Javier hacia Madrid y probar humos, algunos seguidores (spotters) vieron volverse a la Base varios aviones por mal funcionamiento de este sistema, y seguidamente despegar otros aviones reserva que si les funcionaron bien los humos.
En el sobrevuelo del 12 de octubre, se observó en la televisión que los tres aviones centrales lanzaron humos amarillos, pero el componente químico salió esta vez muy diluido y sin apenas contraste con el fondo de cielo muy luminoso.
El avión extremo inicio bien su humo con color rojo, pero al poco de iniciar debió fallar el suministro de dicho componente  quedando solo la base de humo blanco.
Estos fallos ocurren a veces, pero no tan inoportunamente.

Habrá análisis del mismo, se pondrá remedio con el mimo y atención extra que estos veteranos aviones requieren, se volverá al cielo con la bandera.

Era el día, pero otros habrá. Cada vez son más necesarios  gestos que muestren y eleven  los símbolos de nuestra Nación a todos los españoles. Estamos muy faltos de símbolos. Están muy atacados nuestros símbolos, y con ello nuestro progreso y futuro.

No podemos permitirnos ni un movimiento mal hecho.

Ánimo y adelante, valientes pilotos y mecánicos de la Patrulla Águila, alas gloriosas de España.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

17 octubre 2020

 

VETERANOS DEL EJÉRCITO DEL AIRE General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Nunca debemos olvidar a aquellos españoles que hicieron el Servicio Militar obligatorio en nuestros Ejércitos y Armada. Su servicio además de impecable ha sido un ejemplo en el conjunto de los ejércitos del mundo. No siempre se recuerda. Esta Institución nuestra, tan querida, las Fuerzas Armadas, no suele ser de las más agradecidas. Recuerda aquello tan legionario: <<Os lo debemos todo, pero nada os daremos>>. Eso está muy bien, pero mejor si de vez en cuando, al menos, te dan una palmadita en la espalda.

Siempre me ha llamado la atención el espíritu y entrega de aquellos soldados de la mili obligatoria. Inmejorables.

Hace no mucho tiempo, un grupo de veteranos me llamó para asistir a una de sus celebraciones; era la Agrupación de Veteranos de la Base Aérea de Torrejón, Ala 12.

¡Cómo iba a negarme! Era una llamada al deber, un ¡A mí la Legión! que entre soldados sabemos lo que significa.

Allí estaban reunidos tratando sus añoranzas, su presente y su futuro, alrededor de su veteranía y sobre todo de su Patria, su Bandera y su Ejército del Aire. Actualizando y poniendo en orden ese infinito amor a España que desde que vistieron el uniforme azul  jamás han abandonado.

La edad no cuenta y estaban el más veterano y el más reciente, que da lo mismo en cantidad y calidad de servicio. Este general, y todos, tiene mucho que aprender de un soldado, y siempre se está a tiempo, incluso ya retirado; esa permanencia, unidad y añoranza es una de las enseñanzas que todos deberíamos perseguir.

Quedé sorprendido. Yo no era nadie al lado de aquel grupo cohesionado, unido por el servicio, eran todo milicia, mucho más que un general, un ejemplo de vida militar. Uniformados con su veteranía y sus ropas distinguidas de los veteranos, impecables, respetuosos, en perfecto estado de revista.

Pensé en los buenos jefes que tuvieron, seguro, no hay duda, y me dije ¡qué gran labor cuando la semilla cae en fértil tierra!

Después almorzamos juntos y quedamos unidos para siempre. Soldados del Ejército del Aire, con su presidente, vicepresidente, organizados, seguros de su futuro y, quizá, sin ser conscientes del todo del enorme servicio que siguen prestando con esa ejemplaridad de vida que seguro transmiten en sus familias y trabajo.

Gracias soldados. Os debo este reconocimiento. Muchas veces en el olvido, pero es bueno que sepamos que como estos soldados de Ejército del Aire, hay muchos que quedaron por su mili unidos y siguen así después de muchos años, recordando, sintiendo y amando España y a sus Fuerzas Armadas. Allí les enseñaron y ellos ahora a los demás nos enseñan con su ejemplo.

Soldados, Agrupación de Veteranos de la Base Aérea de Torrejón: Vuestro espíritu me ha hecho soñar en el vuelo eterno del indomable espíritu de ser español, de ser soldado de Tierra, Mar o Aire, simplemente eso, la grandeza de ser español. Y si encima se ha sido soldado.

Gracia amigos, Soldados Veteranos de esa admirable Agrupación.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

EL CORAZÓN PARTIDO ( CARTA DE UN LECTOR) Juan José Mª Martínez Legionario de Honor

Mi general:

En mayo del pasado 2017, fue convocado en la ciudad de Sevilla el acto de Jura o Promesa a la Bandera por personal Civil, concurriendo al acto próximos a dos mil jurandos.

Para tan solemne acto se desplazaron nueve Banderas; de tres Tercios de La Legión; de la Brigada Paracaidista; de dos Regimientos de Infantería; de los Regulares de Ceuta; del Regimiento de Guerra Electrónica 32 de Sevilla y de la Agrupación de Apoyo Logístico 21 de Sevilla.

Inicié gestiones para adscribir la renovación de mi juramento a una de las nueve Banderas concurrentes y  ese fue el momento en que mi corazón castrense se vio partido.

Mis opciones se inclinaban alternativamente entre el Tercio de la Legión y la Brigada Paracaidista.

¿A que era debida esa alternancia?

Por una parte, el haber prestado mi servicio militar, alistándome en la Brigada Paracaidista del E.T, por un periodo de dos años; como Caballero Legionario Paracaidista; durante los cuales fui distinguido en varias ocasiones  por mi dedicación y comportamiento.

Y el otro motivo; haber mantenido una afectiva y estrecha relación, durante tres años, con los mandos del Tercio don Juan de Austria, acuartelado en Fuerteventura.

En ese periodo y por razón de mi cargo, colaboré con el Tercio, facilitando o resolviendo a  su guarnición, las dificultades que se les presentaban; dentro del ámbito bancario, postal y telegráfico.

El Mando de la Brigada de la Legión me confirió el honroso título de Legionario de Honor.

Transcurrido un año y por motivo de traslado, mi despedida al Tercio don Juan de Austria, fui nuevamente honrado, en acto individual, con beso a su Bandera.

Así pues, llegado el momento de  reiterar mi juramento en los actos de Sevilla y aún con el corazón partido; al confirmarse que una de las Banderas procedía del Tercio don Juan de Austria y con mi cariño a la BRIPAC; renové el beso a la misma Bandera; que  veinticinco años antes tuve el honor de rendirle, en la isla majorera.

Todo ello, transcurridos cincuenta años de mi primera Jura en la Brigada Paracaidista del E.T.

Privilegios de los que me honro.

Juan José Mª Martínez Legionario de Honor

Blog: generaldavila.com

 

 

 

LIMITACIONES PARA JURAR BANDERA (UN BESO CADA 25 AÑOS) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

jura_bandera_14354097284492

Jura de Bandera

Comprendo las limitaciones para participar como civil en un acto solemne como es la Jura de Bandera. Comprendo la necesidad de una regulación para que todos los españoles puedan solicitar y realizar el juramento o promesa ante la Bandera de España. Todo es comprensible ante un acto de tal importancia para darle la trascendencia y relevancia que tiene.

Mucho se compromete, darlo todo, hasta la vida si necesario fuera:

‹‹ ¡Españoles! ¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al Rey y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?››.

Un juramento o promesa que queda grabado en la conciencia y el honor de cada uno.

Una Orden del ministerio de defensa del pasado lunes día 17 modifica el anterior procedimiento para que los españoles puedan solicitar y realizar el juramento o promesa ante la Bandera de España. Como he dicho comprendo la necesidad de una regulación, pero esta orden recién aprobada no la comparto. Dice: ‹‹Para que no desmerezca la importancia y trascendencia del acto, entre la fecha del juramento o promesa inicial y su renovación deberá mediar un lapso de tiempo de, al menos, veinticinco años››.

No pongamos puertas al campo. No escondamos a nuestra Bandera.

La Jura de bandera es un compromiso intemporal, renovable cada día, sin limitación. Se jura o promete una vez y es un juramento eterno, pero el beso a mi Bandera no me lo regulen en el tiempo. No es necesario volver a jurarla, pero sí cada día besarla. Regular el procedimiento es bueno, pero no hay límites a la entrega y al amor. Un beso cada 25 años se me hace demasiado largo. Limiten las plazas de cada acto si quieren o den preferencia a quien nunca ha jurado o prometido ante la Bandera. Pero 25 años es mucho tiempo sin besarla. No hay mayor merecimiento, nada más importante ni trascendente que besarla, un día y otro también si puedo.

Creo que se ha dado una orden poco meditada. Quizá contraproducente para el objetivo perseguido. Y más en los tiempos que corren.

El besamanos es una vieja y noble ceremonia en la cual se acude a besar la mano al rey y personas reales en señal de adhesión y cariño. Por mi recuerdo pasan muchos besamanos en variopintos lugares del mundo con nuestros Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía. El afecto de la gente, el especial atractivo de nuestros reyes y, sin duda, la curiosidad, hacía que muchas personas sencillas no desaprovecharan la ocasión y una vez hecho el primer saludo volvían a la cola para de nuevo plantarse delante de los reyes.

-Rafael, esa pareja es la tercera vez que pasa a saludarnos.

Me dijo en más de una ocasión nuestra Reina, mientras sonreía y se lo susurraba al Rey.

-Déjelos que pasen cuantas veces quieran. Es un detalle que agradecemos.

Siempre cumplimos con su deseo no impidiendo a nadie que repitiese saludo, aunque evidentemente no era lo habitual efectuar un doble, incluso triple saludo.

Comprendo las limitaciones para participar como civil en un acto solemne como es la Jura de Bandera. Un beso cada 25 años se me hace demasiado largo.

Al jurarla la besé

Y fue el beso una oración

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

Hablar, explicar, convencer… Juan M. Mateo Castañeyra General de División (r)

unnamedEs bueno hablar, afirma el Pte. del Gobierno, refiriéndose al desafío nacionalista; para añadir a continuación, que se puede hablar de todo, menos de la soberanía nacional y de la igualdad de los españoles, porque no lo permite la ley.

En principio, así de pronto, se puede estar de acuerdo. Porque efectivamente, en general hablar es bueno, pues los humanos nos comunicamos con palabras. Pero también en general, en ocasiones es bueno estar callados; y también en general, hay ocasiones, en las que según con quien, es bueno no hablar.

Como ejemplo de las veces en las que es mejor estar callados tenemos aquel, en el que, quien fuera Presidente del Gobierno de España, dijo que aceptaría cualquier cosa que viniera del Parlamento de Cataluña; aquello trajo consigo las nefastas consecuencias de todos conocidas. O, por poner otro ejemplo actual, cuando la Vicepresidenta del Gobierno afirmó que fue un error recoger firmas en pro de la unidad de España; con ello no sólo se consiguió la implicación de millones de españoles, sino que, además, nunca es un error hablar de la unidad de España a una sociedad que, en gran parte, no es consciente de que dicha unidad está amenazada. Pudo ser un error, eso sí, el no haber dejado claro, que aquello no iba contra Cataluña, sino que era una forma de despertar las dormidas conciencias de algunos españoles, cosa que sí creo se logró.

Y como ejemplo de con quien no es bueno hablar, por citar solo a algunos, no es bueno hablar con los que rompen las fotos de nuestro Rey, con los que silban a nuestro Himno, con los que queman nuestra Bandera y con los que odian a nuestra Patria; y no es bueno hablar con los que dicen públicamente que, pase lo que pase, van a romper nuestra Nación. Con todos estos, y con algunos más, creo que no solo no es bueno hablar, sino que además es inútil.

unnamed-1Y con respecto a que se puede hablar de todo, menos de soberanía y de la igualdad de los españoles, la verdad es que resulta inquietante, porque así, sin necesidad de profundizar demasiado, esa afirmación produce los siguientes interrogantes:

¿Quiere eso decir que se puede hablar de tapar los trapos sucios de algún dirigente nacionalista como según declaró el entonces fiscal anticorrupción Jiménez Villarejo, ya se ha hecho en el pasado?

¿Quiere eso decir que se puede hablar de “no judicializar la vida política”, para lograr la impunidad de los que se saltan las leyes un día sí y otro también, como exigen los independentistas?

¿Quiere eso decir que se puede hablar de retirar de Cataluña las FAS y lo que queda de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, como piden los nacionalistas?

¿Quiere eso decir, que se va a hablar de dar el visto bueno a que la Generalidad siga organizando su propia acción exterior y su propia diplomacia?

¿Quiere eso decir que se va a hablar de no poner pegas a que con fondos públicos se haga propaganda institucional a favor de la independencia?

¿Quiere eso decir que se va a hablar de que se dé carta de naturaleza, a que se pueda discriminar al que quiera expresarse o estudiar en castellano?

¿Quiere eso decir, que se va a hablar de “desactivar” a algún dirigente o algún partido, demasiado agresivos con el nacionalismo, como ya hizo su antecesor en el pasado?

¿Quiere eso decir que se van a retirar todos o parte de los recursos ante el Tribunal Constitucional, como ya piden algunos?

Pero no solo es esto lo que resulta inquietante, sino que, además, el Sr Presidente del Gobierno afirma, que no va a hablar de soberanía y de igualdad entre los españoles, “porque no se lo permite la ley”. Y esta afirmación me plantea los siguientes interrogantes:

¿Quiere eso decir, que no se habla de soberanía, solo porque no lo permite la ley?

¿Quiere eso decir que las razonen históricas y los intereses nacionales, son menos importantes que la ley?

¿Quiere eso decir que, si lo permitiera la ley, si hablaría de soberanía?

¿Quiere eso decir que si se hablará de cambiar la ley?

Es posible que no haya motivo de inquietud; es posible que todas esas interrogantes tengan una respuesta negativa; es posible, por tanto, que la desconfianza no esté justificada y desearía con todas mis fuerzas poder confiar en mis gobernantes. Pero lo cierto es que, en el pasado, teniendo mayoría absoluta, se ha cambiado de actitud en asuntos importantes de tipo moral (la memoria histórica o la ley del aborto), aparentemente por el único motivo de no tener problemas; lo que inclina como mínimo a ser receloso. Y si ahora estando en minoría, con una parte de la oposición claramente a favor de la secesión, (los que dicen que están a favor del derecho a decidir, están a favor de la secesión, aunque lo nieguen), y con otra parte que no tiene claro lo que quiere, la situación no es, a mi modo de ver, como para ser optimistas.md11746505622

En Cataluña hay sin duda muchas cosas de qué hablar. En primer lugar, dejar claro, con absoluta claridad, a los catalanes y al resto de los españoles, que ni por las buenas ni por las malas, Cataluña dejará de ser España. Y después, cuando de esto nadie pueda tener la menor duda, explicar las razones históricas, económicas, políticas, sentimentales (sí, sentimentales, que los que no queremos la independencia de Cataluña, también tenemos sentimientos y además somos mucho más numerosos), y de todo orden, por las cuales esto va a ser así. Y, por último, gastar en esa explicación el doble de dinero, el doble de esfuerzo y el doble de convicción del que se gasta y se ha gastado la Generalidad en todo lo contrario.

Hablar, explicar, convencer… y para convencer hay que estar convencido, no valen los relativismos, ni las dudas, ni los conceptos “discutibles”, ni los “de todo se puede hablar”.

Aquí al lado, tenemos el ejemplo vivo de a quién beneficia una secesión, y eso que en este caso, había detrás una gran historia de reino independiente. ¿No estaríamos mucho mejor Portugal y España unidos? Juntos hubieran constituido en el pasado un Imperio de proporciones gigantescas; hoy día, en el peor de los casos, Portugal estaría al mismo nivel que España, y nosotros seríamos también más prósperos de lo que somos. Han pasado casi 400 años y aún sufrimos las consecuencias. ¿A quién benefició la secesión de Portugal? ¿Al noble y sufrido pueblo portugués? Claramente no. Benefició y mucho, a la aristocracia portuguesa, a la clase dirigente de aquel país. A los mismos, a la misma clase que hoy se beneficiaría de la secesión de Cataluña.

Nos estamos jugando mucho; porque, aunque nunca lograrán la independencia, una sociedad no puede progresar con la desunión que ha creado el independentismo, con la frustración que ha generado el no conseguir los fines propuestos y con el odio que se ha generado a base de agravios imaginarios.

HABLAR, EXPLICAR, CONVENCER, para unir, ilusionar y querer.

Juan M. Mateo Castañeyra General de División (r)

SÍNTESIS DE UN AÑO. LA ESPERANZA DEL QUE VIENE (General de División Rafael Dávila Álvarez)

img_1386

Componentes del blog con su padrino don Alfonso Ussía

Les he pedido a mis compañeros de blog un resumen de lo que ellos consideran más importante de lo expuesto en sus artículos durante este año 2016 que ya termina. El resultado pueden ustedes mismos juzgarlo. En estos dos días que quedan del año pueden leerlo, comentarlo y juzgarlo. Como fundador y director de este blog me siento muy honrado al poder ofrecerles estos testimonios. Creo que es el mejor regalo que podemos hacerles a ustedes que a diario nos leen, comentan y alientan. Reflejan también el testimonio y los sentimientos de todos los que colaboran en este blog. La calidad, rigor y conocimientos de todos ellos es el secreto del éxito del conjunto de este foro de opinión militar. Hemos tenido que limitar el número de colaboradores –son legión- por habernos visto desbordados e incapaces de coordinar técnica y materialmente tal flujo de colaboraciones. Esperamos en algún momento resolverlo, pero como dijimos en nuestra presentación, ahora va a hacer un año, carecemos de ayudas técnicas o económicas y solo el esfuerzo y la dedicación permiten que cada día publiquemos humildemente algún artículo. No somos expertos en estas cosas del blog y redes sociales. Somos expertos, sin duda, y veteranos en el amor a España y a sus ejércitos. Nada más.

El constante y creciente número de lectores nos anima a continuar y a buscar nuevas vías para poder ofrecerles con rigurosidad, valentía y libertad todos aquellos temas que consideremos de interés para España, los españoles y sus Fuerzas Armadas.

Vamos a introducir cambios. En ello estamos. Sin prisa, sin pausa. Tendremos una nueva página que nos permitirá ampliar los contenidos. Ello supone un esfuerzo adicional, pero esperamos que se vea compensado con mayor número de colaboradores y lectores. Su ayuda es fundamental y a ella apelamos. En ocasiones hemos percibido el silencio oficial a nuestro alrededor. También otros clamorosos silencios. En ocasiones no lo hemos percibido sino que lo hemos contrastado. Eso no nos amilana sino que demuestra que vamos por el buen camino.

No vamos a modificar ni un ápice nuestro objetivo:

POR ESPAÑA. TODO POR ESPAÑA

Ha sido un año difícil y lleno de sobresaltos.

‹‹Las cosas por su nombre. Entre la sedición y el golpe de Estado. Ahí es donde estamos. Mejor sería no tener que aplicar el artículo 155 de la Constitución, y mucho menos el 8, para resolver el órdago secesionista catalán. Eso es lo que hizo la II República en 1934…››.

Y me llegaron los calificativos. En este caso se equivocaban. No había escrito yo esas palabras sino Luis María Ansón (El Mundo jueves 4 de enero 2016).

Verdad de Perogrullo. De esa manera daba comienzo el 2016; una continuación a peor del anterior. Este 2017 no tiene visos de algo mejor. Va a ser un año difícil. Estaremos vigilantes. Ni nos van a callar ni nos vamos a callar. Dicen que la receta para evitar el golpe de Estado se cifra en el diálogo. Estamos de acuerdo. La ley no se dialoga. Se cumple sin letra pequeña escondida. Si no la cumplen te la aplican. Así es al menos para la gran mayoría silenciosa.

‹‹Lo que más añora las dictaduras es la juridicidad que les falta, y empeñan sus mejores esfuerzos en fingirla o sustituirla›› (Umbral).

Ahí estaremos. Con todos ustedes si quieren acompañarnos.

Como decía, con novedades: actualidad, entrevistas, historia, humor y poesía.

Con los sentimientos y razones que nos mantienen en las alambradas todo el tiempo que ustedes quieran. Mientras suene el himno de España y veamos agitar la bandera que recorre el frente; mientras quede un suspiro que aliente la defensa; mientras todo eso ocurra y recorra el espinazo un calambre de emoción al verlo y sentirlo. Mientras se cuente la historia de los sentimientos que se han ido grabando a través de generaciones en los pliegues de nuestra Bandera, en sus tonos cambiantes de luces y sombras que muestran sus brillantes colores cuando el sol la ilumina y el viento la flamea. Mientras quede un suspiro, una bandera y un himno. Estaremos.

Es bonito y apasionante estar aquí y sentir palpitar el corazón de España, de la historia, de los españoles, a través de ustedes.

Este resumen del año que termina es duro y en ocasiones triste y pesimista. Pero que nadie se equivoque. El futuro es de enorme esperanza. Solo hay que comprobarlo cuando se conoce y se palpa lo que el corazón de los españoles ha hecho y es capaz de hacer.

Sobre todo y por encima de todo cuando es por España. Todo es por España.

Va a hacer un año de nuestra presentación pública en el Centro Cultural de los Ejércitos. Entonces en mi intervención hice un elemental estudio de los factores de la decisión:

Nuestra Misión. ESPAÑA

Situación: INCIERTA Y PREOCUPANTE

Terreno: DESCONOCIDO-CAMBIANTE-VIRTUAL

Enemigo: DIFUSO

Medios propios: MUCHO ESPÍRITU-NADA MÁS.

Ambiente: NEBULOSO-AGITACIÓN-DOMINIO DE LA PROPAGANDA.

Por lo que vemos, nada ha cambiado. Por lo tanto seguimos en las alambradas.

Ya lo dijo nuestro padrino el cabo primero Alfonso Ussía:

‹‹Esta es una vocación decidida, un juramento invencible y un ofrecimiento inalterable››.

presentacic3b3n1

Por España. Todo por España

POR ESPAÑA. TODO POR ESPAÑA

FELIZ AÑO 2017

blog: generaldavila.com

correo: generaldavila1@gmail.com

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

LA LEGIONARIA PEDRO PÉREZ General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Rosario Vázquez (2)

Rosario Vázquez

En alguna ocasión me he referido al libro de José María Pemán Mis encuentros con Franco. Entre las muchas lecturas del verano una sola tarde me ha llevado releer estos sabrosos encuentros con Franco que recomiendo leer a los que se empeñan en deshacer la historia a su capricho. En el libro las anécdotas se suceden y mezclan dando lugar a uno de los mejores retratos, quizá sin pretenderlo el autor, que he leído sobre Franco. Sorolla en blanco y negro.

No podía faltar una alusión a la Legión. Cuenta Pemán que merendando con Franco después de una cacería en el Puerto de Santa María alguien citó la consabida frase con que los ingleses definen al Parlamento británico: ‹‹el Parlamento puede hacerlo todo menos que un hombre se convierta en mujer››. Franco, que habitualmente hablaba muy poco y se limitaba a escuchar, provocó la sorpresa de todos al contestar:

-Pues yo he podido.

A continuación y sin que nadie se atreviese a decir palabra contó la curiosa historia de cómo sentó plaza en la Legión Petrita Pérez.

Juana Miró

Juana Miró

Estando al mando de su Bandera acompañaba siempre a los legionarios una mujer que era a la vez cantinera, cocinera, costurera y confidente, además de mona, listísima y por supuesto muy valiente. Respetada y querida por todos los legionarios estaba siempre en primera línea de combate ejerciendo incluso de enfermera.

Bueno es recordar que en aquella época de guerra en el Rif fueron varias las mujeres que acompañando a la Legión fueron condecoradas con el Mérito en Campaña por su valor y arrojo. Roseta Miró o a la valiente enfermera Rosario Vázquez, única mujer en 1926 autorizada a llevar la camisa legionaria, son un ejemplo al valor y cumplimiento del Credo legionario. En el Libro de Efemérides de la Legión se narran los hechos por los que se le concedió la Cruz al Mérito Militar y la propuesta para la Medalla Militar individual. Quizá la última de aquellas mujeres legionarias, cuando no se las permitía serlo, fue Vicenta Valdivia Salmerón, la Peque. ¡Qué ejemplo de virtudes legionarias!

Siguiendo con el relato, Franco contaba que por aquellas fechas en las que les acompañaba la cantinera salió una orden desde Madrid prohibiendo llevar ninguna mujer en las marchas y menos en combate. Para Franco era un problema difícil de solucionar pues según sus palabras, los legionarios son fáciles para esperar y casi buscar la muerte, pero difíciles y exigentes para vivir la vida. Franco no se lo pensó dos veces y envió un parte al Mando en el que textualmente decía: ‹‹Sienta plaza en esta Bandera el legionario Pedro Pérez››. Problema resuelto.

Pasó un año y la cantinera Petrita Pérez que se había ido de vacaciones regresó con novio para casarse. Menudo problema. Había que comunicar la baja y el porqué de la misma.

k3rxfm

Vicenta Valdivia Salmerón, la Peque

No quedaba más solución que buscar alguna razón convincente para dar de baja al legionario. La imaginación es un arte que se ejerce a diario en la Legión.

De nuevo parte al Mando:

‹‹Se da de baja el legionario Pedro Pérez, muerto en acción de guerra››.

Así se alistó y así se dio de baja a la legionaria Pedro Pérez. No es de extrañar que figure en la Lista de Revista de la época. Al margen de lo contado por Franco poco más se sabe de ella. El caso es que allá por los años veinte una mujer estuvo alistada en la Legión con el nombre de Pedro Pérez. Como buena legionaria nadie sabe realmente su nombre ni vida anterior. Eso nada importa porque juntos formamos Bandera que da a la Legión el más alto honor.

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

MONTE ARRUIT Enrique Vidal de Loño. General de División (R.)

MonteArruitdesp--644x362

Monte Arruit

Escribo estas líneas a caballo de los últimos días de julio y los primeros de agosto.  Fue en esta horquilla de tiempo cuando, hace 95 años, en el antiguo Protectorado de España en Marruecos, un contingente de soldados españoles vivió la triste odisea de Monte Arruit, que se puede considerar el último capítulo de los trágicos acontecimientos conocidos como Desastre de Annual.

El 22 de julio de 1921 se había iniciado la retirada de Annual. Esa mañana, la columna abandonó el campamento, comenzando la penosa marcha por Izumar y Ben Tieb, hasta llegar a Dar Drius. El día 23 la retirada continuó, cruzando el cauce del río Igan,  siempre con el heroico apoyo de los jinetes del Alcántara, hasta alcanzar Batel y Tistutin, donde quedaron refugiados y cercados durante cinco días. En la madrugada del 29 de julio se marchó hacia Monte Arruit. Cuando la columna llegó a poca distancia de su puerta,  fue hostilizada duramente por los cabileños rebeldes, resultando enormemente dramática la entrada en la posición.

image2

La posición de Monte Arruit. El honor y el valor de un sacrificio

Ya dentro de Monte Arruit, algo más de 3.000 soldados -los supervivientes de la retirada, mas quienes ya guarnecían la posición- quedaron sometidos a un penoso asedio, que duró doce largos días, en los que no cesaron de recibir intenso fuego y asaltos del enemigo, que fueron  rechazados bravamente. Había que ir a traer agua fuera de la posición, pero las aguadas resultaban sangrientas, al estar completamente batidas por el enemigo. La dureza de las condiciones de aquel cerco, cada vez con más heridos, más muertos, en unas condiciones de un patetismo atroz, resulta muy difícil de imaginar en toda su extensión y en todo su horror. Sin embrago, durante esos doce días, los defensores de Monte Arruit, agotados hasta el extremo, exhaustos, casi espectros, se comportaron con un coraje, una abnegación y un heroísmo encomiables, resistiendo lo indecible, con honor y bravura, en medio de increíbles penalidades.

GralNB

El general Navarro 2º Jefe de la Comandancia de Melilla

Al final, no quedaba ni una gota de agua, ni víveres, ni medicinas, ni casi municiones.  Ni fuerzas, ni esperanzas. Estaban abandonados a su suerte. Lo único que continuaba era el intenso fuego enemigo. Y la sed espantosa. La resistencia era insostenible. El general Navarro, autorizado por sus superiores, parlamentó con los notables moros. Se pactaron unas condiciones. Se acordó que se entregaría el armamento y que los españoles saldrían libres, siendo escoltados hasta la misma Melilla. Era el 9 de agosto de 1921. Hace ahora 95 años. Se preparó todo para actuar según lo convenido. Se organizó el transporte de los heridos. El general -herido en una pierna y apoyado en un bastón- y un pequeño grupo fueron conducidos por los jefes moros a las inmediaciones de un edificio próximo. Y en ese momento se produjo la traición. Hordas de rifeños irrumpieron en la posición y comenzaron a disparar contra las tropas, agotadas, desarmadas e indefensas. Algunos que todavía no habían entregado el armamento, se defendieron con arrojo hasta morir. La matanza fue cobarde, salvaje, vil. Una verdadera carnicería. Muy pocos consiguieron escapar. Y simultáneamente, el pillaje y el saqueo. El general Navarro y unos cuantos más fueron apresados y llevados a Axdir, el feudo de Abd el Krim. Allí se les fueron uniendo prisioneros de otras posiciones, hasta sumar alrededor de 500, de los que sobrevivieron unos 300, que serían liberados 18 meses después, tras un largo y penoso cautiverio.

descarga

Cadáveres en Monte Arruit

En el campo de Arruit quedaron esparcidos los cadáveres de más de dos mil seiscientos soldados españoles. Algunos de ellos mutilados y con muestras de haber sido cruelmente torturados. Allí permanecieron, insepultos, hasta que dos meses más tarde, las tropas españolas que a finales de octubre reconquistaron la posición, se encuentren con el dantesco y macabro cuadro. Identificaron a los que pudieron y a todos les dieron cristiana sepultura. Se hizo en una fosa común con una única cruz, la que fue conocida como la Cruz de Monte Arruit. Años más tarde los restos fueron trasladados al Panteón de los Héroes del cementerio de Melilla, donde reposan en la actualidad. Un poema de Goy de Silva resalta allí  que “…no hay en la tierra templo funerario de mayor emoción que esta tumba gloriosa…”

15he7q0

Goicoechea y Abd el Krim Negociación liberación prisioneros

La Historia es una gran maestra, si se estudia desapasionadamente y se tiene el ánimo presto a aprender. La guerra en el Protectorado de España en Marruecos es rica en enseñanzas. Dentro de ella, del derrumbamiento de la Comandancia General de Melilla, de sus causas y de sus consecuencias, se pueden obtener muchas lecciones. En todos los niveles: táctico, operacional y estratégico. Y también en el político; muchas e importantes. Lo cierto es que los trágicos acontecimientos sucedidos durante la retirada de Annual constituyeron, sin lugar a duda, un verdadero desastre. Cuando en unos pocos días un ejército tiene cerca de ocho mil muertos, pierde el control de todo el territorio que se había ido ganando a lo largo de años y queda al borde del colapso total, los hechos no pueden calificarse de otro modo. Hubo errores; muchos y graves; de lo contrario, no hubiese ocurrido el desastre. Y hubo dejaciones; en todos los niveles, no sólo en el de las tropas que estaban sobre el terreno; desde allí hasta los altos despachos, hubo desidias imperdonables. En aquel turbión de acontecimientos, hubo, por desgracia, conductas viles y deshonrosas. Pero no olvidemos que también las hubo heroicas. Y mucho. Lo que ocurre es que las dimensiones de la tragedia y la magnitud de los errores las dejaron en un segundo plano. Pero en este escrito quiero resaltar que, en medio de aquel drama, hubo muchos que supieron cumplir con su deber de manera ejemplar. Y merecen nuestro recuerdo.

En los últimos años de mi vida militar activa he tenido el privilegio de poder hablar de algunos de estos héroes en varias ciudades españolas. Y ahora aprovecho la amable hospitalidad que me brinda el blog del General Dávila para también escribir sobre ellos. Hoy lo hago sobre los mártires de  Monte Arruit. Pero hay muchos más. Espero poder seguir ayudando a recordarlos. Es, sencillamente, una cuestión de gratitud a su generosidad.

TOQUE_DE_ORACION

Toque de Oración

Solía terminar aquella charla sobre lo héroes de Annual resaltando que, en los acuartelamientos e instalaciones militares, se finaliza el día con el arriado de la Bandera  y el toque de oración en recuerdo de los soldados que dieron su vida por España. Este homenaje a los que “con su sangre la empresa rubricaron y con su esfuerzo la Patria engrandecieron” también tiene lugar en muchas ceremonias militares. Lector: cuando tenga ocasión de presenciar alguno de estos emotivos toques de oración, humildemente le sugiero que, desde el silencio de su corazón, eleve la suya, o al menos tenga un recuerdo hacia aquellos soldados que, en circunstancias difíciles, actuaron con honor y dieron su vida por la Patria. Quizás desde allá arriba, con su deber cumplido con creces, aquellos héroes agradezcan también la oración, el recuerdo y el noble reconocimiento de sus compatriotas.

Enrique Vidal de Loño

General de División (R.)

LA BANDERA DE ESPAÑA Dr. Juan Carlos López Corbalán

bandera-espana

La Bandera de España

Miro al cielo.

Buscando respuestas

Y la veo.

La  Bandera.

No “una bandera”, sino la Bandera de España que está  en Alicante en la Plaza del Mar, al lado del hotel Meliá.

bandera-plaza

Bandera en la Plaza del Mar (Alicante)

Sola. Desflecada y azotada por el viento. Deshilachada y hecha jirones. Está casi irreconocible, y  los colores rojos y gualda casi no se distinguen. Está con la palidez cérea de los que la quisieran ver muerta y enterrada,  y  su mera presencia genera muchos ataques y las iras de  un selecto grupos de hijos de barragana, que no quieren costear lo que vale su mantenimiento aduciendo (toma higos, pepa) reducción de presupuesto. Que se reduzcan ellos sus pantagruélicas mariscadas,  sus dádivas y prebendas y  sus cotufas  varias, musito yo.

La última vez que se cambió hace meses.  Fue en el mes de Octubre cuando un grupo de  ciudadanos (no me gusta la palabra, mejor diré “patriotas” alicantinos)  pusieron dinero de su propio bolsillo para comprar una bandera nueva.

Seis españoles de nacimiento y un ciudadano francés. “Los 7 Magníficos”, parafraseando a los  “Los 13 de la  Fama”  que acompañaron a Pizarro a salir  de  la Isla del Gallo”, cuando  Pizarro trazó  con su espada una línea en la arena y les dijo eso de que “quedaos aquí y sobreviviréis, seguidme y conquistaremos un  imperio”. 

Motivo: los huelebraguetas  y la  neo casta se negaban a pagar los gastos de mantenimiento de la misma. Hace falta cambiarla cada 3-4 meses dado  el desgaste lógico de una ciudad donde hay más de 300  días de sol al año y un viento  y otras alteraciones climatológicas.

bandera-plaza (1)

Estado de la Bandera

Poco más estará la enseña nacional en estas condiciones puesto que un puñado de  alicantinos bien nacidos ya han encargado una nueva. Me gustaría conocer sus nombres, pero sólo sé el de uno: Felipe Fuster, que  confirmó ayer que han encargado una nueva tela y que la próxima semana se arriará la actual y se izará otra en perfecto estado.

La enseña que ondea sobre el Monumento al Soldado en pleno escaparate litoral se vio envuelta en la polémica hace cuatro años cuando la Concejalía de Atención Urbana decidió arriarla para ahorrar puesto que la tenía que cambiar cuatro veces al año por el desgaste que sufre por el viento, y cada vez costaba 600 euros. Finalmente, y después de que un alicantino se ofreciera a pagarla, el Mando de Operaciones Especiales de Rabasa, la delegación del Ministerio de Defensa en Alicante, la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento decidieron asumir los  euros que cuesta mantener izada de forma permanente la bandera española en la Plaza del Mar. El pasado año  especímenes  diversos y otros géneros de afiliación dudosa  rompieron ese convenio. Al tener conocimiento, un grupo de amigos decidió costear su reposición cada vez que se estropee hasta que las administraciones tengan de nuevo, dijeron, dinero para pagarla.padrinos

Loor y gloria a estos 7 magníficos y yo sugiero que se haga, a través de la Bitácora del General  Dávila (que bien podría llamarse “Diario de una Bandera”) , que se publicite ésta noticia y que se le dé  la difusión adecuada para que no sean sólo 7 anónimos, sino miles que, como Vd. o yo, deseamos colaborar en ésa empresa.

 Con el chapiri en mi mano izquierda, los 3 gritos reglamentarios.

 

VIVA EL REY; VIVA LA LEGION VIVA ESPAÑA.

Dr. Juan Carlos López Corbalán

LOS ERRORES DE UNA VIÑETA (General de División Juan Mateo Castañeyra)

IMG_0059

Imagen referida “EL ROTO”

En la viñeta de El Roto del diario el País correspondiente al día 12 de Julio, aparece la caricatura que quiere representar a un militar con uniforme de gala, de mirada  entre fanática y robotizada, que parece lamentarse con la siguiente frase: “los jóvenes de hoy carecen de ideales por los que matar”.

Aunque el uniforme que viste el personaje caricaturizado no se parezca al español, no hay duda de que la viñeta se refiere a un ejército en general; al menos la mayor parte de los que puedan leerla no apreciarán este matiz; por otra parte, los valores de los ejércitos son similares en todos los países del  mundo.

El Roto es sin duda un artista, un artista acreditado; pero los artistas, como todos los humanos yerran, y a mi modo de ver con  esta viñeta, El Roto ha  errado tres veces; es lo que tienen las viñetas, que si bien en una imagen o en una frase se pueden concentrar los  aciertos, también puede ocurrir lo contrario.

jura de bandera en caceres

Jura de Bandera en Cáceres

Reconozco que tiene que ser muy difícil, encontrar diariamente un motivo de sátira y ser capaz de plasmarla en un dibujo somero. Reconozco que aún es más difícil, que esa sátira conecte con una parte importante de los lectores de un periódico de gran tirada; no voy a olvidar tampoco, que la mayor parte de los aspectos de la vida, pueden ser objeto de una sátira inteligente; ni que a veces, obligado por las circunstancias de la  sequedad de ideas, la sátira no satirice nada; ni que detrás de ella, más que el intento de señalar un defecto social, a veces lo que hay es un  oscuro resentimiento de juventud o tal vez una frustración personal. No quisiera tampoco  hacer notar, como ocurre en  este caso, que gracias a los satirizados se pueda estar escribiendo la viñeta. Sólo quiero señalar los tres errores de bulto que desde mi punto de vista ha cometido el viñetista.

En primer lugar, para matar no se necesitan ideales, se mata por dinero, por envidia, por celos, por venganza, por codicia, por soberbia, o por cualquiera otras de las miserias inherentes a la naturaleza humana. Se necesita solo, que los frenos morales y legales que las convicciones y la civilización han impuesto a los hombres, hayan desaparecido.

301307_476247122408350_781884793_n

Joven Soldado español

En segundo lugar, es falso que los jóvenes de hoy día carezcan de ideales para matar. Hoy, por desgracia, existen miles de jóvenes dispuestos a matar por sus ideales, aunque estos ideales sean perversos. Y lo demuestran a diario matando en París, en Bruselas, en Boston, en Siria, en Irak, en Madrid, en Niza o en cualquier otra parte del mundo donde, según ellos, anide Satán. Y el número de esos jóvenes pertenecientes a diferentes clases sociales y a diferentes países, no parece que disminuya; y haríamos bien en preguntarnos cómo es posible, que eso ideales perversos, se infiltren en las mentes de esos miles de jóvenes, que por otro lado no son  una parte marginal de la sociedad; tal vez sea, porque como ocurre en la física,  cuando un alma está vacía de verdaderos valores, ese vacío tiende a llenarse con cualquier cosa.

El tercer error es atribuir a la actividad militar, la acción de matar; ni siquiera en el marco satírico de una viñeta me parece admisible. En nuestro Juramento a la Bandera, acto que simboliza con el gesto de un beso, el conjunto de los ideales que mueven a los soldados españoles, estos juran o prometen por su conciencia y honor…… derramar si es preciso hasta la última gota de nuestra sangre. Ni una  palabra, ni una sugerencia, ni nada interpretable con un doble sentido, puede hacer pensar que entre esos ideales, figure la idea de matar. En ese juramento lo que sí está por el contrario implícito, y está en la mente de todos, es que lo de derramar si es preciso hasta la última gota de nuestra  sangre, no se reduce al acto heroico de hacerlo literalmente, sino también a la de entregar hasta la última gota de  nuestra dedicación en el cumplimiento del deber. Tal vez el que no ha Jurado Bandera, o lo ha hecho desde la rutina o la reserva mental, desconoce que la Jura es un acto de entrega en cuerpo y alma a  la nación española, y representa el mayor gesto de generosidad del que es capaz una persona: estar dispuestos a entregar su vida, en paz o en guerra por los demás.

la patrullaultim

“La Patrulla” de Ferrer Dalmau

Lo que necesitan los ejércitos no son jóvenes dispuestos a matar. Lo que necesitan los ejércitos son hombres dispuestos a luchar hasta morir si es preciso, en defensa, en nuestro caso, de la nación española. Y esos fines se pueden conseguir con nuestro quehacer diario, con nuestra entrega sin límites, con la sola presencia de una institución armada fuerte, preparada para la guerra, disciplinada y por tanto creíble;  es lo que se  llama disuasión, que se consigue sin disparar un tiro y que por otra  parte ocupa la mayor parte de la actividad de los ejércitos; y cuando se llegue al combate, lo que se necesitan son jóvenes cuyos ideales les impulsen, no sólo a superar el instinto de conservación, sino también a no emplear más fuerza que la necesaria; a que el empleo de la misma se haga según las leyes de la guerra; a que recojan y cuiden a los heridos adversarios; a que traten a los posibles prisioneros con humanidad; a que respeten los derechos humanos de la población civil; a que sean capaces de contener sus instintos más bajos en circunstancias de tensión extrema; y a que estén dispuestos a hacer todo esto y mucho más, poniendo su vida en juego. Valores que se compadecen bien poco, con los que sugiere la caricatura.

No se trata de aquello que dijo el ministro de defensa Bono, que él prefería morir antes que matar; lo cual es admirable a nivel individual, pero que no parece muy propio en boca de un ministro de defensa, pues esa idea puede sugerir que los ejércitos estén en la disyuntiva entre rendirse o dejarse matar. Aunque no sé por qué me malicio, que incluso a nivel individual, salvo aquellos que son llamados a los altares, serían muy pocos los que puestos en riesgo de sus vidas, se inmolaran mansamente. Aunque no me cabe tampoco duda, que el ministro que pronunció esas palabras, dado su comportamiento en otras facetas de su vida, alcance también en este caso, el grado de excelencia necesario para sacrificarse.

30

Nuestro jóvenes soldados saben muy bien cuales son sus ideales

Se trata, en definitiva, de que lo que define al militar, lo que hace singular su profesión, es la entrega potencial de nuestras vidas en defensa de los intereses superiores de la Patria. Si, he dicho bien; de la Patria.

El ironizar sobre la misión de los ejércitos y sus valores, puede resultar rentable para aquel que tenga que buscar diariamente una idea; de hecho la milicia, por su  especificidad, ha sido y seguirá siendo, una fuente inagotable de sátiras. En la mayoría de los casos, la sátira y los sarcasmos, son sin duda, además de divertidos, inocuos. Pero en este caso, la viñeta pone al mismo nivel al “soldado del DAESH”, cuyos ideales le impulsan a matar, que al soldado de un ejército regular, cuyos ideales le impulsan a defender la libertad y la justicia; y esto, en unos tiempos en los que a nivel global se libra una lucha de valores, no resulta ya, ni tan divertido, ni tan inocuo.

Juan Miguel Mateo Castañeyra, General  de División (R)

¡GIBRALTAR ESPAÑOL! (General de Brigada Adolfo Coloma Contreras)

FOTO 1 vista aerea del El peñon de Gibraltar y el istmo usurpado por UKSorprende contemplar la poca difusión entre los medios que ha tenido la “incursión” protagonizada por un grupo de españoles que, hartos ya de estar hartos de que las conversaciones hispano-británicas no progresen y de que las Naciones Unidas tengan las descolonización de la colonia escrita en poco más que una barra de hielo; de forma más que testimonial han desplegado una enorme bandera de España en lo alto del Peñón de Gibraltar el pasado lunes 20 de este mes. Foto 2. Una bandera española sobre el peñon

Desde la modesta ventana al mundo que representa este blog hemos abordado la cuestión de Gibraltar, siempre reivindicando su españolidad, pero desde diferentes perspectivas, a través de las autorizadas plumas del General Chicharro, desde el punto de vista estratégico operativo y del General Dávila, desde el punto de vista histórico. No podríamos por menos que hacernos eco en este foro de la reciente acción llevada a cabo a título personal por un grupo de españoles que como tantos otros – yo diría que la mayoría – sienten muy vivamente la afrenta que representa esa posesión colonial, la única en esta Europa tan en cuestión. FOTO 3. Una de las 7 calles españolas con el nombre de  Gibraltar Español

No es baladí reflexionar sobre algunos aspectos que han rodeado esta acción. La fecha, por ejemplo. Dos días después de que el Primer ministro del Reino Unido anunciase su visita a Gibraltar, inoportuna desde cualquier punto de vista aun cuando el Sr. Cameron lo hiciera con el propósito de contribuir al “in” ante el difícil referéndum en el que él mismo se había metido consultando a los ciudadanos del Reino Unido la conveniencia o no de que su país permanezca en la Unión Europea. Dos premieres británicos lo habían hecho con anterioridad. Winston Churchill en 1942, en plena Guerra Mundial. Harold Wilson en 1969. A pesar de las “cordiales relaciones entre España y el Reino Unido” estas visitas son extremadamente sensibles para los españoles para ambas partes. El Sr. Cameron, lo sabía, como conocía desde luego la masiva intención de voto de los gibraltareños ¿A qué entonces ir a remover un verano más el avispero? FOTO 4. visita de Cameron a gibraltar (Foto Reuters para el mundo)

Tampoco hay que remontarse a las visitas de los premieres británicos para entender el daño innecesario que causan a los españoles. A finales de Julio de 1981, Carlos de Inglaterra, príncipe de Gales, contraía matrimonio con la mal lograda Lady Diana. El mundo se rindió a sus pies y ellos que podían haber escogido cualquier puerto británico, de la Commonwealth, e incluso del mundo para iniciar su luna de miel, se les ocurrió hacerlo desde Gibraltar. ¡Vaya por Dios! Aquello nos dolió tanto a todos los españoles  provocó un gallardo gesto de quien a todos nos representaba. SM el Rey Juan Carlos, declinó su asistencia a la boda y los fastos de ambos personajes.

Me llegan, por otra parte ecos de la formación y experiencia militar de los autores de la incursión en torno a la boina verde. Ya se sabe: Planeamiento detallado y ejecución decidida y rápida, contando con la sorpresa a su favor. Inteligencia actualizada y utilización ajustada del tiempo y el espacio. Dispersión en la infiltración. Coordinación en la concentración. De alguna manera, por el fondo y por la forma del gesto, se siente uno vinculado a ellos. No puedo disimular mi simpatía hacia este grupo sea cual sea su orientación política. Los hemos instruido, no solo en las técnicas específicas de operaciones especiales, sino en el amor a España, al compromiso con ella. A ese “Todo por la patria” que este grupo de españoles, hartos ya de estar hartos han interpretado a su manera.

Tal vez sea una salida de tono y muy posiblemente hayan complicado las cosas al gobierno de turno con esta acción que, “sorpasando” la mera retórica y el buenismo de las declaraciones oficiales – que no protestas-  han hecho brotar las llamas insuflando aire fresco sobre las cenizas del recuerdo de esa permanente reivindicación.

No es fácil darles a estos chicos la razón desde la propia razón. Pero, como dijo el clásico, el corazón tiene razones que a veces la propia razón no es capaz de entender. Solo así se explican actitudes fuera de guión, ajenas a toda diplomacia mesurada y cordial que en un momento dado, harto ya de estar harto de escuchar improperios contra nuestros compatriotas hizo saltar a quien nos representa a todos los españoles con aquel sonoro y rotundo “¿Por qué no te callas?” de tan feliz recuerdo.

No fue esta vez al alba, sino cuando el sol calentaba de lo lindo la roca del peñón. Tampoco soplaba sobre el estrecho ese recio viento de levante. Incluso puede que en esta ocasión la legalidad no estuviera completamente del lado de los siete intrépidos reivindicadores, si es que desplegar una bandera de un país de la Unión Europea en territorio de la propia Unión puede considerarse un delito, lo que también es muy discutible. Pero la legitimidad es otra cosa. La legitimidad también tiene que ver con las leyes y normas “que nos hemos dado” incluidas las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de las Naciones Unidas que nuestros amigos británicos se pasan por el estrecho, mejor controlado, guardado y asegurado por la Armada Española con la necesaria colaboración de la artillería de costa, que puntualmente desde la roca, por más que se empeñen sus colonizadores en lo contrario.

De éxito debería considerarse el conjunto de la operación. Claro que hay que lamentar que el grupo se dejara a uno de los suyos como codiciada presa de la Royal  Gibraltar Police. Fue el precio de la empresa que seguro, uno a uno tenían asumido. Pero no lo dejaron solo sus compañeros. Le enviaron a un abogado en ejercicio para que con su presencia y actuación recibiera el detenido las garantías procesales vigentes en cualquier país de la Unión Europea. No parece que fue así la cosa ya que ambos sufrieron un trato vejatorio mucho más allá del infamante crimen cometido o de la peligrosidad de tan réprobos criminales. Cuando finalizo estas líneas acabo de saber que finalmente el detenido, Nacho Mínguez ha sido liberado por las autoridades gibraltareñas y ya está camino de casa. Bien!!! Quiero creer que la presión diplomática española ha jugado su papel.

Pero insisto, chicos. Es difícil daros la razón cuando habéis transgredido la legalidad vigente, pasando por el arco de entrada en la roca una bandera de España de dimensiones descomunales para exponer sobre la propia piel del Peñón el sentimiento de tantos y tantos españoles. Hay que seguir los cauces, en términos militares, las órdenes. De lo contrario os exponéis a pasar a la historia como Los Capitanes de Artillería Daoiz y Velarde y el Teniente de Infantería Jacinto Ruiz Mendoza que desobedeciendo las órdenes de la Junta de Madrid y de las autoridades militares alzaron contra las tropas de un país aliado. Vaya, lo que vino siendo la guerra de Independencia

Aún así, personalmente como español tengo que agradeceros vuestro gesto muchachos. Habéis escrito con vuestra acción lo que el gran Francisco Quevedo hizo con su pluma:

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

FOTO 5. la bandera de españa sobre el Peñon vista a 3 kms de distancia

¡¡¡Gibraltar español!!!

 

Adolfo Coloma

General de Brigada (R) del Ejército.

PALABRAS DE REINA. OS NECESITAMOS (General de División Rafael Dávila Álvarez)

bandera-entregada-Regimiento-Especialidades-Ingenieros_ECDIMA20160613_0009_21

La Reina besa la Bandera del Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11 de la que es su madrina

General de División Rafael Dávila Álvarez

Su Majestad la Reina ha pronunciado unas profundas y bellas palabras en el madrinazgo del acto de entrega de una nueva Enseña Nacional al Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11. Ha sido en Salamanca, pero su mensaje era para todos los soldados de España.

‹‹Sé que hoy es un día importante para todos. Que el compromiso que tenéis con nuestro país adquiere una expresión diferente a partir de este momento con la Bandera que acabáis de recibir. La sociedad española aprecia y agradece el servicio que cumplís de forma tan destacada.

Es un honor para mí ser vuestra Madrina. E, insisto, un privilegio. Y os animo a que sigáis siendo impecables en vuestra misión. Os necesitamos››.

letizia-salamanca-ingenie46

La Reina Doña Letizia porta la Enseña Nacional entregada al Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11

Gracias Majestad. A nuestros olvidados soldados, vuestros soldados, les gusta que de vez en cuando alguien les diga alguna palabra bonita. Y más si esa palabra viene de su Reina.

Majestad, os habéis dirigido a los soldados con profundidad, con mucho contenido. Hacía tiempo que no se oía una arenga resumida en dos palabras: ‹‹Os necesitamos››. Porque al menos a mí me ha sonado a arenga y me ha enardecido el ánimo. Estamos acostumbrados a melifluos discursos vacíos de contenido. Las alabanzas debilitan. Pero no debilita ser reconocida la misión y el trabajo que uno desempeña sobre todo cuando el reconocimiento no es por batir un récord ni por ganar un campeonato, sino por ayudar a los demás jugándote la vida. Si preciso fuera, dice nuestro juramento.

Es una larga tradición española que sea la Reina la que amadrine la Bandera de nuestros Regimientos o Tercios.

controlador

La Reina Doña Victoria Eugenia entrega la Bandera a la Legión en 1927

El 5 de octubre de 1927 S.M. la Reina Doña Victoria Eugenia entregaba al Tercio su anhelada Bandera bordada con sus manos y ya bañada con la sangre de los legionarios:

‹‹Comprendo y recojo la emoción con que vais a recibir la Enseña de la Patria que añorabais como la mejor recompensa a vuestros servicios; que mi corazón palpita y mis manos tiemblan al desprenderme de ella, que redentora nobleza engendró y engendrará siempre  la ofrenda de la vida a los más altos ideales de la Humanidad, Patria y Civilización, por los que venís luchando, guiados y enardecidos por el nombre evocador y glorioso de España››.

GRA259. CÁDIZ, 17/09/2013.- La Reina Sofía besa la bandera española durante la entrega de la Bandera de Combate al Buque de Proyección Estratégica "Juan Carlos I", en una ceremonia que ha tenido lugar hoy, martes 17 de septiembre de 2013, en el puerto de Cádiz. EFE/Román Ríos

La Reina Doña Sofía besa la Bandera de España

IMG_20160615_140134

Original: Palabras de SM. la Reina Doña Sofía en la entrega de la Bandera al Tercio Duque de Alba (Ceuta-20.IX.1970)

El 2º de septiembre de 1970 la Reina Doña Sofía, continuando con la tradición, amadrinaba la Bandera que se entregaba al Tercio Duque de Alba en Ceuta y que había sido donada por la Hermandad del Cristo de la Buena Muerte de Málaga.

‹‹Cuando la Reina Victoria Eugenia entregó a la Legión su primera Bandera, sabía muy bien que manos la recibían. La que ahora yo os entrego, está enriquecida por el sacrificio de vuestros predecesores y, estoy segura, que todos los días os haréis dignos del depósito de honor que en ella nos legaron, para que así la reciban vuestros sucesores en el futuro. Todavía con más gloria››.

Ahora la Reina Doña Letizia continúa esta tradición tan española y sus palabras en Salamanca son ya parte de la guía espiritual de los Ejércitos. En todos los cuarteles de España se lee: ‹‹Todo por la Patria›› como sentido del espíritu y servicio que guía a los soldados. Nuestra Reina con dos palabras ha explicado el porqué:

‹‹Os necesitamos››.

No hay nada más que decir. Todo está dicho.

Palabras que deberían figurar como artículo primero de todas las órdenes del día:

‹‹Soldados:

S.M. la Reina al finalizar los actos del madrinazgo de entrega de una nueva Bandera al Regimiento de Especialidades nº 11 ha dicho:

‹‹Os animo a que sigáis siendo impecables en vuestra misión. Os necesitamos››.

Soldados, nunca olvidéis las palabras de vuestra Reina.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez